FITNESS

Según un estudio de la Universidad de Wisconsin, EEUU

El yoga modifica los genes del cuerpo que influyen en la inflamación

(24-1-2014). Científicos de la Universidad de Wisconsin han realizado un estudio que demuestra que la meditación del yoga beneficia el funcionamiento de ciertos genes. Los resultados reflejan un cambio en los genes promotores de la inflamación, cuya alteración está ligada al estrés.

El equipo de la Universidad contó con un grupo de experimentados meditadores y otro de personas que no meditan, pero que fueron orientados para esta investigación. El resultado del trabajo ha sido publicado en la revista “Psychoneuroendocrinology” y refleja la medición de los cambios moleculares.

En ambos grupos, los análisis mostraron cambios en el proceso de regulación génica, por el cual toda la información se traduce en la producción de sustancias necesarias para su desarrollo. Asimismo, se redujeron los niveles de los genes RIPK2 y COX2, promotores de la inflamación, cuya alteración está ligada al estrés.

Ambos genes son el blanco de los fármacos antiinflamatorios y analgésicos. El factor psicológico es clave en el desarrollo y progresión de ciertas enfermedades crónicas inflamatorias como la artritis reumatoide, la enfermedad inflamatoria intestinal y el asma .

Por eso, los científicos consideran que la concentración en la respiración y sensaciones corporales, entre otras características de la meditación, disminuyen el estrés y evitan la inflamación. Los participantes también realizaron pruebas socialmente estresantes (dar un discurso improvisado y hacer cálculos mentales frente a una audiencia y a una cámara de video). Tras la meditación se observó una rápida aparición de la hormona cortisol, que se libera en respuesta al estrés y permite superar estas pruebas con facilidad.


No hay comentarios

Añade el tuyo