FITNESS

Según un estudio de la Federación Nacional de Empresarios de Instalaciones Deportivas

El 71% de los gimnasios repercutirá la subida del IVA a sus socios

(10-10-2012). La subida del IVA del 8 al 21% para los gimnasios la pagarán mayoritariamente los clientes de los centros deportivos. Desde septiembre ya han aumentado los precios el 36% de los clubes y el 35% lo hará antes de final de año. El resto de instalaciones, un 29%, fundamentalmente las de menor tamaño, han asumido este incremento a costa de su margen de beneficio. Así se desprende del estudio realizado por la Federación Nacional de Empresarios de Instalaciones Deportivas (FNEID).

La cifra será aún mayor en enero de 2013, cuando se espera que el 80% de los gimnasios suban la cuota al aplicar el incremento del IVA.

El estudio indica que un 36% de las empresas han aplicado a sus clientes el incremento en su totalidad, mientras que el resto han decidido compartir la subida con los clientes, aplicando la subida bien a determinados servicios como la natación, estética o a clientes nuevos, o repercutiendo tramos que van desde los 4 a los 12 puntos. Así, por ejemplo, el 9% de las empresas han repercutido un 4%, el 6% han aplicado el 6,5% a los usuarios de los centros. Aunque gran parte de las empresas que no han repercutido el IVA en su totalidad en el mes de septiembre, lo harán en enero próximo.

Por Comunidades Autónomas
La aplicación de la subida del IVA a los clientes ha tenido una incidencia desigual en las diferentes Comunidades Autónomas. En Andalucía, Aragón, Comunidad Valenciana, Cantabria y Extremadura prácticamente la totalidad de los gimnasios han repercutido la subida del impuesto a sus clientes. En Cataluña, lo ha hecho el 89% de los gimnasios; en el País Vasco el 79%, en la Comunidad de Madrid el 60% y en Galicia el 50%.

Por tipo de centro
La mayor parte de las instalaciones que superan los 1.700 m2 han repercutido el IVA a sus usuarios, debido a que mantienen unos precios muy competitivos en el mercado. De este modo, el 30,3% de las grandes instalaciones han aplicado la subida, mientras que no lo han hecho un 5,8% de los centros. El porcentaje aumenta en el caso de las instalaciones que oscilan entre los 501 y 1.700 m2, las cuáles han repercutido el IVA en un 39,4% de los casos, mientras que no han decidido aplicarlo en un 11,7% de las instalaciones

Son las instalaciones menores de 500 metros las que están asumiendo el incremento a costa de su margen de beneficio. En este caso, el 11,7% de los gimnasios ha optado por asumir íntegramente la subida, mientras que en 10,7% de los centros encuestados repercutirán una parte o la totalidad de la subida a sus clientes.

Cada trimestre, un informe
El Observatorio de FNEID pretende medir con una periodicidad trimestral, las consecuencias que tendrá la subida del IVA tanto en las empresas que hayan resuelto repercutirlo a sus clientes como las que hayan decidido asumirlo internamente. Sus resultados arrojarán datos de gran importancia para conocer el impacto que el IVA ha tenido tanto en términos de empleo como empresariales.

IVA del 8% al 21%
El sector de las instalaciones deportivas ha sido una de las actividades más perjudicadas por el aumento del IVA al pasar de un tipo reducido de un 8% al general del 21%.

La patronal de los gimnasios estima que la medida tendrá un impacto directo sobre el empleo, al destruirse 4.000 puestos de trabajo, fundamentalmente empleo juvenil y eminentemente femenino, y se cerrarán unas 800 instalaciones deportivas. Esto se unirá a la dramática situación por la que atraviesa el sector desde que comenzó la crisis, que ha ocasionado el cierre de más de 700 instalaciones deportivas privadas y la desaparición de unos 3.600 empleos directos.

Además, FNEID considera que esta subida tendrá unas repercusiones directas sobre la salud y el aumento del gasto sanitario, ya que según estimaciones de la patronal, el número de usuarios que practican deportes en los centros deportivos disminuirá en un 11%, con un consiguiente deterioro físico que acarreará un mayor gasto sanitario y farmacéutico.

FNEID lleva reclamando desde 2010 y hasta el momento a los representantes políticos, que esta actividad se beneficie de un tipo impositivo sobre el valor añadido de carácter superreducido –es decir, del 4%-, según lo dispuesto en la Directiva 2009/47/CE, cuyo fin es favorecer aquellas actividades, entre otras, que tengan como fin proporcionar salud y bienestar, como es el caso. Y además, se están reclamando medidas compensatorias.


No hay comentarios

Añade el tuyo