FITNESS

Su incidencia sobre la atención y la memoria

Comparativa: ejercicio aeróbico versus cafeína

Comparan los efectos del ejercicio aeróbico y la cafeína en la memoria

Las caminatas rápidas, incluso si son cortas de 20 minutos, pueden proporcionar a la capacidad de memoria tanta energía como una taza de café. Imagen: Freepik.

(14-2-2020). Especialistas de la Western University de Ontario, en Canadá, han comparado los efectos del ejercicio físico y la ingesta de cafeína sobre la memoria. El estudio investiga cuál es el más efectivo y recomendable.

Investigadores de la Western University de Ontario (Canadá) reconocen que la cafeína y el ejercicio mejoran por separado ciertos aspectos de la cognición y la memoria, como la atención y el estado de alerta. Pero ambos nunca se habían comparado frente a frente hasta que el Laboratorio de Psicología del Ejercicio y la Salud de ésta Universidad lo ha decidido investigar.

Las caminatas rápidas, incluso si son cortas de 20 minutos, pueden proporcionar a la capacidad de memoria tanta energía como una taza de café.

De hecho, ese mismo estudio reciente, mostró que el ejercicio también puede reducir los efectos negativos de la abstinencia de cafeína como dolores de cabeza, fatiga y mal humor.

El estudio lleva por título ‘Efectos de la cafeína y el ejercicio aeróbico agudo sobre la memoria de trabajo y la abstinencia de cafeína’. Sus conclusiones se han publicado en Nature Scientific Reports. El director del Laboratorio, Harry Prapavessis, junto con la estudiante graduada Anisa Morava y el ex alumno Matthew Fagan, han dirigido la investigación,

El estudio

La memoria de trabajo es la capacidad de almacenar y manipular información como, por ejemplo, recordar artículos en una lista de compra después de acudir a la tienda.

Los investigadores probaron una sesión de ejercicio aeróbico, esencialmente una caminata rápida de 20 minutos en una cinta de correr contra una dosis de cafeína, equivalente a aproximadamente una taza de café, para mejorar la memoria.

Descubrieron que la caminata rápida era mejor que la cafeína. Los resultados fueron equivalentes tanto en consumidores que no consumen nunca cafeína como en aquellos que sí la toman.

Conclusiones

“Las personas sanas que toman dos tazas de café al día generalmente están bien en el sentido de que no afectará negativamente a la mayoría de sus funciones fisiológicas. Sin embargo, para poblaciones especiales, el consumo de cafeína puede ser problemático y debería limitarse o reducirse”, explica Morava.

Estas poblaciones especiales incluyen personas con ansiedad o  embarazadas, por ejemplo. Las personas que consumen mucha cafeína, (más de cuatro tazas de café al día), también corren mayor riesgo de sufrir algunos de los efectos negativos de la cafeína. La práctica de ejercicio aeróbico puede ayudar a sustituirla.

Más información sobre el estudio en Western University de Ontario


No hay comentarios

Añade el tuyo