FITNESS

Detecta niveles de sal, alcohol y glucosa

Inventan un sensor para los dientes que rastrea qué comemos

Inventan un sensor para los dientes que rastrea qué comemos

(18-10-2019). El dispositivo ideado desde la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Tufts se adhiere al esmalte de los dientes y detecta qué comenos, los niveles de sal, glucosa o alcohol que consumimos y ayudarnos de esta manera a prevenir problemas de salud.

La Facultad de Ingeniería de la Universidad de Tufts ha realizado una investigación y descubrimiento que se ha publicado en Advanced Materials.

Las conclusiones del estudio afirman que los dispositivos portátiles han surgido como herramientas poderosas para la atención médica personalizada. Pero que están limitados en su aplicación como monitores continuos de información fisiológica.

Así que los investigadores decidieron aplicar una estrategia basada en materiales para agregar utilidad a los sensores dieléctricos tradicionales mediante el desarrollo de una construcción de radiofrecuencia (RF). También incluye una película de seda porosa, y un hidrogel modificado que se hincha con el pH o la temperatura.

Sobre el esmalte

El uso ‘in vivo’ se demuestra mediante la adhesión del dispositivo sobre el esmalte dental para detectar alimentos durante la ingestión humana. Dichos sensores pueden multiplicarse ​​fácilmente y producir información temporal rica en datos.

De esta forma se detecta los niveles de sal, glucosa o alcohol que consumimos y ayudarnos de esta manera a prevenir problemas de salud. Y, por supuesto para ser más conscientes de lo que comemos y sus consecuencias.

El sensor es muy pequeño, de sólo dos milímetros de ancho por dos milímetros de alto. Este  dispositivo sensor cambia su color. Si la capa central adquiere sal o etanol, sus propiedades eléctricas se desplazarán, haciendo que el absorba y transmita un espectro diferente de ondas de radiofrecuencia, con intensidad variable.

Otras superficies

Además, el dispositivo puede adherirse a otras superficies. “Hemos extendido la tecnología común de identificación por radiofrecuencia (RFID) a un paquete de sensores que puede leer y transmitir dinámicamente información sobre su entorno, ya sea que esté adherida a un diente, a la piel o a cualquier otra superficie”, ha añadido uno de los profesores del proyecto, Frank C. Doble.

Más información en https://www.tufts.edu/


No hay comentarios

Añade el tuyo