FITNESS

La compañía habría vendido 495 millones de dólares en acciones

Acusan a Peloton de ocultar los fallos de seguridad de la Tread+ para vender acciones

tread+ peloton

La cinta Tread+ fue retirada del mercado estadounidense por problemas de seguridad que lesionaron a decenas de niños y causaron una muerte en 2021.

(2-12-2022). Peloton habría sido conocedora de los fallos de seguridad de la cinta Tread+ que acabó provocando una treintena de accidentes y la muerte de un menor de 3 años, pero lo habría ocultado para no comprometer la venta de acciones. Así lo denuncia un inversor de la compañía que acusa a sus directivos de tráfico de información privilegiada.

La larga sombra proyectada por los fallos de seguridad de la cinta de correr Tread+ sigue alcanzando a Peloton, que vuelve a verse inmersa en la polémica un año después de que surgieran numerosos incidentes en los que se vieron implicados menores.

El suceso destapó al menos una treintena de accidentes domésticos provocados por la cinta de correr Tread+, en los que además se tuvo que lamentar el fallecimiento de un menor de 3 años.

Peloton retiró la serie de cintas de correr comprometidas e incluyó un software de seguridad para evitar futuros incidentes, pero no pudo evitar las pérdidas económicas y en borsa que el suceso ocasionó.

Superada la crisis, los fantasmas vuelven a visitar a directivos de Peloton, incluido el ex director ejecutivo John Foley, que han sido demandados por uno de los inversores de la compañía, por “tráfico de información privilegiada”.

Información sesgada

Según el inversor de Peloton, Krikor Arslanian, la compañía habría vendido acciones por valor de 494.687.939 dólares mientras habrían ocultado los problemas de seguridad de la Tread+.

Los primeros accidentes ocurrieron en 2020, cuando una niña de seis años fue arrastrada debajo de la cinta, aunque sin duda lo más trágico fue la muerte de un menor de 3 años en 2021.

En marzo de 2021, Foley abordó públicamente el accidente en una carta a los propietarios de Peloton afirmando que la compañía estaba “al tanto de solo un pequeño puñado de incidentes relacionados con la Tread+ donde los niños resultaron heridos”, pero, por el contrario, la CPSC (Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor) “estaba al tanto de al menos 39 incidentes de lesiones”.

“Mientras que los accionistas externos de la compañía fueron diezmados, a ciertos accionistas internos les fue bastante bien”, afirma el documento judicial, ya que vendieron cuando “el precio de las acciones de Peloton estaba en su máximo histórico, o cerca de él, y con algunas ventas ocurriendo apenas unos minutos, semana o pocas semanas después del incidente del 3 de febrero de 2022, que involucró una lesión infantil catastrófica relacionada con Tread+, y aproximadamente un mes antes de que Peloton revelara públicamente la lesión del niño con Tread+”. La demanda afirma que “Foley vendió 600.000 acciones de Peloton, de su propiedad personal, por ganancias de 76.894.000 dólares estadounidenses”.

El 17 de abril de 2021, la CPSC emitió un comunicado de prensa instando a los consumidores a dejar de usar Tread+ . “El personal de la CPSC cree que Peloton Tread+ presenta riesgos graves para los niños por abrasiones, fracturas y muerte”, afirmó. Peloton cuestionó las afirmaciones de la CPSC y calificó su declaración de “inexacta y engañosa”.

Fallo de seguridad

La demanda establecía que la Tread+ era “especialmente peligrosa debido a su diseño porque el rodillo trasero de la Tread+ en la parte posterior de la banda está completamente expuesto” sin protección trasera ni barra de seguridad. Señaló a las marcas de la competencia, como “Precor y NordicTrack”, que tenían “una protección de plástico o una barra de seguridad en el extremo de los cinturones de las cintas de correr”. En 2019, según la CPSC, hubo un estimado de 22.500 lesiones relacionadas con la caminadora en los EE. UU. y alrededor de 2.000 de estas lesiones fueron en niños menores de ocho años.

“No hay razón para dejar de usar Tread+, siempre y cuando se sigan todas las advertencias e instrucciones de seguridad”, respondió Peloton en un comunicado. Pero el 5 de mayo, en un cambio radical, Foley admitió que “Peloton cometió un error” y retiró el Tread+ en los EE. UU., pero permitió que las ventas continuaran en otros países.

Arslanian afirma en la demanda que mientras iniciaban las ventas de acciones por valor de 500 millones de dólares, los demandados sabían que ciertos productos de Peloton tenían defectos de diseño significativos que podrían provocar lesiones personales graves y catastróficas.

“Al deshacerse de US$494,687,939 de las acciones de Peloton mientras estaban en posesión de información no pública y adversa, los acusados ​​que vendían información privilegiada explotaron su posición en Peloton e incumplieron sus deberes fiduciarios con Peloton”, afirma la demanda, que concluye que “se beneficiaron indebidamente de este incumplimiento del deber fiduciario”.

Foley cofundó Peloton en 2012 y fue director ejecutivo de la compañía durante diez años hasta que el actual director ejecutivo Barry McCarthy lo reemplazó en febrero de 2022. Pasó a ser presidente ejecutivo en ese momento, pero renunció en septiembre de 2022 con el cofundador Hisao Kushi, también incluido en la lista de demandados.

En su punto máximo, Peloton estaba valorada en 50 mil millones de dólares y cotizaba en alrededor de 170 dólares (diciembre de 2021). Hoy, el precio de las acciones de la compañía ha disminuido a 11dólares  y cayendo alrededor del 90% del precio de sus acciones desde el tercer trimestre de 2021.

 


No hay comentarios

Añade el tuyo