FITNESS

Equo Abogados coordinará las demandas de los asociados a la Fedecyl

Los gimnasios de Castilla y León esperarán a junio para decidir si demandan al Gobierno

Sus costes serán más de un 80% inferiores a los de la demanda de la Fneid

Javier-Sanz-presidente-de-la-Fedecyl-bis

Javier Sanz, presidente de la La Federación de Empresarios de Servicios Deportivos de Castilla y León (Fedecyl), así como Presidente de la Asociación de Gimnasios e Instalaciones Deportivas de Salamanca, dirige desde hace más de cuatro décadas el Gimnasio Kata Centro de Salamanca.

(19-3-2021). Los gimnasios de Castilla y León han decidido esperar hasta junio para decidir si finalmente presentan una demanda contra el Gobierno central por los daños y perjuicios generados por el cierre del primer Estado de Alarma.

El anuncio realizado la semana pasada por el Gobierno central de conceder ayudas directas al sector deporte por la pandemia ha frenado temporalmente la demanda que muchos centros deportivos de Castilla y León están estudiando presentar. El fitness castellanoleonés se ha dado un tiempo para estudiar las bases de estas ayudas -si se publican antes de junio-, si merece la pena optar o no por la vía judicial para intentar optar a una compensación económica.

Según el despacho que coordina las demandas de los gimnasios de esta comunidad, esta iniciativa tiene como fecha límite el viernes 18 de junio. Ese será el último día hábil para presentar la demanda contra el Gobierno central por el primer Estado de Alarma decretado, y que estuvo en vigor entre el 14 de marzo y el 20 de junio de 2020, ambas fechas incluidas.

EQUO, LA FIRMA ELEGIDA

La Federación de Empresarios de Servicios Deportivos de Castilla y León (Fedecyl), asociación impulsora de esta demanda -que CMDsport avanzó en exclusiva el pasado 11 de enero– ha llegado a un acuerdo con el despacho Equo Abogados, gabinete con 28 años de trayectoria y amplia experiencia en demandas colectivas con reclamaciones individuales.

El letrado de Equo que lidera las demandas de los gimnasios y empresas de otros sectores afectados por los cierres y las restricciones por la pandemia, Luis Mejías, reconoce que ya están tramitando 30 reclamaciones de gimnasios de todo el país. Las presentan una vez las reciben con toda la información adjunta necesaria. La gran mayoría de esta treintena, unas dos terceras partes, son procedentes de Castilla y León.

Equo cuenta con despachos en grandes ciudades como Madrid, Sevilla, Málaga, Tarragona, Bilbao, pero también tiene presencia en casi todas las provincias de Castilla y León. La proximidad geográfica ha sido uno de los principales incentivos que han llevado a Fedecyl a optar por esta firma, según reconoce su presidente, Javier Sanz.

COSTE MUY REDUCIDO

Otro elemento clave ha sido el precio, notablemente inferior al propuesto por el despacho Broseta, que coordina las demandas de la Fneid.  La propuesta de Equo para los gimnasios interesados es de 220 euros más IVA, por los servicios del despacho -incluye el procedimiento de la reclamación y la demanda contencioso administrativa- más 110 euros en el caso que un economista tenga que elaborar un informe pericial para cuantificar el lucro cesante y el daño emergente.

En el caso que haya que elevar la demanda a una instancia superior, Equo fija una cuota de 50 euros. Si también se requiere un procurador, lo ofrecen con otra cuota bastante asequible.

El coste de la demanda, por tanto, se eleva a unos 330 euros más IVA. Esta cifra es más de un 80% inferior al de la cantidad que exige la demanda si se tramita vía Broseta (unos 2.100 euros).

También varía el porcentaje de éxito: Equo se llevaría el 8% de una posible victoria, mientras que en el caso de Broseta se eleva al 20%. “Siempre vamos a variables, compartiendo el riesgo con el cliente. Asumimos un riesgo, pero en este caso entendemos que las probabilidades de éxito son grandes”, reconoce Mejías.

“Las bases y los planteamientos entre ambas firmas son muy similares, apenas noté diferencias en las presentaciones de ambos proyectos”, comenta Sanz, que también es el Presidente de la Asociación de Gimnasios e Instalaciones Deportivas de Salamanca.

UN AÑO PERDIDO

Según datos de la Industria del Deporte de Castilla y León, en esta comunidad hay 280.000 usuarios de instalaciones deportivas, lo que representa un 12% de su población. El sector da trabajo a unos 11.000 empleados y factura unos 120 millones de euros, una cifra que la propia Fedecyl da prácticamente por perdida tras un año aciago.

Los gimnasios de Castilla y León pudieron mantener su actividad de forma ininterrumpida -aunque con fuertes restricciones desde finales de mayo hasta principios de noviembre. La recuperación fue lenta al coincidir con el verano, y tras la campaña de septiembre y octubre el sector sufrió su segundo cierre, que terminó justo antes de las Navidades. El tercer cierre llegó una semana después de Reyes y se alargó hasta el pasado 8 de marzo, un mes en el que la recuperación del sector no se prevé muy rápida, ya que coincide con la Semana Santa.

Por todo ello, muchos centros de esta comunidad llevan meses sin apenas ingresos, acumulando compensaciones, prorrateos y devoluciones de cuotas de abonados que pagaron en su día cuotas anuales y trimestrales que no pudieron satisfacer por los cierres estatal y autonómicos. “Ha sido un año caótico. La situación es devastadora, muchos han tenido que cerrar o que malvender su maquinaria”, zanja Sanz, que dirige desde hace más de cuatro décadas el Gimnasio Kata Centro de Salamanca.


No hay comentarios

Añade el tuyo