FITNESS

Desembarca en el País Vasco con la mira puesta en el norte y centro del país

Cross Funcional30 amplía sus horizontes de expansión

crossfunciona30

Cross Funcional 30 ha abierto en Irún su quinto centro en España.

(13-4-2021). La cadena catalana Cross Funcional30 conquista nuevos territorios y abre su primer centro en el País Vasco. Un primer paso en el norte de España, donde estudia seguir expandiendo su huella, así como en Catalunya y en Madrid.

Cross Funcional 30 completa la primera de las aperturas que ha previsto para este 2021. Un proyecto con el que la cadena catalana aterriza en el País Vasco, ampliando su huella por la geografía española, en la que hasta el momento tenía presencia en Catalunya y en la Comunitat Valenciana.

El nuevo club abrió sus puertas ayer lunes, 12 de abril, en la céntrica calle San Marcial de Irún, junto a la plaza del Ayuntamiento, de la mano del franquiciado Iñaki Alzaga. Tiene una superficie de 200 m2 y capacidad para 150 clientes, siguiendo el modelo fijado por la franquicia.

La franquicia de Cross Funcional 30 plantea centros de entre 200 y 250 m2 de superficie con capacidad para 150 clientes, siendo una muestra este nuevo centro en Irún. Sin embargo, la cadena se encuentra trabajando en un modelo con el doble de capacidad, que podría testar durante este 2021.

Expansión nacional

Se trata del quinto club de la cadena especializada en entrenamiento funcional y su cuarta franquicia, tras las abiertas en Terrasa, Alicante y Barcelona. Ahora, la enseña impulsada hace ya siete años por el entrenador y nutricionista Javier Ureña, tantea el terreno para seguir expandiendo la marca boutique por nuevos territorios nacionales.

Entre sus planes más inminentes, se encontraría dar una segunda vida al centro ubicado en la localidad barcelonesa de Cerdanyola del Vallés, el cual abrió sus puertas en febrero de 2020 pero acabó cerrando meses después en plena pandemia por problemas personales de los franquiciadores. Sobre este proyecto, Ureña confirma a CMDsport estar en conversaciones con posibles interesados en reabrir la franquicia próximamente.

También se encuentra en fase activa de búsqueda de locales para implantar Cross Funcional30 en Madrid, así como en Cantabria, donde podría desembarcar pasado el verano.

Niveles pre-pandemia

Ureña valora muy positivamente la evolución de los centros Cross Funcional 30 en el arranque de este 2021, registrando desde febrero un “importante aumento de clientes”, que situaría sus cifras en niveles pre-pandemia.

El estallido del Covid19 supuso para la cadena una “fuerte pérdida de usuarios que no se sintieron cómodos con los entrenamientos online”, apunta el fundador de la cadena, quien señala que a día de hoy “hemos podido recuperar un 25% de los que se desapuntaron, porque muchos ya han expresado su intención de esperar a que la pandemia pase”. Sin embargo, la llegada de nuevos clientes está compensando a fuga de los antiguos usuarios, encontrándose actualmente los centros “en cifras muy similares a antes de marzo de 2020”.

Para Ureña, la propuesta que ofrecen los centros de entrenamiento boutique “está siendo una respuesta a las necesidades actuales de unos clientes que no se sienten seguros entrenando en espacios con gran afluencia de usuarios -aunque el aforo sea del 30%- y que cada vez valoran más el servicio personalizado”.

Apunta además a que el precio no ejerce de barrera. “Nuestro pack de precio más elevado es el plan completo que incluye estudio antropomédico, plan de entrenamiento y nutricional, valorado en 90 euros y que ahora ofertamos a 80 euros, que está siendo el demandado por la mayoría de las nuevas altas”.

Evolución del método

Los centros Cross Funcional 30 funcionan con todas las medidas antiCovid en marcha aunque el aforo reducido no ha supuesto un cambio para este modelo de negocio que ya contempla grupos reducidos de trabajo. Con una capacidad de entre 150 y 200 clientes, más cercana a 100 en los meses de pandemia, los centros presentan “una estructura de costes operativos mensuales muy bajos, lo cual nos permite funcionar con una alta rentabilidad”, destaca Ureña.

El entrenador se encuentra evolucionando su modelo de entrenamiento que sirve como base de Cross Funcional 30, en el que ha introducido un cambio de protocolo para los entrenamientos de fuerza, en el que “hemos sustituido la referencia de las repeticiones por la variable del tiempo”. Un nuevo enfoque que se está aplicando desde febrero en los socios de nivel medio-alto, con resultados “muy positivos”, valora.

El método de Cross Funcional30 se cimenta sobre el entrenamiento funcional, combinando ejercicios en un circuito de alta intensidad interválico con un circuito de tonificación muscular, cuya duración total no excede los 30 minutos. Los entrenamientos son monitorizados continuamente a través de pulsómetros, que derivan los datos de cada sesión a la app. El entreno físico se complementa con un plan de nutrición y control de peso corporal mensual que se realiza mediante un estudio antropométrico.


No hay comentarios

Añade el tuyo