FITNESS

Khinn, la plataforma que aspira a ser más que un intermediario entre usuarios y profesionales, hace su debut

Nueva plataforma integral de la salud y el deporte

khinn

Khinn propone una plataforma desde la que contratar servicios de entrenamiento y fisioterapia sin cuotas mensuales, además de proporcionar herramientas para mejorar el rendimiento y la salud de los usuarios.

(1-4-2019). Laboratorio de investigación, intermediario y promotor de salud. Así se presenta Khinn, un proyecto cuyo eje principal es una app que aspira a convertirse en la principal plataforma integral de salud y deporte que conecta profesionales y usuarios, con un valor añadido: mucha formación y contenidos tanto para técnicos como para practicantes de actividad física.

Khinn hace su debut oficial en el mercado. Tras un año de desarrollo y acciones puntuales, la plataforma pone toda la carne en el asador con el objetivo de convertirse en la principal plataforma integral de salud y el deporte que pone en contacto a usuarios con profesionales de estos ámbitos.

Creada en marzo de 2018 por dos entrenadores personales, dos fisioterapeutas y tecnólogos, Khinn no se presenta como una plataforma intermediaria más, sino que aspira a convertirse en “el punto de encuentro para los diferentes actores del mundo de la salud y el deporte, y fomentar una vida saludable”, afirma su cofundador Agustín Blanco.

El proyecto consta de una plataforma online y un centro de entrenamiento, fisioterapia y rehabilitación ubicado en Madrid desde hace poco más de tres meses, que lleva el nombre de Khinn Center. Pero la apuesta principal es la app Khinn desde donde se ofrecerán todos los servicios que ha previsto la compañía.

El objetivo, explica Blanco, “convertirnos en una herramienta-comunidad que fomente la realización de un ejercicio físico responsable, en el que prime el cuidado de la salud y que al mismo tiempo esté ajustado a la demanda y las necesidades de los usuarios, apostando por todas las posibilidades que brinda la tecnología”.

Ejemplo de perfil dentro de la app de Khinn.

Plataforma de intermediación

Una de las principales funciones de Khinn es ser un nexo de unión entre profesionales de la salud y el deporte y los posibles clientes. Para ello, la plataforma dispone de un navegador desde donde elegir la actividad que se quiere practicar y el profesional que se quiere contratar, además de acceder a los calendarios profesionales de estos técnicos o proponer una fecha y lugar concretos donde realizar la sesión de rehabilitación física o el entrenamiento tanto de forma individual como con un grupo creado por el mismo usuario.

La aplicación utiliza tecnología de geolocalización para que el usuario pueda decidir las zonas y áreas límite sobre las que recibir información de propuestas deportivas, así como localizar a los profesionales más cercanos a la ubicación actual.

Comprometidos con la profesionalidad

Por el momento, los usuarios de Khinn solo pueden contratar los servicios de entrenadores personales y fisioterapeutas. Aunque el objetivo de la compañía es que se vaya ampliando la oferta profesional progresivamente, incluyendo centros deportivos, instalaciones de fitness, clínicas de fisioterapia y también nutricionistas, psicólogos y médicos deportivos.

Para poder formar parte del catálogo de Khinn, la plataforma requiere que los profesionales posean de licenciatura, estudios reglados y colegiación. En este sentido, la compañía ha firmado un acuerdo con el colegio autonómico Coplef Madrid para crear sinergias entre ambas organizaciones, esperando extender el acuerdo a los demás colegios profesionales de las distintas autonomías españolas.

Asimismo, “a diferencia de otras plataformas en las que se suele destacar a los profesionales que más pagan por ese posicionamiento, el funcionamiento de Khinn se basará en un ránking con puntuaciones que determinará la visibilidad de los profesionales en el buscador de cada usuario. Tendrán más puntos aquellos que obtengan mejores valoraciones de sus sesiones, que completen formaciones, usen herramientas de la app…, con lo que nos darán a entender que se preocupan por mejorar su servicio”, detalla Agustín Blanco.

Formación y herramientas

Otro de los pilares de Khinn será la formación encarada a profesionales y también a usuarios. En el caso de los profesionales, se pone a su disposición un espacio tecnológico desde donde acceder a formaciones en ciencias del movimiento humano. La fuente principal de esas formaciones será la Academove, una academia online en la que se realizarán charlas con especialistas internacionales, clases de pago y gratuitas, y se publicarán podcasts.

Los usuarios finales también contarán con contenidos formativos en forma de masterclases, workshops, eventos y talleres gratuitos en los que se abordarán temáticas como la obesidad, entrenamientos para mujeres, ejercicio para embarazadas, o de disciplinas específicas como triatlón o boxeo.

Por otra parte, se han desarrollado unas apps destinadas a la valoración del rendimiento motor. Por el momento hay disponibles cuatro apps, tres de ellas desarrolladas por Khinn y una cuarta hecha en colaboración con Virtuagym. Estas apps son: MoveK, que mide el rango de movimiento y permite detectar desequilibros, asimetrías y dolores relacionados al movimiento físico; VeloK, que evalúa la velocidad de ejecución de un movimiento concreto; JumpK, que mide el rendimiento motor de las extremidades inferiores a través del salto; y ExerK, diseñada junto a Virtuagym, que propone planes de entrenamiento y rehabilitación.

En el caso de las tres primeras, “por el momento están orientadas principalmente al profesional y son herramientas diseñadas para obtener un análisis más preciso del rendimiento del usuario, a través de una tecnología que consta de unos marcadores opacos que utilizan un sistema basado en la realidad aumentada para realizar las mediciones, y que tiene un coste de 50 euros”, dice Blanco. “En un futuro queremos simplificarlas al máximo para que sea el propio usuario el que pueda realizar el análisis en pocos pasos y conocer cómo se encuentra para acudir al profesional que mejor le pueda ayudar”, añade, asegurando que uno de los objetivos últimos de la app es “actuar de altavoz y difundir mensajes de un estilo de vida saludable, con las herramientas que permitan conseguirlo, tanto en el gimnasio como al aire libre o en casa”.

La app también ofrece un sistema de planificación de ejercicio, agenda y facturación adaptados a los nuevos avances digitales. Además de las Khinn Coins, monedas virtuales que profesionales y clientes recibirán por usar la aplicación y que podrán canjear por premios.

El uso de la app es gratuito y Khinn percibe un 7% del importe de cada sesión contratada con un profesional.

Proyección internacional

A pesar de su lanzamiento oficial este primero de abril, la plataforma ya lleva unos meses de rodajes con los que “hemos extraído un feedback positivo, ya que estamos cubriendo las principales demandas del usuario y el profesional, de la forma más sencilla posible”, valora Blanco, quien avanza que “estamos consiguiendo colaboraciones con entidades nacionales e internacionales”, ya que el objetivo de la compañía es ampliar su ámbito al mercado internacional.


No hay comentarios

Añade el tuyo