FITNESS

Sólo permiten la reapertura con un 30% del aforo en espacios interiores

Baleares, Castilla-La Mancha y Extremadura reabren los gimnasios con fuertes restricciones

Seis comunidades del Estado siguen pendientes de la reapertura

reapertura-gimnasios-en-baleares-bis

Desde los gimnasios del archipiélago balear se critica que se quiera “salvar la temporada turística” y se impongan a los centros deportivos unas restricciones que, a pesar de que les permiten abrir, suponen un ahogo económico muy importante.

(15-2-2021). Baleares, Castilla-La Mancha y Extremadura siguen el ejemplo de Cataluña y permiten la reapertura de los gimnasios. Las tres comunidades, eso sí, lo hacen con unas fuertes restricciones que incluyen un máximo del 30% de su aforo habitual en espacios interiores.

El descenso del elevado número de casos de Covid-19 registrado durante la tercera ola de la pandemia ha provocado que algunas comunidades autónomas hayan empezado a apostar por una leve flexibilización de las medidas impuestas para doblar la curva de contagios.

Diez comunidades empezaron el mes de febrero con una parte o la totalidad de sus gimnasios cerrados. Dos semanas después, son seis los territorios -Asturias, Aragón, Castilla y León, Comunitat Valenciana, Galicia y Canarias- que mantienen vigentes los cierres.

AFOROS LIMITADOS

Las cuatro comunidades que los han podido dejar atrás, eso sí, obligan a sus centros deportivos a limitar los aforos de sus espacios interiores a un tercio. En el caso de Extremadura, además, se limita el horario desde las siete de la mañana a las seis de la tarde.

Cataluña, la primera comunidad que decretó el cierre de los gimnasios y los centros deportivos durante la tercera ola, fue también la primera en anunciar su reapertura. Los gimnasios catalanes pudieron reabrir el lunes de la semana pasada, día 8 de febrero, con un 30% de su aforo habitual en espacios cerrados y piscinas; un 50% en espacios exteriores, el uso de mascarillas y con los vestuarios limitados a los usuarios de las piscinas.

POLÉMICA FLEXIBILIZACIÓN EN MALLORCA

El Gobierno de Baleares publicó en el BOIB las medidas que deben cumplir los centros deportivos de Mallorca para poder volver a abrir sus puertas. El decreto consta de cinco puntos que entraron en vigor este fin de semana y que se mantendrán, como mínimo, hasta el próximo 28 de febrero.

El punto principal es el regreso de las actividades indoor. Eso sí, con matices: sólo se podrán utilizar para realizar actividades dirigidas suaves con un 30% del aforo de la sala hasta un máximo de seis personas, que deberán mantener distancia de seguridad y usar mascarilla en todo momento.

Las actividades ‘suaves’ permitidas en las salas indoor son las siguientes: yoga; pilates; stretching; body art; body-balance; fit flow; corrección e higiene postural hipopresivos; mindfulness; core; abdominales; meditación; espalda sana y conciencia corporal.

Las actividades outdoor estarán permitidas con un 50% del aforo habitual. La sala de fitness permanecerá cerrada hasta marzo. Sólo se permiten dos excepciones: su uso para entrenamiento personal o como sala de actividades suaves.

Las piscinas podrán abrir con dos personas por carril hasta un máximo de 16 personas.

DECLARACIONES “INDIGNANTES”

Los vestuarios permanecerán cerrados, tanto para los usuarios de la piscina como para el resto de actividades, un punto que ha indignado a muchos operadores de la isla. “Nos dijeron que quien vaya a la piscina tendrán que cambiarse como en la playa”, explica a CMDsport el responsable de un centro deportivo de Mallorca.

Desde el sector se critica que se quiera “salvar la temporada turística” y se impongan a los centros deportivos unas restricciones que, a pesar de que les permiten abrir, suponen un ahogo muy importante. “Abrir con estas condiciones es ampliar la sentencia de muerte. Son unas condiciones para que estemos contentos, para decir que estamos cerrados y que tenemos restricciones. Habrá que ver qué pasa con las ayudas al no ser un cierre total”, expone la fuente consultada.

Lo que peor sentó al gremio en las Baleares, sin embargo, fueron las polémicas declaraciones de la presidenta autonómica, Francina Armengol, que el viernes respondió a las críticas de las patronales afectadas con unas declaraciones en las que señalaba al sector.

“Las actividades donde más riesgo de contagio se produce son en los interiores de espacios como los de la restauración y los gimnasios, y por eso los mantenemos cerrados”, aseguró Armengol.

Una afirmación rotundamente falsa, ya que todos los informes sobre la incidencia del Covid-19 publicados por el Ministerio de Sanidad Español han confirmado que el deporte registra una incidencia residual de casos. Los últimos datos compartidos por el ejecutivo, del mes de noviembre, arrojaron un índice de incidencia sobre el acumulado de brotes totales del 0,52% y del 0,41% sobre el total acumulado de casos.

SEIS COMUNIDADES PENDIENTES DE REABRIR

Las seis comunidades que aún mantienen gimnasios cerrados han fijado distintas fechas para poder proceder a su reapertura.

Galicia fijó el cierre hasta este miércoles, día 17. Su presidente, Alberto Núñez Feijóo, anunciará hoy un levantamiento de restricciones en la comunidad. No ha concretado, eso sí, si entre las medidas planteadas se incluirá la reapertura de los gimnasios.

En Asturias, el Principado ha fijado diferentes calendarios en función del concejo que se trata. En el caso de Gijón, por ejemplo, el cerrojazo se prolongó hasta el 20 de febrero.

El Gobierno Canario decidió el pasado jueves mantener los niveles de alerta en casi todas las islas. Eso supone que los gimnasios de dos islas, Lanzarote y Gran Canaria, permanecerán cerrados hasta el 22 de febrero.

Castilla y León, por su parte, mantendrá el cierre del sector deportivo hasta, al menos, el 23 de febrero. “Hablar de desescalada es muy, muy, muy arriesgado”, advirtió la consejera de sanidad de esta comunidad, Verónica Casado.

También hasta el día 23 se mantendrán cerrados los gimnasios de La Rioja.

LA COMUNIDAD VALENCIANA Y ARAGÓN, HASTA MARZO

La Comunidad Valenciana extendió la semana pasada el cierre del sector deportivo hasta el 1 de marzo. En ese momento comenzaría una desescalada gradual y lenta de las medidas con el objetivo de evitar una cuarta ola de la pandemia del coronavirus.

En el caso de Aragón, mantiene cerrados hasta el 4 de marzo los centros deportivos de tres municipios: Alcañiz, Calatayud y Teruel. El resto de territorios pueden mantener abiertos sus gimnasios con un aforo del 30%; el uso obligatorio de mascarillas; grupos de un máximo de cuatro personas y vestuarios y duchas abiertos con un aforo del 30%.

Finalmente, la Junta de Andalucía anunció el pasado viernes que aún no contempla una flexibilización de las medidas. La comunidad seguirá con las mismas normas, de forma que los gimnasios sólo podrán reabrir si sus municipios se sitúan por una tasa acumulada durante 14 días de menos de 1.000 casos por cada 100.000 habitantes.

 


No hay comentarios

Añade el tuyo