ESENCI@L

Problemas de servicio

34323-the-shop-layout-featuring-some-of-our-ridgeback-and-haro-bikes_1920x1080

(5-2-2015). Tiendas de ciclismo reiteran el “mal servicio” de esta campaña, ya que no sólo continúan las dificultades para hacer reposiciones sino que, según aseguran, siguen a la espera de ciertos modelos programados en verano. Lamentan por todo ello la pérdida de algunas ventas.

“Esto es un desastre no sólo a nivel de reposición sino de programaciones que hicimos con antelación y que todavía estamos esperando”, afirma Andoni López, propietario de Bilbo Bike Sport. El detallista incide en que “todos los proveedores, salvo alguna excepción, echan balones fuera. Tenemos producto programado desde el verano que no llega. Aquí no quiere arriesgar nadie y las tiendas nos vemos obligadas a hacer de almacén. Tienes al cliente esperando por él, pero no puedes hacerlo esperar cuatro o cinco meses porque se cansa”.

También Rubén González, desde Golpe de Pedal, habla de ‘fuga de ventas’: “Se han perdido ventas porque el cliente que va a gastarse cinco o seis mil euros en una bicicleta no está dispuesto a esperar tanto. En su opinión, esta situación se debe a “la mala previsión de los proveedores” y “no es algo nuevo, sino que se repite campaña tras campaña”.

Nuevas medidas de rueda

David Lerma, propietario de Bicicletas Lerma Carraspo, coincide en que “esta temporada hay muchos retrasos en las entregas, pero la verdad es que ya nos estamos acostumbrando porque viene siendo una tónica general de los últimos años”. El minorista sostiene que la aparición de las nuevas medidas de ruedas, 29’’ y 27,5’’, “ha agravado aún más la falta de stock porque ha sido más difícil aún acertar con las previsiones”. Los problemas de reposición, añade, son más acuciantes en los modelos de carbono, algunos de los cuales han tenido una alta demanda.

Desde Bicicletas Borrascas, José Martínez Alhama afirma que “no se puede generalizar, algunas marcas están funcionando bien y otras no”. De estas últimas, comenta que “hay producto programado en verano que no tiene fecha de llegada hasta el mes de abril, un plazo del que los proveedores no nos informaron en el momento de hacer el pedido, sino que te lo comunican más tarde”.

Fabricaciones “justas”

Por su parte, Salvador San Juan, propietario de Alcaber Bike, valora que el problema viene de que “las marca producen lo justo, pasan a fábrica prácticamente el mismo volumen que hemos pedido en programaciones las tiendas, y luego es imposible efectuar reposiciones durante la campaña. Las complicaciones de servicio no afectan sólo a las bicicletas sino a todos los productos”. Según añade, “incluso llamas 15 días después de formular la programación y ya es imposible cambiar o añadir nada”.

El detallista subraya que “como ahora cuesta mucho más que antes vender una bicicleta, las marcas no se atreven a tener stock”. Sin embargo, lamenta que “no paran de abrir nuevos puntos de venta y siempre hay alguna enseña dispuesta a servirles”.


No hay comentarios

Añade el tuyo