FITNESS

El deporte, el último sector al que cierran en Extremadura

La singularidad del fitness extremeño

“Al principio nos consideraron como un sector esencial”

Fitness-2.0-Plasencia-bis

FITNESS 2.0 Los gimnasios de Extremadura, como Fitness 2.0 vivieron ayer el primer día de su segundo confinamiento. Los gimnasios extremeños no habían vuelto a registrar la obligación de cerrar desde que concluyó el Estado de Alarma en junio del año pasado. El propietario del centro Fitness 2.0, Nacho Montés, explica su experiencia.

(22-1-2021). Mientras en las comunidades autónomas donde existe el cierre de gimnasios a causa de la pandemia del Covid-19 sus propietarios demandan ser considerados como servicio esencial, los gimnasios extremeños lograron suscitar esa condición en su Administración por unos días. El deporte ha sido el último sector en cerrar en Extremadura.

Los gimnasios extremeños vivieron ayer el primer día del segundo cierre derivado por la pandemia. De este modo, Extremadura se convertía en la octava comunidad autónoma que cierra al sector deportivo. El anuncio fue repentino, dado que se publicó en el Diario Oficial de Extremadura (DOE) el miércoles a las 22 horas, sin previo anuncio en rueda de prensa del gobierno de la Junta.

El cierre que empezó a aplicarse ayer jueves afecta a las “instalaciones, centros deportivos y espacios para la realización de actividad física o deportiva en espacios cubiertos”. Así, durante catorce días sólo podrán abrir al público las instalaciones al aire libre en los municipios de más de 3.000 habitantes. También se prohíbe la celebración de competiciones y eventos deportivos, salvo las competiciones oficiales federadas de liga regular y de ámbito nacional. El cierre no afecta a los municipios con menos de 3.000 habitantes.

SIN CIERRES DESDE JUNIO

Los centros deportivos extremeños habían permanecido abiertos desde principios de junio, cuando terminó el primer Estado de Alarma dictado por el Gobierno central. A diferencia de otras comunidades, los repuntes provocados por la pandemia no les habían obligado a bajar la persiana hasta ahora, cuando se han disparado todos los indicadores en plena tercera ola.

La tasa de incidencia se elevó el pasado martes, 19 de enero, hasta los 1.412 casos por cada 100.000 habitantes. Una semana atrás, el martes 12, la cifra era de 1.076. Y, el martes anterior (5 de enero), de 638, menos de la mitad que la actual.

LOS ÚLTIMOS EN CERRAR

El cierre de los gimnasios y centros deportivos extremeños llegó una semana después de que la Junta de Extremadura decretase la clausura de los negocios y la hostelería.

Según explica el propietario del gimnasio Fitness 2.0 de Plasencia, Nacho Montes, “aunque no lo dijeron explícitamente, yo noté las últimas semanas que nos consideraban como un sector de salud. Al haber tan pocos casos detectados en los gimnasios, permitieron dejarlos abiertos hasta ahora. Pero fuimos de los últimos en cerrar, y eso me alivia un poco”.

CASO EXCEPCIONAL

La consideración que tuvo el ejecutivo extremeño con el sector deportivo -al que equipararon con las peluquerías o los talleres de reparación de vehículos- es prácticamente una excepción en España, donde casi la mitad de los territorios han optado por cerrar los centros deportivos al considerarlos un sector no esencial.

El propietario del Fitness 2.0 valora positivamente la actuación de la Junta de Extremadura en relación con los gimnasios y centros deportivos, que han podido permanecer abiertos hasta que los indicadores se han disparado de forma insostenible.

Montes ve poco factible que el ejecutivo extremeño levante el cierre dentro de una semana, cuando habrá una revisión de las cifras. Sin embargo, cree que a partir del 4 de febrero podrán reabrir en el mismo punto en el que cerraron ayer. “Tendremos que compensar a los socios por estos días de cierre, pero creo que todo volverá a ser igual”, comenta el empresario.

Por ahora, su gimnasio se mantiene estable a nivel de abonados (algo más de 400). Sí han notado, eso sí, un cambio en la tendencia de las cuotas. Algo más de la mitad de los socios que tenían cuotas anuales han optado por convertirlas en trimestrales o mensuales debido a la incertidumbre generada por la pandemia. Apenas una pequeña minoría de sus socios han optado por una baja definitiva.

ABRIERON EN JUNIO

Fitness 2.0 concluyó 2020 con una caída de ingresos del 20%, una cifra bastante mejor a la de la media del sector. Según el propietario del establecimiento, la caída no fue mayor gracias a la decisión de abrir en junio, cuando el Gobierno central permitió la reapertura. “Hubo algún gimnasio cercano que optó por no abrir hasta septiembre, y muchos de sus abonados vinieron a nuestro centro. Ahora están con casi toda la plantilla en ERTE”, expone.

El centro también captó abonados de pequeños gimnasios de la zona que optaron por su instalación: un local de unos 700 metros cuadrados al que se mudaron en diciembre de 2019, y que funciona con horarios más ampliados con respecto al resto de centros de Plasencia. Este cúmulo de factores propició que, en verano, pese a ser temporada baja, este establecimiento lograra compensar las pérdidas de clientes provocadas por el Covid-19 con nuevos abonados procedentes de otros centros. Abrir en verano fue su salvación.

AMPLIACIÓN DE SERVICIOS

Pese a optar por no contratar personal para desarrollar clases online, les ayudó bastante el hecho de ofrecer productos alternativos a las clases presenciales en plena pandemia: desde la venta productos de nutrición al alquiler de bicicletas y otros materiales deportivos. Los ingresos derivados por estos servicios redujeron su caída de ingresos.

Todo ello permitió al propietario del Fitness 2.0 adquirir material de segunda mano, aunque con muy pocos usos, con grandes descuentos. El centro realizó una inversión para renovar sus equipamientos y, así, lograr un mejor posicionamiento una vez terminase la pandemia. “Aproveché la oportunidad para luego no tener que invertir si vienen tiempos más difíciles”, reconoce Montes.

A LA ESPERA DE MÁS AYUDAS

Hasta la fecha, este gimnasio extremeño ha recibido pequeñas aportaciones de ayudas directas por parte de las administraciones. La Junta les otorgó hace unos meses unos 800 euros, algo más que lo que les repartió el Gobierno central y casi el doble de la cifra que esperan recibir del Ayuntamiento de Plasencia.

Ahora, sin embargo, en Fitness 2.0 esperan que lleguen ayudas más importantes por parte de la Junta de Extremadura, que este mes anunció que compensaría económicamente a los sectores afectados por los cierres y a los negocios que pudieran justificar una caída de su facturación del 20% en 2020. El Gobierno extremeño aprobó un paquete de 40 millones en ayudas, aunque no detalló qué cantidad destinará al sector deportivo.


No hay comentarios

Añade el tuyo