FITNESS

Las fisioterapeutas entonan su propio #MeToo

Denuncian acoso, vejaciones y conductas machistas

#metoofisio

(26-10-2018). El colectivo de mujeres fisioterapeuras se ha unido para denunciar la sexualización de su profesión y múltiples prácticas sexistas y vejatorias que dicen haber sufrido tanto por parte de clientes como de compañeros y superiores. El #MeToo llega a la fisioterapia con ganas de erradicar un mal “estructural”.

Un gran movimiento en contra de la sexualización y el machismo en la fisioterapia ha nacido en las redes sociales. Un escenario virtual en el que multitud de profesionales de esta disciplina han hecho suya la etiqueta #MeToo para mostrar al mundo el acoso sexual y laboral que denuncian sufrir en el ejercicio de su labor como fisioterapeutas.

El movimiento con el que las actrices de Hollywood empezaron a visibilizar el acoso y discriminación que vivían ha traspasado fronteras, pero también sectores, en este caso la fisioterapia, creándose la etiqueta #MeTooFisio que está sirviendo a muchas mujeres como parapeto desde donde mostrar, en muchos casos por primera vez, las situaciones vividas en el marco de denuncia creado.

Acoso que lleva al miedo

Las experiencias relatadas en la red social Twitter son muchas y muy variadas. Teniendo todas un denominador común, la vejación a la profesional por ser mujer. Desde pacientes que se desnudan por completo negándose a taparse, hombres que tienen erecciones y piden ‘final feliz’, a tocamientos de culo y tratos con condescendencia que rozan el insulto.

El resultado que denuncian muchas de las participantes bajo la etiqueta #MeTooFisio es el ejercicio de la profesión “con miedo”, especialmente cuando el servicio se ofrece en domicilios particulares.

Sin apoyos

El problema se agrava si se tienen en cuenta las denuncias de algunas de estas fisioterapeutas que aseguran haberse sentido totalmente desamparadas sin la comprensión ni el apoyo de colegas de profesión y superiores. “Te dicen que te aguantes porque el cliente tiene que volver”, apunta una fisioterapeuta que se ha sumado al movimiento, añadiendo que “el acoso no es solo de pacientes, sino de compañeros y superiores. No es un dibujo puntual, es algo estructural”.

O lo que es más grave todavía, que se minimice la situación en los lugares de formación hasta el punto de criminalizar a la víctima. Aquí un par de ejemplos:

V.‏ @vickyy_93 21 oct.
Aguantar las erecciones de un paciente que pide que le descarguen las piernas porque “mientras pague y no haga nada más no hay que preocuparse” palabras de la que fue mi JEFA #metooFISIO

María Fernández‏ @minaharker20_12 21 oct.
Que te enseñen a no dar “señales equívocas” antes que a defenderte y no tolerar abusos. En la universidad y en las prácticas. #metooFISIO

El inicio de #MeTooFisio

Pero ¿cómo arrancó el movimiento #MeTooFisio? Fue a raíz de una viñeta publicada en redes sociales de Bibiana V, alias ‘fisioterrícola’ en las que mostraba peticiones de hacer masajes por debajo de la ropa interior, tocamientos y bromas de carácter sexual.

Viñeta de Bibiana V, ‘fisioterrícola’.

Una colega de profesión, de nombre Berta, creó la etiqueta #MeTooFisio en Twitter, después de participar en un debate en la red social Facebook a propósito de la viñeta reivindicativa y observar, por un lado, que existían varios casos de mujeres fisioterapeutas que decían haber sufrido alguna de estas situaciones de acoso y, por otro, escaso apoyo por parte del colectivo masculino de fisioterapeutas presentes en el debate. Decidió llevarse la discusión a la red social perfecta para las discusiones, Twitter, desde donde se generó el movimiento que es días después #MeTooFisio.

Respuestas federativas

Como no podía ser de otra forma, la denuncia colectiva de las fisioterapeutas ha llegado hasta los órganos de máxima representación de su profesión, como el Consejo General de Colegios de Fisioterapeutas de España, cuyo presidente, Miguel Villafaina, ha asegurado a El Periódico estar “absolutamente indignado” y sorprendido, alertando del “nivel de perversidad de la sociedad” que sexualiza una profesión en la que se trabaja con el cuerpo.

“Nos hemos sensibilizado con este tema y nos hemos preocupado. Me impresiona que sea algo de tanto calado en lo que hemos estado ciegos”, ha declarado al medio citado.

Villafaina ha confirmado además estar trabajando en un comité para tratar con especialistas qué soluciones proponer y cómo actuar en estos casos, no sin antes manifestar que “algunos hombres también hemos sufrido algunas de estas situaciones”.

Por su parte, el Colegio de Fisioterapeutas de Catalunya ha condenado los hechos y ha informado que pone al alcance de cualquier colegiada el servicio gratuito y anónimo de asesoramiento jurídico que atiende personalmente, por correo electrónico (juridic@fisioterapeutes.cat) o por teléfono al 932075029, como informa en su página web.

Seguir el hilo #MeTooFisio en Twitter:  https://twitter.com/search?q=%23metoofisio&src=typd


No hay comentarios

Añade el tuyo