FITNESS

Conclusiones del proyecto conjunto entre Coplefc y Universidad de Vic

Demuestran que el ejercicio físico mejora la salud mental

salud mental coplefc

(17-2-2022). Un estudio liderado por la Universidad de Vic y el Coplefc ha demostrado la relación entre la práctica de ejercicio físico regular y la mejora de la salud mental en pacientes hospitalizados.

La práctica regular de ejercicio físico promueve una mejora de la salud mental en pacientes con trastornos mentales graves, tales como trastornos psicóticos, trastornos depresivos mayores y trastornos bipolares.

Es la principal conclusión que se desprende del programa iniciado por la Universidad de Vic-Universidad Central de Catalunya y el Colegio de Profesionales de la Actividad Física y el Deporte de Catalunya (Coplefc), en el que se constata de forma empírica una mejora de la salud mental atribuible a la práctica de ejercicio físico, además de la ya probada mejora de la condición física, el hábito deportivo y la percepción subjetiva de la salud.

El programa

El programa es el resultado del análisis previo de los estudios de evidencia científica, a partir de los cuales se propuso una intervención de cariz motivacional centrada en la actividad física, con el objetivo de determinar la incidencia de este estilo de vida saludable de forma aislada.

Concretamente, el estudio propone analizar y constatar cuál es el efecto de la práctica de actividad física regular y saludable considerando tres variables: el nivel de actividad física, el estado de ánimo y la percepción de la salud general.

El análisis se lleva a cabo mientras los pacientes están hospitalizados, usando como herramientas de medición el cuestionario IPAQ-cort (International Physical Activity Questionnare, versión corta), la escala analógica de estado de ánimo y la escala analógica de percepción general de salud, tanto al inicio como al final de la participación (con alta hospitalaria) y también semanalmente, para ver la progresión.

La fecha de inicio fue el 25 de octubre del pasado 2021, con una participación hasta ahora de 43 personas, que suponen el 51% de las ingresadas, con una distribución por sexos del 64-36% entre hombres y mujeres, de una media de edad de 39 años y con una estancia hospitalaria (también de media) de 41 días.

El protocolo de trabajo tiene carácter semanal, con grupos como máximo de 8 personas, y contando con su participación a la hora de organizar las actividades, ya que se pide cuáles son las preferencias de modalidades de actividad física y deportiva posibles. En todos los casos, los pacientes participantes deben ser derivados desde psiquiatría como requisito previo.

Para las sesiones se usa material sencillo como pelotas de goma, colchonetas o gomas elásticas. Se realiza un trabajo aeróbico, durante tres días a la semana, en sesiones de 45-60 minutos, fundamentadas en la resistencia cardiorrespiratoria, la fuerza muscular, el equilibrio y la coordinación.

Conclusiones

Entre las conclusiones iniciales obtenidas destaca el alto grado de adherencia en el programa, puesto que la tasa de abandono se ha situado en 9 personas, que han alegado en su marcha fatiga, malestar, somnolencia, falta de energía y falta de motivación.

Debido a esta adherencia, los participantes en el programa han pedido en “numerosas ocasiones” alargar la duración i/o la frecuencia de las sesiones, demandando pasar a una frecuencia diaria.

Asimismo, se ha observado una estimulación y un incremento de la capacidad motivacional de los propios participantes hacia otros pacientes a incorporarse a la rutina deportiva. Además del traslado de los beneficios de la práctica deportiva al plano personal, manifestando querer mantener la actividad física después del alta hospitalaria.

Herramienta potente

Se trata de unos hallazgos muy positivos y más si se tienen en cuenta las palabras de Anna Puig, doctora en CAFE por la Universidad de Bristol y docente e investigadora de la Universidad de Vic, la cual afirma que “después de la pandemia, aumentarán los casos y la gravedad de las enfermedades mentales”. Asimismo, pone el acento en que “la actividad física permite disfrutar y socializar”, lo que la convierte “en una de las herramientas más potentes para mejorar la salud física y el estado de ánimo de las personas”.


No hay comentarios

Añade el tuyo