FITNESS

Estará disponible en el mercado español a mediados de julio

Compex lanza el primer electroestimulador inalámbrico

(17-6-2011). La marca perteneciente a DJO Global ha presentado esta semana en primicia mundial en Lausanne (Suiza) su última creación: la nueva generación de electroestimuladores musculares Compex Wireless, la primera del mundo basada en la tecnología inalámbrica. El aparato sin cables estará disponible en España a partir del próximo mes, a un precio de 1.250 euros.

Veinticinco años después de lanzar al mercado el Compex original, la enseña da un paso más en el campo de la electroestimulación, presentando el primer dispositivo sin cables del mercado, una innovación que, según la marca, posibilita un uso más cómodo y regular del aparato, mejorando así el rendimiento.

Para suprimir la dependencia de los cables, Compex ha desarrollado una tecnología inalámbrica que comunica el dispositivo con hasta cuatro estimuladores a la vez. Cada módulo está dotado de una pequeña batería recargable con una vida útil de unos tres o cuatro años, y se puede comunicar con el dispositivo aunque éste se encuentre a dos metros de distancia. Cada elemento es guardado en una estación de carga que permite recargar permanentemente las baterías de los módulos y del dispositivo.

Entrenamiento personalizado en la palma de la mano
La tecnología sin cables permite trabajar con la electroestimulación antes y después de la actividad física, como ya venían haciendo los demás dispositivos Compex, además de posibilitar su uso durante el ejercicio, acortando y optimizando de este modo el tiempo de trabajo necesario.

El Compex Wirelless ha sido concebido como un entrenador personal, en respuesta “a la mayor exigencia de los consumidores que, además de ir al gimnasio contratan programas de entrenamientos personalizados para optimizar el tiempo que dedican al deporte, puesto que vivimos en una sociedad en la que no es fácil encontrar tiempo para hacer ejercicio”, comenta Valère Vriz, International Business Director de Compex. Con el objetivo de combinar la electroestimulación con el entrenamiento voluntario, el dispositivo integra 50 programas disponibles en la página web de Compex para trabajar las diferentes rutinas. Una pantalla LCD a color permite acceder directamente a la información recogida, así como consultar directamente la colocación de los electrodos.

Otra innovación que incorpora es la tecnología muscle intelligence, integrada en cada uno de los cuatro módulos que, a través de la función mi-SCAN, ajusta automáticamente la configuración del electroestimulador a las particularidades de cada músculo.

Disponible en julio
El Compex Wireless estará disponible en el mercado francés y español a mediados de julio, puesto que se tratan de los mercados más importantes para Compex. A partir de septiembre se procederá al lanzamiento a nivel mundial. Cada aparato se comercializará a un precio de 1.250 euros, unos 200 euros más que el importe del último lanzamiento. Un incremento que la marca considera “lógico” teniendo en cuenta el avance obtenido. Para estimular la venta, Compex ha desarrollado una campaña de publicidad bajo el eslogan No Limits y diversos programas de formación para los detallistas.


No hay comentarios

Añade el tuyo