FITNESS

La polémica está servida

Crece en las redes sociales el fenómeno Fit Moms

Fit Moms

(1-7-2016). No sin polémica crece en las redes sociales, y especialmente en Instagram, el fenómeno de las Fit Moms, una comunidad de embarazadas o madres recientes adictas al gimnasio y al ejercicio físico.

Las llamadas Fit Moms se han convertido en una comunidad online con un número creciente de seguidores y detractores. Se define así a aquellas mujeres embarazadas o que acaban de ser madres y que practican exigentes entrenamientos durante los meses de embarazo y los comparten con el mundo en sus redes sociales.

De hecho el hashtag #fitmom acumula más de ocho millones de publicaciones y continúa creciendo. Las Fit Moms muestran imágenes de sus cuerpos fibrosos y barrigas pequeñas, dos requisitos indispensables para pertenecer a la comunidad.

Fit Moms famosas

Como casi siempre, el fenómeno se inició a través de mujeres famosas como Elsa Pataky, Giselle Bundchem, Kourtney Kardashian o Hilaria Baldwin y posteriormente se han ido apuntado mujeres anónimas de todo el mundo.

Una de las protagonistas es Emily Breeze Ross. Su nombre copó los titulares de numerosos medios estadounidenses hace un par de meses después de que publicase en su cuenta de Instagram un vídeo en el que levantaba pesas de 45 kilos estando embarazada de ocho meses. Breeze es entrenadora personal, ha sido dos veces campeona de CrossFit y no dudó en continuar con sus duros entrenamientos a dos semanas de dar a luz. Aunque muchos de sus seguidores le escribían comentarios de ánimo y admiración en sus publicaciones, la polémica no se hizo esperar y muchos la criticaron llamándola egoísta.

Otra cualidad básica e imprescindible para ser una Fit Moms es recuperar rápido la figura después de dar a luz y compartirlo paso a paso en Internet. Es el caso de Sia Cooper, cuyas imágenes se hicieron virales tras recuperar sus abdominales una semana después del parto.

Otra de estas ‘celebrities de la maternidad deportiva es Chontel Duncan. Con casi 600.000 seguidores en Instagram, su historia recorrió las redes sociales después de que publicara una foto junto a otra amiga también embarazada. La comparación del tamaño de la barriga de ambas no tardó en hacerse viral. El vientre de Duncan era llamativamente mucho más plano y aún era posible percibir en él sus abdominales a pesar de encontrarse en la recta final del embarazo.


No hay comentarios

Añade el tuyo