FITNESS

Tras quedarse sin vestuarios y duchas la semana pasada

Los gimnasios gallegos temen sufrir un cerrojazo esta semana

La cadena Evofit aguanta el tipo y abre un primer centro en Narón

evofit-naron-padel-bis

La cadena gallega Evofit inició su expansión de este 2021 a principios de enero con un centro en Naron que también cuenta con pistas de padel.

(25-1-2021). El aumento del número de contagios registrados en Galicia podría provocar un cierre generalizado para sectores como el fitness, que hasta ahora había podido eludir esta medida. La Xunta anunciará esta semana más restricciones que afectarán a la práctica deportiva.

La tercera ola de la pandemia mantiene en vilo a los operadores de instalaciones deportivas de Galicia. Los municipios de Arteixo, Viveiro y Xinzo da Limia sufrieron la semana pasada el primer cierre de gimnasios decretado en Galicia desde el pasado mes de mayo. Las medidas adoptadas en estas tres poblaciones -que incluyen el cierre completo de la hostelería y la suspensión de toda actividad no esencial- podrían ampliarse hoy a más territorios de la comunidad.

Y es que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, anticipó el pasado viernes que esta semana la comunidad adoptará más medidas restrictivas tras la decisión del Gobierno central de no aceptar el adelanto del toque de queda a las ocho de la tarde.

“Tendremos que usar otras herramientas para restringir la movilidad y determinadas conductas que generen interacción social”, indicó el presidente gallego. Feijóo avanzó que algunas de las nuevas medidas afectarán “a la práctica del deporte, a la hostelería y al aislamiento municipal de los ayuntamientos gallegos”.

Algunos grupos políticos piden incluso que se implemente un confinamiento estricto. No se descarta que, a principios de esta semana, se amplíe a más municipios -o incluso a toda la comunidad- el nivel extremo, que incluye el cierre de los gimnasios. Una medida que Galicia ha podido eludir hasta ahora.

SIN VESTUARIOS NI DUCHAS DESDE EL JUEVES

Los centros deportivos gallegos podían operar hasta ahora con un 30% del aforo habitual, un límite de cuatro personas más el monitor en las clases colectivas y el uso obligatorio de la mascarilla. Unas medidas a las que el pasado jueves se añadieron otras dos significativas: la prohibición del uso de los vestuarios y de las duchas.

El Diario Oficial de Galicia (DOGA) obligó a habilitar una zona externa a los vestuarios donde los usuarios puedan dejar sus pertenencias. Sólo puede haber una persona a la vez -o dos convivientes- y se debe limpiar entre uso y uso.

Un nuevo cambio al que las cadenas de gimnasios se han tenido que adaptar. “En Evofit habilitamos una zona de ropero donde los monitores cogen la ropa de los usuarios y la guardan allí”, relata el fundador y CEO de la cadena de centros low cost, Luis Pernas.

“Tener los vestuarios cerrados es un escollo más a todo lo que estamos viviendo. De todas formas, se puede superar. En Galicia, de momento, hemos podido sobrevivir a la situación”, reconoce el CEO de Evofit.

CAÍDA MODERADA DE SU FACTURACIÓN

A falta de cerrar el ejercicio del 2020, desde la cadena reconocen que sus ingresos “no bajaron mucho” en comparación al 2019 gracias, en buena medida, a que sus gimnasios lograron eludir los cierres sectoriales tras el primer Estado de Alarma.

Los locales de la cadena sufrieron afectaciones muy variadas en relación a la pérdida de socios. Las caídas se mueven entre un 38% y un 52% respecto al año anterior. “Por suerte, muchos clientes siguieron siendo fieles y pagando muchas cuotas trimestrales”, comenta Pernas.

AFECTADOS POR CIERRES Y CONFINAMIENTOS

Evofit cuenta con nueve locales en Galicia. El último en abrir, hace tres semanas, fue un centro especializado en pádel en Naron (A Coruña). “Los primeros días teníamos todas las pistas ocupadas en las tres horas punta. Pero cuando empezaron los cierres perimetrales por ayuntamientos la ocupación bajó en un 75%, ya que muchos usuarios venían de municipios cercanos”, apunta.

Otro de los problemas que está afrontando este centro es la limitación del servicio de su cafetería. Su horario se ha restringido hasta las seis de la tarde y sólo puede servir en terrazas. “El invierno, en Galicia, no invita mucho a tomar algo al aire libre”, lamenta el empresario.

La situación no es mejor en los dos centros que tienen en Castilla y León (Valladolid y Zamora), que se encuentran cerrados hasta la próxima semana. Desde la cadena asumen que es muy probable que el cierre se prorrogue quince días más. De confirmarse, ambos locales habrán permanecido un mes cerrados en el que representa el tercer cierre en esta comunidad.

WONDER COMPANY APLAZA APERTURA DE UN CENTRO

Pernas es también uno de los propietarios de la marca Wonder Company. Esta línea premium tenía previsto abrir su segundo complejo deportivo el 15 de enero. Sin embargo, debido a la tercera ola, han decidido aplazar su inauguración hasta el mes de febrero.

“La hemos retrasado porque vemos que es inviable abrir ahora con las restricciones actuales, con un 30% y la posibilidad que cierren. Eso genera miedo en la gente. Lo haremos en febrero si no hay cierres”, confiesa Pernas.

El complejo deportivo, que estará ubicado en un centro comercial en Santiago de Compostela, contará con 6.200 metros cuadrados e incluirá distintas líneas de negocio distintas, entre las cuales un gimnasio, una tienda de alimentación deportiva, servicios de CrossFit, artes marciales y pádel.


No hay comentarios

Añade el tuyo