FITNESS

Sigue el ejemplo de Holmes Place y acude a la SEPI

DIR pide 25 millones de euros al Estado para sanear los estragos de la pandemia

Ramón-Canela-fundador-de-DIR-2-bis

El fundador de la cadena de gimnasios DIR, Ramon Canela, explicó el lunes pasado en ‘TV3’ que la pérdida es el equivalente a los meses de cierre. “Facturábamos 50 millones y nos han cerrado cinco o seis meses, ya puedes hacer números”, contó.

(22-4-2021). Las dificultades económicas generadas por la pandemia han obligado a los gimnasios DIR a pedir al Estado un rescate de 25 millones a través de la Sepi. Esta cantidad se sumaría al préstamo participativo de 2,6 millones que el grupo recibió de la Generalitat el pasado diciembre.

La falta de liquidez que sufre el grupo DIR ha obligado a la cadena catalana de gimnasios a pedir un préstamo de 25 millones al SEPI (Sociedad Estatal de Participaciones Industriales), la empresa pública del Gobierno central que ha habilitado un fondo especial de 10.000 millones de euros para empresas muy perjudicadas por el Covid-19.

Esos 25 millones son, de hecho, la cantidad mínima que se puede solicitar de este fondo especial habilitado durante la pandemia.

DEUDA DE 25 MILLONES

Según ha avanzado el periódico Ara, esta cifra serviría para cubrir el equivalente a toda la deuda de la enseña, unos 25 millones de euros, que se reparten de forma prácticamente equitativa entre los bancos y los inversores particulares, básicamente clientes de la entidad.

Esta cantidad es el equivalente a la mitad de la facturación que el DIR registró en 2019 (50,3 millones de euros). La cadena aún no ha hecho públicos los resultados que obtuvo en 2020.

Su fundador y propietario del 85% de las acciones del grupo, Ramon Canela, explicó el pasado lunes a la televisión autonómica  ‘TV3’ que la pérdida es el equivalente a los meses de cierre. “Facturábamos 50 millones y nos han cerrado cinco o seis meses, ya puedes hacer números”, contó.

La petición se presentó a principios del pasado mes de marzo a través de la sociedad Centres d’Activitats Físiques SA, el holding que agrupa a las 42 compañías distintas que integran el grupo, y que operan bajo distintos rótulos (DIR, Yogaone, BDir o Gimbe, entre otras).

La Sepi dispone ahora de un plazo de seis meses para aceptar o rechazar la petición, aunque los acreedores de la cadena han puesto como límite el mes de junio porque es entonces cuando vence una deuda por valor de un millón de euros entre inversores particulares que la cadena arrastraba desde hace varios años.

NUEVO PRÉSTAMO PARTICIPATIVO

Como ya hizo con Avançsa, la empresa pública de la Generalitat, el dinero pedido por DIR a la SEPI es en forma de préstamo participativo.

En este sentido, si la cadena no pudiera devolverlo, el Estado podría convertirse en accionista de la enseña. En este caso, el Gobierno español pasaría a convertirse en su accionista mayoritario.

SIGUE EL EJEMPLO DE HOLMES PLACE

DIR, por tanto, se convierte, según ha trascendido públicamente, en la segunda cadena de gimnasios, tras Holmes Place, que acude a la Sepi. En el caso de la enseña de gimnasios premium, ésta había solicitado un rescate por 26,4 millones de los cuales 18,2 millones constituían deuda sénior, mientras que los 8,2 millones restantes se contemplaban como préstamo convertible en capital.

La Sepi, sin embargo, según ‘El Confidencial’, paró el rescate a la cadena. El citado medio señaló que el motivo fue el terremoto político causado por el polémico rescate de la la aerolínea Plus Ultra que se ha concluido con el nombramiento de una nueva presidenta del Sepi, Belén Gualda, la cual habría tomado como primera medida cautelar la paralización de todos los rescates de compañías que ya tenían ultimados los trámites para recibir una inyección de dinero público.

Sin embargo, desde Holmes Place, el consejero delegado de la cadena en España, Josep Viladot, subrayó a través de CMDsport no haber recibido ninguna información oficial al respecto.


No hay comentarios

Añade el tuyo