FITNESS

El cierre repentino del gimnasio Gymgo de Atalayas deja cientos de socios afectados

Gymgo

(12-2-2016). El gimnasio low cost Gymgo de Atalayas, en Murcia, ha cerrado sus puertas sin previo aviso y ha dejado a cientos de socios con las cuotas pagadas y sin acceso. Los clientes han creado una plataforma de afectados.

Como informa el diario La Verdad de Murcia, el gimnasio low cost Gymgo de Atalayas ha cerrado sin previo aviso y los clientes se encontraron, de la noche a la mañana, con las puertas cerradas. La instalación, que abría todos los días de 6 a 24 horas, se promocionaba con el lema ‘Gymgo 24 no solo es un gimnasio, es nuestra forma de vivir la vida’ y captaba clientes por su atractivo precio, ya que cualquiera podía hacerse socio y disfrutar de los servicios desde 15 euros al mes.

El gimnasio Gymgo, que cuenta con cientos de abonados, ofreció vía Facebook una nota que decía: “Estimados socios. Como muchos de ustedes saben el gimnasio de Murcia a partir de hoy permanecerá cerrado, no porque la empresa lo haya decidido sino por denegación de licencia. En los próximos días nos pondremos en contacto con los socios afectados para la devolución de las cuotas. También queremos decir a los socios de Alicante y Valencia que sus gimnasios seguirán atendiéndoles como hasta ahora e intentando mejorar”.

Las reacciones en las redes sociales de los usuarios del gimnasio no se hicieron esperar, y desde el principio numerosos socios mostraron sus quejas por escrito en la web de la empresa. Un grupo de afectados decidió constituirse en plataforma. Incluso hay abogados que ofrecían asesoramiento a interesados.

Fuentes consultadas por ‘La Verdad’ indican que la empresa arrastraba problemas económicos y, de hecho, debía varias mensualidades a los propietarios del local, que han interpuesto una denuncia por incumplimiento del contrato de alquiler. El hecho de que la empresa haya indicado, por medio de una red social, y sin previo aviso, que devolverá las cuotas no ha servido para apaciguar los ánimos. Los usuarios se habían quejado del mal estado de la instalación del gimnasio.


No hay comentarios

Añade el tuyo