Quantcast

FITNESS

Acuerdo hasta el 2020

El Ayuntamiento de Barcelona salva el gimnasio cooperativo Sant Pau

gimnasio sant pau sport club barcelona

(10-4-2017). El gimnasio abonará las mensualidades pendientes, la familia propietaria perdonará las deudas de 2016 e intereses derivados; y el Ayuntamiento compra la vivienda que comunica con la pare trasera y que iba a obligar a cerrar una parte del club.

El centro deportivo del Raval se ha salvado del desahucio y cierre tras un acuerdo entre el distrito de Ciutat Vella y al familia propietaria de la finca. Ambas partes presentaron un pacto hasta 2020 para que el gimnasio cooperativo Sant Pau, con 76 años de historia y gestionado por los trabajadores desde el 2012, mantenga subida la persiana.

Por lo que respecta al gimnasio, se abonarán las mensualidades impagadas en 2015 y 2017 y los costes del procedimiento judicial que ya estaba a punto de desahuciarlos. Los gestores del centro ya anunciaron hace medio año que se veían capaces de ponerse al corriente en los pagos mediante préstamos personales y la capitalización de sus subsidios de paro, pero pedían un contrato de una duración mínima para que fuera viable la operación.

Por otra parte, la propiedad les condonará las deudas de 2016 y los intereses derivados, que sólo se pagarían si se hiciera efectiva la prórroga. Y retirarán la demanda.

Finalmente, el Ayuntamiento de Barcelona comprará la finca de la calle Reina Amalia 10, que comunica con la parte trasera del gimnasio. Este inmueble iba a convertirse en pisos de mercado libre, lo que implicaba para el gimnasio amputar la sala de boxeo, el vestuario infantil y la salida de emergencia. El consistorio destinará la finca a viviendas sociales y respetará la actual superficie del gimnasio. Además, se reserva hasta 2020 el derecho de tanteo y retracto sobre el edificio que ocupa el Sant Pau, para estudiar también su adquisición.


No hay comentarios

Añade el tuyo