FITNESS

La cadena abrió su segundo centro en Barcelona el pasado julio

Aqua Body Studio, el referente del aquabike en España

Prevé expandirse una vez se consolide la ‘nueva normalidad’

aqua-body-studio-Barcelona-bis

Aqua Body Studio inició su singladura en Barcelona en el año 2016.

(8-10-2020). Aqua Body Studio es la única cadena boutique especializada exclusivamente en ciclismo acuático (aquabike) en España. Cuenta con dos centros. El último lo abrió el pasado mes de julio. Prevén su expansión una vez se consolide la ‘nueva normalidad’.

Nicolás Aubier es el fundador y CEO de la cadena de centros boutique, Aqua Body Studio.

Aqua Body Studio es definida como “una cadena de centros boutique de bienestar y salud especializados en la práctica del ciclismo acuático (aquabike)”, según su fundador y CEO, Nicolás Aubier (Nantes –Francia-, 1982). Esta enseña, la primera que surge en España focalizada en esta actividad, abrió su primer centro en Barcelona, en el Paseo de San Juan número 40, en el año 2016.

Posteriormente, en julio pasado, abrió su segundo establecimiento en la calle Provenza número 154, también de la Ciudad Condal. Nicolás Aubier reconoce que “no tuvimos suerte con el periodo escogido para esa segunda apertura. Y es que, precisamente, fue a coincidir con el rebrote del Covid-19 que vivieron Barcelona y varias ciudades más de su área metropolitana por aquel entonces. No obstante, afrontamos aquel periodo con resignación y tenacidad”.

400 ABONADOS

En estos momentos, los dos centros Aqua Body Studio que la enseña rige en Barcelona siguen a buen ritmo la recuperación de abonados que todo el parque español del fitness está acometiendo. Contabilizan a algo más de 400 abonados que son atendidos por los quince empleados que ocupan.

“Son momentos duros”, reconoce Aubier quien, pese a ello, se muestra confiado en la recuperación del sector alegando que “somos un tipo de negocio que aporta salud a sus clientes, que les relaja física y mentalmente, y que, en nuestros centros, se sienten seguros y muy bien atendidos”.

EL MENOR IMPACTO POSIBLE

Nicolás Aubier, triatleta y participante en pruebas de Ironman en su juventud, recuerda que cuando se propuso impulsar Aqua Body Studio, lo hizo pensando en aportar a los ciudadanos “un tipo de actividad física que les permitiera ejercitarse con el mínimo impacto posible sobre su cuerpo”. Cuando conoció las virtudes del ciclismo acuático (aquabike) vio en esta disciplina, no sólo una modalidad innovadora y diferenciadora en el panorama del fitness, sino también una actividad que permitía, y permite, a quienes la practican obtener una serie de beneficios físicos y mentales”. Según precisa, “el aquabike que realizamos en Aqua Body Studio desarrolla el tren inferior pero lo complementamos con otros ejercicios que permiten desarrollar también el tren superior. El resultado es una experiencia única e intensa de bienestar en todo el cuerpo”.

Aqua Body Studio es, hoy por hoy, la única cadena en España cuya especialización hegemónica radica en el Aquabike.

Aubier subraya que en sus centros “ofrecemos una atención muy personalizada. En estos momentos, las clases colectivas son de ocho personas, pero también existe la opción de realizar sesiones individuales con un entrenador personal”.

A estos servicios se suman los de osteopatía, fisioterapia, masajes, yoga, pilates, entrenamiento personal y coach nutricional.

EXPANSIÓN

En la mente de Nicolás Aubier hay el proyecto de expandir Aqua Body Studio con nuevos centros en Catalunya y España. Sin embargo, precisa que “ésta la acometeremos cuando se supere la actual situación que atravesamos a causa de la pandemia del Covid-19”. Según añade, “los tiempos actuales son de incertidumbre y, con las restricciones que imponen las autoridades sanitarias, el objetivo prioritario es consolidar los dos centros que tenemos. Cuando se consolide realmente la ‘nueva normalidad’ acometeremos nuestro objetivo de crecer”.

Las instalaciones de Aqua Body Studio (juntas suman unos 500 metros cuadrados) han sido adaptadas a las diversas exigencias que determina el escenario Covid-19 en materia de salud, limpieza e higiene.

El grueso de la clientela de la enseña lo conforman mujeres de entre 25 y 50 años, si bien, según apunta el empresario, “paulatinamente vamos registrando cada vez un mayor número de adhesiones de clientes masculinos”.

Aubier concluye señalando la buena penetración que la cadena está teniendo entre los nichos de público de mujeres embarazadas, así como entre personas que necesitan hacer una rehabilitación física, tras haber sufrido una lesión. “El hecho de que el aquabike sea una actividad sin apenas impacto sobre el cuerpo la hace especialmente recomendable entre ese tipo de público”.


No hay comentarios

Añade el tuyo