FITNESS

Seis de sus ocho centros sólo podrán ofrecer actividad exterior

El nuevo cierre en Canarias afecta al 75% de los centros de Macrofit

macrofit-tenerife-medidas-de-seguridad-bis

Macrofit ha podido reabrir su centro ubicado en la isla de Tenerife. La instalación cuenta desde el año pasado con todas las medidas de seguridad pautadas por la administración canaria.

(20-1-3021). Una cara y seis cruces para Macrofit. La cadena de gimnasios ha podido abrir esta semana uno de sus gimnasios, en Tenerife, pero ha sufrido el cierre de otros seis, en Gran Canaria y Lanzarote. Un escenario que deja a la mayor cadena del archipiélago con apenas dos centros totalmente operativos.

La tercera ola de la pandemia está golpeando severamente a los gimnasios de una comunidad autónoma, las Islas Canarias, que hasta hace un mes lograron esquivar los cierres autonómicos. Su servicio estaba afectado por algunas restricciones, pero los centros podían trabajar con una cierta normalidad.

La situación, sin embargo, dio un giro hace un mes, con el aumento de casos registrados. El 18 de diciembre, la isla de Tenerife pasó al nivel 3 de alerta, lo que provocó el cierre de los 677 gimnasios y centros deportivos de la isla. Sin la posibilidad de ofrecer actividad de ningún tipo en espacios interiores, durante este mes los centros tinerfeños sólo pudieron abrir a sus usuarios las instalaciones exteriores. El pasado lunes, un mes después de conocer el cierre, los centros de la isla pudieron reanudar su actividad.

El cierre en Tenerife afectó a uno de los ocho locales que Macrofit tiene en el archipiélago canario. La reapertura del gimnasio La Laguna ha coincidido esta semana con el cierre de seis gimnasios: los cinco de Gran Canaria y el que tienen en Lanzarote. Ambas islas pasaron el pasado lunes al nivel 3 de alerta.

El único centro que aún no se ha visto afectado por cierres es el de Puerto del Rosario, ubicado en Fuerteventura. Esta isla se encuentra actualmente en el nivel 2 de alerta.

Los empresarios de la isla recibieron con asombro esta medida. “Los cierres del sector deportivo en las Canarias fueron una sorpresa, porque los datos en la comunidad, desde el principio de la desescalada, han sido de los mejores de España”, reconoce el CEO de Macrofit, José Calero.

Los centros deportivos que Macrofit tiene en Gran Canaria y Lanzarote sólo pueden ofrecer servicio en sus instalaciones al aire libre. En el caso de Macrofit, han limitado su actividad a los entrenamientos personales.

LOS CIERRES CORTAN LA RECUPERACIÓN

Antes de tener que cerrar, los centros de Macrofit estaban viviendo una recuperación muy positiva a nivel de abonados. Según aseguran desde la cadena, en algunos gimnasios llegaron a alcanzar el 78% de los abonados que tenían el pasado mes de marzo, justo antes del confinamiento.

“En junio había una cierta reticencia por parte de los clientes. Pero a medida que fueron viniendo fueron viendo la seguridad de los centros. De esta forma, logramos que muchos gimnasios no se vieran prácticamente afectados”, confirma Calero.

La media de socios de sus establecimientos en diciembre era del 65% con respecto a las cifras de antes de la pandemia. Un mes más tarde, los cierres han provocado un retroceso a nivel de abonados. Así, a día de hoy, la cadena cuenta con aproximadamente el 50% de los socios que tenían hace un año. La enseña ha pasado de los 18.500 abonados que tenían en marzo a los cerca de 9.800 que mantienen en la actualidad.

“Macrofit, al ser de los más grandes, es de las cadenas que han salido más perjudicadas de estos meses a nivel de pérdida de socios, pero hay muchos centros pequeños, empresarios autónomos con pequeños boxes, que lo están pasando muy mal porque no pueden ofrecer nada en el interior de sus instalaciones”, constata el CEO de Macrofit.

EL SECTOR SE MOVILIZA

Según ha podido saber CMDsport, un importante número de profesionales del sector y empresarios se están movilizando en los últimos días para pedir a las autoridades más flexibilidad para los gimnasios y centros deportivos.

“Se está creando una plataforma de gestores deportivos para dar a entender que los gimnasios son sitios seguros. Más que ayudas económicas, pedimos la reapertura del sector deportivo con las medidas de seguridad que sean necesarias. Estamos seguros que, controlando el aforo, la actividad física es segura, además de necesaria”, anota Calero.

El empresario recuerda que distintos responsables de Sanidad han visitado todos los centros de Macrofit para revisar las medidas implementadas. “Estamos convencidos de la seguridad de los centros”, defiende Calero.

Aunque el cierre en Gran Canaria está previsto que finalice el próximo 1 de febrero, desde Macrofit no descartan poder abrir unos días antes. “Los datos se miran día a día y puede haber cambios, incrementando o reduciendo las restricciones, antes de llegar a esas dos semanas. Esperamos, al menos, poder abrir el 1 de febrero. No hacerlo sería un desastre”, comenta Calero.

Los cierres en distintas islas han obligado a Macrofit a desarrollar distintas campañas a nivel local. “Al funcionar cada isla de una manera muy diversa, no podemos sacar una campaña común”, detalla el máximo responsable de la cadena.

PREPARAN LÍNEAS DE AYUDAS ECONÓMICAS

Hasta la fecha, el Gobierno autonómico de Canarias no se ha pronunciado en relación a la otorgación de ayudas económicas. Sí lo han hecho, en cambio, los órganos de gobierno de dos islas, Tenerife y Gran Canaria.

El presidente del Cabildo de Tenerife, Pedro Martín, informó a los sectores afectados que establecerán líneas de ayudas de las que puedan beneficiarse estas empresas “para compensar de alguna manera sus pérdidas por el cese de actividad”. En la reunión, celebrada el 13 de enero, también estuvo presente el director general de deportes del Gobierno de Canarias, Manuel López. Con todo, no anunciaron cifras.

Ayer fue el turno del Cabildo de Gran Canaria, que anunció que destinará cinco millones de euros a aliviar la situación económica de bares, restaurantes y gimnasios tras la entrada de la isla en el nivel 3 de alerta. Su presidente, Antonio Morales, se mostró confiado en que las ayudas a la restauración y a las empresas deportivas con espacios cerrados se tramiten rápido.

Aunque el importe de la ayuda dependerá del número de solicitudes admitidas, Morales avanzó que oscilarán entre 1.000 y 3.000 euros. Los detalles sobre plazos, requisitos y documentación se concretarán en los próximos días.


No hay comentarios

Añade el tuyo