FITNESS

En EEUU

Nace una nueva profesión: caminante personal o personal walking

Nace una nueva profesión caminante personal o personal walking

Los demandantes son personas con una baja motivación y poca fidelización al ejercicio físico. O bien que caminan pero no quieren hacerlo solos.

(23-11-2018). Desde Los Ángeles (EEUU) llega una nueva profesión: el caminante personal o personal walking. Se trata de un profesional que acompaña a las personas en sus caminatas y paseos y cobra según el tiempo contratado y la distancia recorrida.

Caminar se ha convertido en una de las actividades físicas preferidas por muchas personas tras las recomendaciones de especialistas y estudios médicos.

Pero no siempre tenemos a alguien con quién hacerlo. Para evitar ese problema, desde Los Ángeles (EEUU) ya se ha creado una nueva profesión: el caminante personal o personal walking.

Motivación y compañía

La oferta laboral nace de la empresa ‘The People Walker’ (TPW), que ofrece caminantes personales en sus servicios. Los demandantes son personas con una baja motivación y poca fidelización al ejercicio físico. O bien que caminan pero no quieren hacerlo solos, entre otras razones.

Chuck McCarthy es el fundador de la empresa. Comenzó cobrando siete dólares (6, 21 euros) por cada milla (1.6 kilómetros) por las calles y parques cercanos a su casa. Así se convirtió en un pionero de un servicio que requiere la capacidad de caminar, hablar y escuchar, como informa el diario británico The Guardian.

La demanda de su servicio ha sido tan grande, que ahora cuenta con un equipo de cinco profesionales más que atienden a todas las solicitudes.

McCarthy está considerando recoger financiación para ampliar el negocio y contratar técnicos para diseñar una aplicación estilo Uber. Además de garantizar la proximidad, la aplicación permitiría que los profesionales y los clientes se califiquen entre sí en cuanto a la personalidad y la velocidad de la caminata.

Los beneficios de caminar

Según una investigación de la London School of Economics, las personas que caminan con frecuencia bajan una talla de ropa respecto a la media. Además, les ayuda a prevenir el colesterol, ataques al corazón, diabetes y tensión alta. Los resultados recogen que los beneficios son especialmente patentes en mujeres mayores de 50 años.

El estudio especifica que no sirve cualquier tipo de caminata. Hay que ir a paso ligero, hasta romper a sudar. Los expertos aconsejan salir a andar dos horas después de una comida copiosa. Por el contrario, si no se ha almorzado, recomiendan tomarse antes una pieza de fruta, por ejemplo un plátano. También se debe beber agua si la marcha dura más de 30 minutos. E ir de menos a más, para que los músculos vayan entrando en calor.


No hay comentarios

Añade el tuyo