FITNESS

La cadena basa su método en el entrenamiento personal en grupo

Orangetheory Fitness entra en España y espera alcanzar los 1.000 estudios este año en el mundo

Orangetheory Fitness España

El método de Orangetheory Fitness intenta que los usuarios se ejerciten durante 12-20 minutos al 80%-90% de sus capacidades, a lo que han llamado "la zona naranja". Para ello monitorizan las pulsaciones de cada uno, que se pueden ver en pantalla durante la sesión.

(1-3-2017). La cadena de gimnasios boutique está ultimando la apertura de su club en La Moraleja (Madrid), el primero en el país, y espera cerrar el año con entre tres y cinco centros abiertos que contribuyan a alcanzar el objetivo de 1.000 estudios en todo el mundo.

El primer Orangetheory Fitness abrió sus puertas en Florida (Estados Unidos) en el año 2010. Siete años después, la enseña tiene más de 500 estudios y 300.000 socios repartidos por todo el mundo, contando con presencia en México, Chile, Colombia, Perú, Reino Unido, Japón o Emiratos Árabes.

El objetivo de 2017 es llegar a los 1.000 estudios y para ello cuentan con los tres, cuatro o cinco centros con los que prevén cerrar el año en España. De hecho, en pocas semanas debería abrir su club de La Moraleja, en Madrid. “La intención es ir abriendo centros en capitales de provincia o poblaciones de más de 100.000 habitantes y ya tenemos potenciales franquiciados en la misma capital, Barcelona, el norte, levante y las islas”, detalla uno de los propietarios de Orangetheory Fitness España, Carlos Ferran.

El ejecutivo ha comprado la Master Franquicia en España junto a Emilio Benzadon y Aaron Benoliel y destaca que “todos los clubes abiertos en el mundo siguen funcionando, no ha cerrado ni uno”. En los próximos 10 años esperan llegar a un mínimo de 20 clubes operativos en el país.

De momento los estudios serán en propiedad, si bien en el futuro está previsto que haya la posibilidad de franquiciar y “ya se han recibido peticiones de información al respecto”, asegura Carlos Ferran. Para abrir se necesita un local diáfano de unos 300 metros cuadrados y una inversión que se sitúa entre los 250.000 y los 300.000 euros entre obra, equipamientos y campañas de marketing.

El método Orangetheory Fitness

Para un local estándar de 300 metros cuadrados, se destinan 200 a maquinaria fitness como máquinas de correr y remos específicos que pondrá Freemotion. El resto es una zona equipada con TRX y material para entrenamiento funcional.

El entrenamiento consiste en clases de una hora de “entrenamiento personal en grupo”, una de las 20 tendencias que apuntaba el ACSM para 2017, para 15-20 personas como máximo. Se monitorizan las pulsaciones de cada usuario y se visualizan constantemente en la pantalla con el nombre y el nivel de esfuerzo. La intención es que el cliente llegue al 80%-90% de su capacidad, lo que llaman la “zona naranja”, para estar trabajando allí entre 12-20 minutos.

Se queman entre 500 y 1.200 calorías en una hora y “por haber estado en la franja naranja, la quema de calorías durante las 36 horas siguientes también es más alta”, asegura Ferran, quien añade que “el entrenamiento es diferente cada día pero es el mismo que se puede hacer en New York, Londres o Miami”.

Mínimo de 300 socios para abrir

Orangetheory Fitness “no tiene matrícula ni permanencia”, resalta el empresario. “Pagas por horas, en función de tus necesidades”, añade. Concretamente, existe una cuota que ronda los 100 euros y que permite el acceso ilimitado a las sesiones, otra de unos 70 euros para ocho sesiones al mes y otra de 50 euros para cuatro sesiones. En este sentido, Carlos Ferran destaca también que “el 80% de los usuarios paga la cuota ilimitada”.

La media de socios de cada club está alrededor de los 750, aunque hay algunos en Florida y California que superan los 1.000. Lo que sí es indispensable es tener alrededor de 300 socios de preventa para abrir un club. “Es la manera de ir desahogado económicamente”, explica el empresario.

Para terminar, el propietario de la Master franquicia en España recalca que “el 70% de los usuarios son mujeres, pero estamos orientados a todo tipo de público desde los 20 hasta los 60 años” y remarca que el modelo se enmarca dentro del concepto boutique que tanto está triunfando en Estados Unidos: “Allí la gente ya no va al gimnasio, sino que van dos veces a la semana al centro de Pilates y dos más al de Crossfit o al de Orangetheory Fitness”.


No hay comentarios

Añade el tuyo