FITNESS

Los gimnasios de Tenerife, obligados a exigirlo

El certificado Covid-19 pone en alerta al fitness canario

Macrofit-gimnasio-bis

Responsables de MacroFit temen que la medida que actualmente sólo afecta a uno de sus centros pueda acabar afectando a los centros de Gran Canaria.

(27-7-2021). Los gimnasios y centros deportivos de Tenerife están obligados a pedir a sus usuarios un certificado covid para permitirles el acceso a sus instalaciones. Una nueva regla que por ahora sólo se aplica en esta isla, pero que cadenas como Macrofit temen que se puedan extender al resto.

El Gobierno canario exige, desde ayer, un certificado Covid-19 para poder entrar a los centros deportivos y a los restaurantes en las islas en riesgo extremo. A día de hoy, sólo Tenerife se encuentra en el nivel 4 de alerta, que exige restringir el aforo de los espacios interiores al 33% y añade, desde esta semana, aportar una prueba que demuestre que todos sus ocupantes tengan una certificación de que ya están vacunados, que han pasado la enfermedad o que poseen una prueba diagnóstica negativa.

La medida no ha gustado nada a los sectores afectados que, pese a estar alertados de la posibilidad de tener que exigir esta prueba desde el pasado viernes, no fue hasta ayer cuando vieron la medida publicada en el Boletín Oficial de Canarias (BOC). “Por suerte, habíamos avisado sobre esta posibilidad a nuestros usuarios, aunque teníamos dudas sobre cuánto tiempo estaba vigente un test negativo o si había que escanearlo o guardarlo”, explican a CMDsport fuentes de Macrofit.

OBLIGADOS A CONGELAR CUOTAS

“La medida nos afecta bastante, porque aunque haya un alto porcentaje de población vacunada, no todo el mundo tiene la pauta completa. Congelaremos cuotas para aquellos clientes que aún no cumplan los requisitos”, anuncian desde la cadena.

Desde Macrofit reconocen que aún es pronto para conocer el alcance que puede tener esta medida. De entrada, porque está en marcha desde ayer, cuando ya recibieron algunas quejas dirigidas a la gestión del ejecutivo. Luego, porque no saben hasta cuándo durará -“esperemos que el nivel 4, que se renueva cada semana, sea temporal y no se alargue más allá de tres o cuatro semanas”, admiten-, y también por la posibilidad que se extienda a otros territorios que por ahora están en el nivel de alerta 3.

La medida afecta, por ahora, a sólo uno de los ocho centros que tiene la cadena en el archipiélago, el de Tenerife La Laguna. Eso sí, temen que viendo cómo puede evolucionar el ritmo de contagios esta semana, el próximo jueves el gobierno pueda ampliar esa medida a la isla de Gran Canaria, donde tienen cinco centros.

HABILITAN UN CORREO ESPECÍFICO

Para evitar colas en la recepción del centro La Laguna, en Macrofit han habilitado un correo específico al que sus usuarios pueden mandar los documentos acreditativos (en formato pdf). La enseña ha designado a una persona que se encargará exclusivamente de atender a estos usuarios y de gestionar el sistema de reservas para que puedan utilizar las instalaciones del centro.

En el caso de que el usuario no pueda o se olvide de mandar el correo con el correspondiente certificado Covid-19, podrá dirigirse a la recepción del centro, donde limitarán la presencia de usuarios a aquellos que puedan acreditar el certificado e impedirán a los que no lo tengan hacer uso de la instalación.

Tanto el sector deportivo como el de la restauración lamentan que el Gobierno canario no haya habilitado un sistema de lectura de los códigos QR que pueda verificar electrónicamente el certificado. En su lugar, tienen que limitarse a leer los documentos en pdf, sin saber si son totalmente fiables o puede haber algún tipo de engaño por parte del usuario. “Las empresas llegamos donde podemos, si hay alguna trampa, no es nuestra competencia. No podemos actuar como policías”, precisan.

Una de las peticiones que el fitness ha hecho al Gobierno canario es saber si deben exigir este certificado a los menores de 18 años, ya que no lo precisan. A la espera que Sanidad resuelva su duda, interpretan que podrán hacerlo sin certificado, ya que a diferencia de la restauración, deben ir con mascarilla en todo momento en los espacios interiores.

DATOS DE VACUNACIÓN BAJOS

La solución, a corto plazo, es redirigir a los usuarios que no cumplan con los requisitos hacia las clases online para que puedan entrenar desde casa. Aunque el uso del certificado asegura que todos los usuarios de los centros deportivos han pasado el virus, están vacunados o han dado negativo, a corto plazo obligará a muchos centros deportivos a no poder admitir a muchos usuarios jóvenes hasta dentro de unas semanas, o incluso, meses.

A fecha de ayer, Canarias era la segunda comunidad autónoma española con un menor porcentaje de población inmunizada, un 55,8%.

Especialmente bajos son los datos de población de los grupos de menos de 50 años, que son los que aportan el gran grueso de usuarios a los gimnasios: un 1,2% en los jóvenes de entre 12 y 19 años; un 14,6% para la franja de 20 a 29; 31,8% para la de 30 a 39; y 64,3% para la de 40 a 49.


No hay comentarios

Añade el tuyo