FITNESS

Cree "insuficientes" los 10 millones anunciados para el deporte

El Ayuntamiento de Barcelona pide más esfuerzo a la Generalitat para compensar a los gimnasios

Gestiona advierte que peligran algunas concesioes

david-escude-y-Josep-Viladot-bis

David Escudé, concejal de deportes del Ayuntamiento de Barcelona (a la izquierda) y Josep Viladot, presidente de Gestiona.

(2-11-20). El Ayuntamiento de Barcelona considera “insuficiente” la ayuda de 10 millones de euros que anunció el pasado jueves la Generalitat de Cataluña para compensar al sector deportivo por el cierre decretado del 29 de octubre al 13 de noviembre.

David Escudé, concejal de Deportes del Ayuntamiento de Barcelona, asegura que afrontan “con mucha preocupación” el cierre del deporte decretado la semana pasada por la Generalitat de Cataluña. Desde el consistorio barcelonés se mantienen a la espera de conocer con detalle cuál es la cifra final a la que pueden optar los centros deportivos de la ciudad.

“Sin ayudas para rescatar al deporte, el sector difícilmente tirará hacia adelante”, reconoce Escudé, que pide a la Generalitat “un esfuerzo mayor” al anunciado.

6 MILLONES DE PÉRDIDAS EN JULIO

“Calculamos que el cierre del mes de julio supuso unas pérdidas de unos 6 millones de euros para el sector solo en Barcelona. A la espera de ver cuánto tiempo durará y la caída de abonados que generará en todas las entidades, este nuevo cierre tendrá un impacto mayor, 10 millones para toda Cataluña nos parecen insuficientes”, añade el concejal.

Como se recordará, el Ayuntamiento de Barcelona anunció que pondrá a principios de este mes de noviembre una línea de ayudas para clubes y entidades deportivas de base de 3 millones de euros. Esta cifra está enfocada a cubrir parte de las pérdidas registradas desde marzo.

Espero que no nos quedemos solos y también lleguen ayudas procedentes del Estado

El consistorio barcelonés, eso sí, no descarta tener que aportar más fondos en un futuro si la crisis del sector se agrava. “Hará falta calcular el impacto que tenga. Sólo espero que no nos quedemos solos, porque no nos llegará para todo. Tiene que haber un trabajo colectivo, también por parte del Estado”, alerta.

PIDEN AYUDA ADMINISTRATIVA

Escudé lamenta que el sector deportivo catalán vuelva a sufrir un tercer cierre en apenas siete meses. “Se nos está señalando como un espacio peligroso cuando está demostrado abiertamente que no lo es”, lamenta.

El concejal de deportes barcelonés no sólo pide al gobierno catalán ayuda económica, sino también administrativa, ya que asume que necesitarán apoyo añadido para volver a equilibrar los presupuestos de los centros deportivos, un trabajo que ya tenían casi terminado. “Solos no podemos asumir toda la crisis del sector deportivo, un ecosistema con muchas empresas y trabajadores que se están viendo ahogadas”, advierte Escudé.

CONCESIONES EN PELIGRO

Los reequilibrios hechos por el Ayuntamiento de Barcelona han permitido salvar algunos gimnasios municipales de la ciudad. Sin embargo, el presidente de Gestiona, Josep Viladot, alerta que “hay operadores municipales de Cataluña cuya continuidad peligra y que están en riesgo de devolver la concesión a sus respectivos ayuntamientos”.

Ese es un desenlace que intentan evitar desde Gestiona, asociación que coordina instalaciones deportivas públicas catalanas. “Intentamos buscar fórmulas con los ayuntamientos para que ningún operador caiga. Existe buena sintonía y predisposición, pero de momento no se ha concretado nada”, señala Viladot.

Confiamos salvar todos los centros para salvar todos los proyectos sociales que hay detrás

El presidente de Gestiona advierte que el sector público ha perdido, de media, un 35% de socios y un 40% de ingresos con respecto al año pasado.

Desde Gestiona esperan lograr sostener la red actual de gimnasios municipales para “salvar todos los proyectos sociales que hay detrás: escuelas de iniciación deportiva, programas de integración social, programas para la tercera edad o programas para gente en paro”.

SE PRESAGIAN  MÁS ERTE

El nuevo cierre sectorial provocará que la mayoría de centros municipales se vean abocados a nuevos ajustes económicos.

El máximo responsable de Gestiona da por hecho que tendrán que llegar algunas medidas dolorosas para recortar los gastos y aumentar los ingresos.

Josep Viladot apunta que “además de aplicar más ERTEs, es probable que haya que subir los precios por encima del incremento del IPC, porque pasarán muchos meses hasta que los centros vuelvan a tener los socios que tenían antes”. El empresario confía que “la ciudadanía acepte invertir algo más para tener más salud”.


No hay comentarios

Añade el tuyo