FITNESS

Cómo convertir la vuelta al gimnasio en un éxito

Cómo convertir la vuelta al gimnasio en un éxito

Es recomendable regresar con calma a los hábitos deportivos y buscar una actividad que encaje en nuestros intereses y gustos.

(14-1-2022). Cada enero los gimnasios se llenan de personas dispuestas a cambiar su estilo de vida, pero, ¿qué es de ellas unas semanas después? Gympass te da las claves para cumplir uno de los propósitos de año nuevo que más veces repetimos: regresar al gimnasio.

El primer mes del año suele ser uno de los más concurridos para los gimnasios, ya que se percibe como una oportunidad ideal para replantearnos el año que apenas comienza y proponernos hacer algunos cambios de calado: aprender inglés, cambiar de trabajo o tener un estilo de vida más activo.

Pero, a veces, la fuerza de la rutina y los inconvenientes que suponen estos cambios acaban echando por tierra nuestras mejores intenciones. ¿Cómo evitar que esto nos pase en 2022?

Consejos

La plataforma de bienestar Gympass nos da las claves para empezar el año con la mentalidad adecuada y lograr que la vuelta al gimnasio sea un éxito rotundo:

  1. Regresa con calma a tus hábitos: Tanto si vas a empezar en un gimnasio por primera vez como si simplemente te has tomado un descanso y ahora lo retomas, es importante tener en cuenta que ningún cambio significativo se logra en una sola sesión. Tómate tu tiempo para habituarte a la práctica de deporte y asegúrate que no te estás excediendo, porque podrías acabar exhausto antes de acostumbrarte a la práctica del deporte y que acabe generándote rechazo la idea de ir al gimnasio. Además, el riesgo de lesiones es mayor si no estás habituado al deporte o llevas tiempo sin practicarlo.
  2. Busca un deporte que encaje contigo: Lejos han quedado los días en los que para practicar deporte había solo unas pocas opciones al alcance de la mano. Actualmente podrás encontrar todo tipo de gimnasios y modalidades de deporte y entrenamientos, de modo que cada persona encuentre la opción que más les encaje. Clases grupales, lecciones de boxeo, aquagym, Pilates, CrossFit… Las opciones son casi infinitas, y el poder probar distintas disciplinas y centros es clave para que encuentres al fin tu deporte favorito.
  3. Integra el deporte en tu rutina: El hacer ejercicio no puede suponerte un gran sacrificio, porque si no será solo cuestión de tiempo que lo dejes de lado. Tenlo en cuenta a la hora de elegir gimnasio y disciplina. Un establecimiento ubicado cerca de tu trabajo o tu casa, y que te resulte cómodo, es clave para conseguir la consistencia que necesitamos a la hora de practicar deporte.
  4. Asegúrate de descansar: Cuando hacemos ejercicio, le estamos pidiendo a nuestro cuerpo que realice un esfuerzo extra para obtener unos resultados determinados. Pero para que nuestro cuerpo pueda reflejar ese trabajo duro, también hay que cuidarlo. En este sentido, tenemos que aprender a desconectar y descansar, durmiendo un mínimo de siete horas, y descansando la mente lo suficiente. En ese mismo sentido, podemos recurrir a un gimnasio con spa, que nos ofrezca servicios tras el entreno para “resetear” tanto el cuerpo como la mente, como la sauna, el baño turco o la hidroterapia.
  5. Haz que sea divertido: Recuerda, si haces deporte, es para sentirte bien contigo mismo, mejorar tu salud y mantenerte activo. En ningún momento el deporte debe convertirse en obligación. De modo que, cuando sientas que tu deporte de preferencia te aburre, es que es hora de un cambio; no temas probar nuevas modalidades o realizar actividades grupales que renueven tu compromiso con el bienestar y el deporte.
  6. No pienses en objetivos cortoplacistas: Olvídate de buscar entrenamientos milagrosos o ejercicios con los que, por arte de magia, quemar la grasa abdominal y destapar un six pack de escándalo. Entiende que esas cosas llegan con el tiempo, con mucha constancia y una cierta dedicación, y no te estreses con llegar a ese punto inmediatamente, porque quizás no sea realista. Sobre todo, ten presente que tanto tu entrenamiento como tu nutrición deben adaptarse a ti, a tu rutina, tus objetivos a largo plazo y tus circunstancias. Y no al revés.
  7. Si sientes que te has atascado, pide ayuda: Si aun así sientes que no estás alcanzando los objetivos que deseas, no dudes en consultarlo con expertos. Pide ayuda en tu gimnasio a los monitores y entrenadores personales, ellos han recibido formación especializada y sabrán orientarte mejor que cualquier otra persona.

Más información en Gympass


No hay comentarios

Añade el tuyo