Quantcast

FITNESS

El CEO del Grupo Deporocio, José María Aguilar-Amat, pide compensaciones

Advierten que la reducción de la jornada laboral supondrá subir los precios de los gimnasios

Afirma que puede generar "una pequeña crisis de demanda"

jose maria aguilar amat

El CEO del Grupo Deporocio, José María Aguilar-Amat, insiste en la necesidad del diálogo con los sindicatos.

(5-7-2024). El CEO del Grupo Deporocio, José María Aguilar-Amat, considera que la reducción de la jornada laboral supondrá tener que subir los precios en los gimnasios privados y concesionales. Asimismo, afirma que esta inminente medida afectará a todas las empresas que prestan servicios a la administración, por lo que pide compensaciones para paliar el golpe.

El CEO del Grupo Deporocio, José María Aguilar-Amat, lamenta la incertidumbre que se está generando alrededor de la inminente reducción de la jornada laboral que quiere aprobar el Ministerio de Trabajo y Economía Social, liderado por Yolanda Díaz. Esta nueva norma, que está suponiendo un choque entre el Gobierno, los sindicales y las patronales, implicará pasar de las 40 horas semanales a 37,5 horas.

El directivo cree que se trata de una medida “que solo está decidiendo una parte” y critica que “se esté escuchando a las empresas, lo que resulta desalentador y frustrante, ya que supondrá un incremento de los costes salariales”. 

CRISIS DE DEMANDA

Aguilar-Amat avisa que los gimnasios privados y concesionales deberán subir el precio del abono para no tener que absorber completamente un incremento del coste del personal del 6,25%. Según explica, de no hacerlo, se enfrentarán a una pérdida de la rentabilidad. 

Asimismo,  sostiene que esta opción puede derivar en una pequeña crisis de demanda. “La reducción de la jornada no implica una subida de salario y, por lo tanto, se produce una paradoja, ya que las cadenas subiremos las cuotas, pero los usuarios mantendrán el poder adquisitivo porque no cobrarán de más, lo que penalizará la captación, la demanda y la fidelización”, argumenta. “Pero los operadores no podemos absorber todo esto”, añade. 

AFECTACIÓN PARA LOS PRESTADORES DE SERVICIOS

Según expone, las empresas que tienen contratos públicos se verán particularmente afectadas si la nueva ley no incluye la opción de revisar los acuerdos con las administraciones, ya que se recortarán sus márgenes. 

“Debe haber medidas que acompañen a las empresas porque si no, existe el riesgo de que algunas tengan que declarar concurso de acreedores o financiar pérdidas”, opina. “Algunas empresas, por supervivencia, se podrían ver obligadas a tomar decisiones que chocarán con la norma”, avisa.

UN ESCENARIO COMPLICADO

En este contexto, el directivo asegura que tras las subidas de los seguros sociales y del Salario Mínimo Interprofesional, ahora viene otro impacto. “La reducción de jornada incrementa los costes por hora de servicio y esto genera incertidumbre, sobre todo teniendo en cuenta con los contratos son a riesgo y ventura”, reitera, recordando que “la Seguridad Social recaudará más por las horas de más que tendremos que contratar, lo que no es justo si no ser articulan compensaciones”. 

Asimismo, sostiene que esta situación podría derivarse en reclamaciones en los juzgados y en empresas obligadas a financiar pérdidas. “Es un escenario complicado, sobre todo teniendo en cuenta que aún hay cadenas que no han cobrado los reequilibrios prometidos hace cuatro años por la crisis del Covid-19”, indica. 

En esta línea, defiende que la reducción del IVA del deporte es otra de las medidas que el Gobierno podría tomar tanto para los gimnasios de gestión privada como para los contratos de servicios con las administraciones públicas. “Esta medida conseguiría mitigar, y mucho, esta subida de costes”, apunta, insistiendo en que “a las administraciones les facilitaría poder absorber esta subida sin tener que hacer ampliaciones presupuestarias, ya que tendrían un ahorro que les podría permitir incrementar el precio hora de los servicios”.

RELACIÓN CON LOS SINDICATOS

Respecto a la relación con los sindicatos, el directivo aboga por “romper paradigmas” y pide que apoyen quitar las leyes de Desindexación de la Economía y de Contratos Públicos. 

“Los sindicatos son necesarios y siempre hemos tenido muy buena relación con ellos porque somos partidarios del diálogo, de los equilibrios y de que el trabajador cobre lo que debe cobrar, además de estar dado de alta correctamente”, puntualiza. A día de hoy, el Grupo Deporocio presta unos cincuenta servicios deportivos a unas cuarenta administraciones. También es propietaria de Okeymas y Round Training Center.


No hay comentarios

Añade el tuyo