FITNESS

Pese a no tener que hacerlo desde el 24 de septiembre

El fitness murciano no se relaja y mantiene el uso de las mascarillas

No se ha registrado ningún brote en los gimnasios de la comunidad

gimnasios-murcia-no-mascarillas-bis

"La gente sigue llevando la mascarilla por voluntad propia, solo en las horas de poca afluencia se la quitan algunos”, comenta el presidente de la Unión de Centros Deportivos Privados (UCDP), Hermes García, a la vez que admite que “los abonados agradecen que se suavicen las normas”.

(14-10-2021). La mayoría de los gimnasios de Murcia mantienen de forma voluntaria las mascarillas en el interior de sus instalaciones. Así lo constatan numerosos operadores consultados por CMDsport tres semanas después que su uso dejase de ser obligatorio durante la práctica deportiva en este territorio.

Mañana el fitness murciano cumplirá tres semanas sin la obligación de que sus usuarios lleven mascarillas durante la actividad física. Desde el 24 de septiembre, el uso de la mascarilla en los gimnasios y centros deportivos de esta comunidad sólo es obligatorio si no se puede mantener la distancia de seguridad de un metro y medio, “siendo recomendable en el resto de casos”, según indica el texto publicado el día 23 en el Boletín Oficial de la Región de Murcia.

La normalidad aún no es total en los gimnasios de la única comunidad autónoma de toda España que a día de hoy está exenta de esta medida restrictiva. A pesar del anuncio realizado por el Gobierno de Murcia, el sector no se ha relajado en absoluto y bien sea por decisión propia de los centros o por voluntad individual de sus usuarios, las mascarillas siguen siendo un elemento muy presente en los centros deportivos.

Según confirman desde la Asociación de Gestores Deportivos de la Región de Murcia (Agesde), 20 días después del anuncio no se ha registrado ningún brote y los centros siguen siendo percibidos como espacios seguros. Una gran noticia que sirve como prueba para demostrar la fiabilidad que mantiene el sector a la hora de combatir los contagios incluso sin tener que imponer las mascarillas.

GIMNASIOS PRUDENTES

En coordinación Agesde, CMDsport ha sondeado a los gestores de más de una decena de centros deportivos de la Región de Murcia, entre los cuales se encuentran grandes cadenas y también gimnasios independientes de Murcia capital, Lorca y Cartagena, además de otras ciudades más pequeñas. Las respuestas obtenidas, son en la mayoría de los casos muy similares: aún pesa mucho la prudencia por parte de todos los actores implicados.

“La valoración es muy positiva, tanto para los clientes como por parte de los gestores”, comenta el responsable de un centro privado. “En general la medida ha sido muy bien aceptada y no hay ningún problema. Mucha gente sigue entrenando con ella aunque cuando llegamos a momentos de intensidad pueden bajarla”, añade el gerente de otro gimnasio murciano. “Preferimos mantenerlas hasta que se calme un poco más la situación”, añade una tercera fuente consultada.

En la misma línea se manifiesta el presidente de la Unión de Centros Deportivos Privados (UCDP), Hermes García, que gestiona dos centros en la comunidad y está a punto de abrir el tercero. “La gente sigue llevando la mascarilla por voluntad propia, solo en las horas de poca afluencia se las quitan algunos”, comenta, a la vez que admite que “los abonados agradecen que se suavicen las normas”.

“LA MAYORÍA LA SIGUEN USANDO”

El director general de Inacua, Carlos Leal, también reconoce que “la mayoría de usuarios siguen usando las mascarillas, a pesar de que el hecho de que se la puedan quitar ayuda sin duda a que puedan entrenar con más comodidad”. En el centro que Inacua tiene en Murcia capital las mascarillas son obligatorias en las zonas comunes y en aquellos ejercicios en los que no se pueda respetar las distancias.

PERMISIVIDAD PUNTUAL

En Synergym también apuestan por un uso algo más restrictivo. En el centro que la cadena gestiona en Murcia la están aplicando “en las actividades de alta intensidad” y por ahora no han registrado ninguna incidencia.

Desde otro centro independiente se muestran aún más firmes: “Solo dejamos ir sin mascarilla a los de entrenamiento personal y es porque están solos en la sala. De momento no dejamos ir sin mascarilla, aunque puntualmente somos más permisivos si se la tienen que bajar para hacer algún ejercicio”, comentan.

MÁS SATISFACCIÓN QUE CONTROVERSIA

“Era una de las decisiones más esperadas para los que practicamos y gestionamos centros deportivos. Los clientes han sentido una gran liberación”, celebran desde un centro de entrenamiento personal.

Una opinión que comparten desde Sano. El director de Sano Murcia, Facu Ponce, explica que realizaron un sondeo entre sus abonados para conocer su opinión y la respuesta fue contundente: “El 99% de los clientes prefirieron mantener el uso de las mascarillas y eso hicimos. Y los abonados lo valoraron positivamente”, apunta.

GRANDES DIFERENCIAS

Ponce también destaca que ha detectado “grandes diferencias” en el uso de las mascarillas entre centros de entrenamiento personal, donde las mascarillas siguen intactas, y otros modelos más tradicionales donde ha visto “usuarios con mascarillas puestas pero bajadas”.

A pesar de que la gran mayoría de gestores consultados valoran satisfactoriamente el anuncio, lo cierto es que algunos de ellos admiten que la medida aún genera cierta controversia. “Hemos tenido muchas preocupaciones por el hecho de no llevar mascarillas”, apunta el anterior gestor. “Los primeros días hubo un gran revuelo, pero la desconfianza está superándose y la gente se está animando a volver a los centros”, aporta otro responsable.

“Hay de todo. La verdad es que siempre hay socios más aprensivos con el tema y socios que menos, no podemos generalizar ni sacar conclusiones aún”, apuntan desde Synergym.

“Haber quitado las mascarillas, sin distinguir si se hace al aire libre, en espacio cerrado y sin establecer los parámetros de calidad del aire me parece que ha sido apresurado”, reconoce el gerente de un centro independiente privado.

Esta misma fuente, eso sí, califica de “absoluto disparate” que semanas atrás se hubiera insistido en usar la mascarilla en actividades colectivas exteriores en las que se guardan las distancias de seguridad.

“Era el momento de hacerlo, sobre todo en la sala de fitness. Cuando abrimos los gimnasios era muy difícil guardar distancia de seguridad en las máquinas y había más miedo, pero las vacunas han hecho que la gente vuelva a tener confianza”, apunta el responsable de un centro de entrenamiento personal que precisa que “ahora que se puede, es el mundo al revés: nadie se la baja en la zona fitness, sí en las clases y zona cardio”.

AÚN NO HAY GRANDES REPUNTES DE ALTAS

La posibilidad de quitar las mascarillas ha coincidido en el tiempo con el proceso de captación de altas de septiembre y octubre. Es por ello que la mayoría de fuentes consultadas admiten que es difícil constatar si las últimas altas se deben a la época en sí o al efecto del fin de las mascarillas.

De todos los centros consultados, solo dos (ambos del segmento boutique) reconocen abiertamente haber registrado repuntes destacados tras el anuncio de suprimir las mascarillas. “Había muchos usuarios que no venían por la mascarilla, y ahora se nota que han vuelto gracias a la vacunación”, confiesan. “De momento no, pero seguro que animará a mucha gente que no se sentía cómoda con la mascarilla”, sentencian.


No hay comentarios

Añade el tuyo