FITNESS

Dicen que la medida ayudaría a incentivar la vacunación entre los más jóvenes

Adecaf pide eliminar las mascarillas de los gimnasios para los usuarios vacunados

Reclaman a la Generalitat que flexibilice las restricciones vigentes

Adecaf-presidente-August-Tarragó-2-bis

El presidente de la patronal de las instalaciones deportivas y gimnasios catalanes, August Tarragó, también aboga por ampliar el actual aforo de los centros que ahora sólo pueden acoger en sus instalaciones hasta el 70% de su capacidad total.

(8-9-2021). Adecaf propone a la Generalitat de Cataluña librar de las mascarillas a todos aquellos usuarios de los gimnasios que ya estén vacunados o que puedan presentar un certificado Covid. La patronal confía que con esta y otras medidas se ayude a impulsar la reactivación de un sector muy lastrado por la pandemia al mismo tiempo que se fomenta la vacunación.

Adecaf empieza el nuevo curso de la misma forma que terminó el anterior: negociando con la Generalitat la flexibilización de algunas restricciones que aún afectan a los gimnasios. La patronal del fitness catalán ha trasladado algunas peticiones al departamento de Salud que lidera Meritxell Masó.

Una de las más destacadas es la supresión del uso obligatorio de las mascarillas durante la práctica deportiva. “Trasladamos al Gobierno la posibilidad de que la mascarilla sólo fuera obligatoria para los vacunados mientras circulan por la instalación o están en los vestuarios, mientras que los no vacunados no se la podrían quitar en ningún momento”, plantea el presidente de Adecaf, August Tarragó. Quien presentase el certificado covid, por tanto, podría volver a hacer actividades indoor sin necesidad de mascarilla.

ESTIMULAR LA VACUNACIÓN

Según el máximo responsable de la patronal, Masó no vio con malos ojos esta idea, ya que el Gobierno catalán está buscando estrategias para intentar incentivar la vacunación entre la población no vacunada, y esta medida va en esa línea. Esta y otras propuestas trasladadas por Adecaf están ahora sobre la mesa de la Generalitat, que aún no se ha manifestado al respecto.

Esta propuesta es mucho más ‘light’ que el intento fallido impulsado por hasta cuatro comunidades autónomas distintas de exigir el certificado covid para poder entrar a un gimnasio u otro recinto deportivo. “Nosotros estamos en contra de esto”, precisa Tarragó, que recuerda que esta medida ha sido denegada en distintos tribunales.

RECUPERAR EL HORARIO NOCTURNO

Otro de los frentes abiertos por Adecaf pasa por lograr que el Gobierno catalán permita que los gimnasios, especialmente los 24 horas, puedan volver a su horario nocturno habitual. El pasado 27 de agosto, la Generalitat suprimió el toque de queda en todo el territorio, pero el horario comercial de los gimnasios y demás centros deportivos quedó limitado hasta las 0.30 horas. La patronal entiende que, sin toque de queda, “no tiene sentido” mantener esta restricción horaria.

Adecaf también ha pedido a la Generalitat ampliar los aforos de los gimnasios, que actualmente pueden acoger en sus instalaciones hasta el 70% de su capacidad total. La respuesta obtenida por parte del ejecutivo, sin embargo, fue que no se flexibilizará ninguna medida antes del inicio del curso escolar, previsto para el próximo lunes 13 de septiembre. A partir de entonces, se empezarán a estudiar qué medidas se pueden relajar en distintos sectores.

DESCUENTOS COMO PREMIO

Otro tipo de incentivos que permitirían incentivar la vacunación, a la vez que supondrían un impulso para reactivar la economía, y que Adecaf no vería con malos ojos, sería extender al sector deportivo la propuesta que lanzó ayer la primera secretaria de Salud Pública, Carmen Cabezas, en ‘El Matí de Catalunya Ràdio’: ofrecer descuentos para realizar determinadas actividades a los jóvenes que se vacunen.

Cabezas aseguró que entre las fórmulas que Salud Pública, conjuntamente con otros departamentos como Cultura, está estudiando para incentivar la vacunación, se encuentra la posibilidad de ofrecer descuentos para acudir a teatros, conciertos o albergues. No concretó más detalles, aunque aseguró que se trata de una alternativa que podría ver pronto la luz.

Según ha podido saber CMDsport, por ahora el sector deportivo no se encuentra entre los posibles beneficiarios de este tipo de incentivos, que serían muy bien recibidos por parte de entidades como Adecaf: “Estaríamos muy de acuerdo con una medida de este tipo, que se pudiera por ejemplo pagar la primera cuota de un gimnasio para que alguien se vacune, siempre y cuando el coste lo asuma la administración, que es la primera interesada en que la población vaya a vacunarse”, afirma Tarragó.

Aunque el Gobierno catalán no le ha ofrecido por ahora esa posibilidad al sector deportivo, sí que cuenta con él para divulgar mensajes publicitarios: han contactado con figuras del deporte catalán como Ona Carbonell para que ejerzan como ‘influencers’ y recomienden vacunarse a sus seguidores.


No hay comentarios

Añade el tuyo