FITNESS

El centro abre hoy su sección de pádel exterior

Gran despliegue de medidas de seguridad e higiene en el Club Delfos

Implanta mamparas separadoras entre las cintas de correr

Club-Delfos-pista-de-padel-bis

El Club Delfos reemprende hoy su activiudad centrándose específicamente en su división de pádel.

(25-5-2020). La veterana entidad deportiva de Cornellà de Llobregat reemprende hoy su actividad parcialmente y confía en poder reabrir la totalidad de sus instalaciones a mediados de junio, siempre y cuando se haya llegado a la fase III del desconfinamiento.

Tras anunciar que hoy lunes, 25 de mayo, reabrirá sus pistas de pádel, el Club Delfos de Cornellà de Llobregat está ultimando una amplia batería de medidas para lograr no romper el cordón umbilical con sus socios una vez logre abrir la totalidad de sus instalaciones. La intención de este veterano centro, con 38 años de vida, es que ello se produzca entre el 15 y el 22 del próximo junio, siempre y cuando las autoridades permitan que la región sanitaria en la que se encuentra pueda acceder a la fase III del desconfinamiento. Este calendario supondría abrir algo más de un mes más tarde de lo esperado a finales de marzo, cuando la previsión inicial de la entidad era lograr volver a la actividad a mediados de mayo.

El gerente del Delfos, Matias Polo, atiende a CMDsport para analizar cómo será el regreso de este centro. De entrada, anticipa que presagia una pérdida inicial de abonados “no inferior” al 20%. Más allá del número de posibles bajas que puedan tener, le preocupa la velocidad de retorno de sus socios, por la coincidencia del Covid-19 con la época de verano, por lo que asume que la mayoría no volverán hasta septiembre u octubre. “Debemos ser imaginativos y comprensivos con las diferentes situaciones con las que nos podemos encontrar, pero siempre manteniendo una continuidad emotiva y, si es posible, también de aportación económica”, reconoce Polo.

El Club Delfos ya ha anunciado que no cobrará los primeros 15 días de actividad a los socios, en compensación con lo cobrado en marzo. Además, repartirán invitaciones para que cada abonado pueda ir acompañado de un invitado.

LA ADAPTACIÓN DEL DELFOS AL COVID-19

Durante estos dos meses de cierre, en el Delfos han alternado dos tipos de medidas. Por un lado, aquellas enfocadas al período de confinamiento. En este sentido, la entidad del Baix Llobregat ha intentado mantener un contacto digital con sus abonados, bien fuese con vídeos para que éstos pudieran ejercitarse en sus domicilios o, también, a través de grupos de Whatsapp creados en función de intereses comunes como el pádel, el crossfit, pilates o fútbol. Además, también han llamado a la gran mayoría de abonados para conocer su situación.

El segundo arsenal de medidas, que ya están listas (supeditadas, eso sí, a posibles modificaciones o concreciones que puedan dictar futuras normas que dicte el Gobierno central), están enfocadas a garantizar la higiene en cada uno de los espacios del centro. Las hay de todo tipo. A nivel informativo, han especificado en cada zona las normas a seguir. Además, el personal del club ofrecerá una explicación personalizada en la entrada a las instalaciones.

MAMPARAS SEPARADORAS COMO EN HONG KONG

A nivel de material, el personal irá debidamente equipado con mascarillas y guantes. También disponen de un aparato mecánico de desinfección rápida de espacios a modo de pulverización, así como de puntos de limpieza con hidroalcohol repartidos por todo el centro.

Se han instalado, además, mamparas separadoras de policarbonato entre las cintas de correr y delante del corredor. Finalmente, en la entrada del club se ha instalado una alfombra desinfectante para higienizar las zapatillas y se tomará la temperatura a través de un termómetro digital estático.

APROVECHAR LAS ZONAS AL AIRE LIBRE

Con respecto a las medidas de distanciamiento social, el Club Delfos cuenta con una gran ventaja, unas instalaciones de 10.000 metros cuadrados repartidos en muchos espacios distintos. Gracias a ello pueden garantizar una distancia mínima de metro y medio entre los aparatos cardiovasculares y las pesas, así como de las hamacas de la zona de la piscina.

Otra ventaja de la que disponen es de tener un gran espacio al aire libre. La proximidad del verano les permitirá sacar parte de las actividades interiores fuera de las salas.

Por un lado, crearán una sala exterior para clases colectivas aprovechando 250 metros cuadrados de césped artificial. Además, se distribuirán aparatos cardiovasculares y bicicletas en zonas exteriores, para aquellos abonados que prefieran la actividad al aire libre.

Por otro lado, al objeto de poder dar cabida al máximo número de socios, se acortan las clases a una duración de 45 minutos. Acortando las sesiones logran ampliar el cuadro de actividades a elegir, de forma que se pretende que los socios no se vean demasiado afectados por las restricciones de aforo. Para acceder a las clases dirigidas, eso sí, será necesaria la reserva de plaza a través de aplicación telemática. Calculan que el 80% de las reservas serán online y el 20% restante, de forma presencial en el mismo centro.


No hay comentarios

Añade el tuyo