FITNESS

El plan de Club de Campo K7 para recuperar 1.000 clientes antes de acabar el año

Invertirá 867.000 euros en renovar la instalación

club-de-campo-k7

Además de renovar y actualizar instalaciones, el club de campo K7 construirá un centro hípico y una piscina exterior, para añadir más servicios que atraigan a más clientes.

(5-8-2019). Tutempo K7 renacía en mayo después de entrar hace dos años en un concurso de acreedores. En este tiempo, la instalación había perdido más de 1.300 socios, de los que ya se han recuperado algo más de 300. Ahora, la intención es volver a alcanzar los 2.500 que el club disponía antes de su crisis, y superar esta cifra.

Nuevos tiempos para el centro deportivo Tutempo K7 de Paterna, Valencia, que el pasado mes de mayo renacía bajo el proyecto de convertirse en un club de campo de última generación a la altura del Club de Campo Villa de Madrid.

Bajo el nombre de Club de Campo K7, la instalación dejaba atrás dos años de crisis desde que la antigua gestora, Tutempo, presentara concurso voluntario de acreedores en 2017. Un periodo que el empresario valenciano Jorge de Fuentes ha aprovechado para idear el proyecto que presentaría después a Javier Soler, director general del grupo deportivo Tutempo.

“Tuve una infancia en la que me he criado en el campo, me gustaba mucho el tenis y en general el mundo deportivo. En 2010 empecé a desarrollar una empresa para intentar buscar un suelo en Valencia y hacer un club de campo, porque veía que había clubes donde sólo se podía practicar tenis o golf, pero no multiactividad en familia”, explica a CMDsport Jorge de Fuentes. “En plena búsqueda de espacio decidí hablar con Javier Soler al enterarme que la empresa estaba en concurso, porque K7 es un sitio que me ha hecho crecer muy feliz”.

Casi 900.000 euros para la puesta a punto

De Fuentes se hizo con la gestión del K7 de forma escalonada tras la resolución del concurso, obteniendo el permiso de las pistas de tenis y pádel en enero de este 2019, del gimnasio en febrero y de la cafetería en abril.

“Cuando entramos nos encontramos con un gimnasio antiguo, con pistas completamente descuidadas y una gastronomía floja”, explica el empresario.

La instalación cuenta con una superficie de 36.000 m2 en los que se incluye un gimnasio, un área social, pistas de pádel, frontón, squash y fútbol sala, así como un pabellón multideporte.

El objetivo del nuevo gestor del K7 es relanzar todos los servicios ya disponibles, a través de la actualización de las instalaciones, así como incluir nuevos como una potenciación de la zona outdoor y la construcción durante este año de un centro hípico. De cara a 2020, se afrontará además la construcción de una piscina exterior.

Para ello, el proyecto contempla una inversión inicial de 867.000 euros. Casi medio millón, 457.000 euros se han destinado ya a la renovación de la maquinaria del gimnasio, apostando por la conectividad total. También se ha destinado una partida de 120.000 euros para la reforma interior, exterior y de las zonas sociales y jardines. En el caso del restaurante, “el corazón del club”, según Jorge de Fuentes, se están invirtiendo 60.000 euros en su renovación. Por último, 230.000 euros para la construcción de ocho nuevas pistas de pádel de cristal, con una central panorámica, la remodelación de ocho frontones, cuatro pistas de squash, el pabellón multiactividad y la construcción del centro hípico.

Para el empresario Jorge de Fuentes, el restaurante constituirá “el corazón” y la clave de todo el complejo deportivo y club de campo. Para adecuarlo a las nuevas exigencias, se ha invertido 60.000 euros.

Recuperar clientes, prioridad

Todas estas medidas se encaran en primera instancia a la recuperación de clientes, puesto que, lamenta el empresario, “el club había bajado en dos años de 2.500 socios a 1.150”. De los cuales, en estos meses de nueva gestión, ya se han recuperado 300, contando actualmente con una cifra de 1.459 socios. Para lo que queda de 2019, el club se ha propuesto superar los 2.000 inscritos y acercarse cada vez más, para después superar, la cifra inicial de 2.500 socios.

La renovación de las instalaciones será una de las bazas con las que cuente para hacer realidad este objetivo, pero también la mejora de los servicios. “El Club de Campo Valencia K7 tiene como objetivo el trato personalizado de sus clientes, apostando por su bienestar, cuidado individual y la vivencia de momentos familiares inolvidables”, destaca Fuentes.

El club ofrece unas cuotas mensuales que oscilan entre los 60 euros por cliente y los 108 por pareja. En el caso de los menores de 16 años, solo pagarán los servicios de las escuelas deportivas que utilicen, sin necesidad de abonar el derecho a uso, de aproximadamente 150 euros. Y es que entre los objetivos de K7 también se encuentra convertirse en la cantera de promesas del deporte. “Hay que evitar que los jóvenes talentos opten y escojan como lugar de entrenamiento complejos deportivos ubicados en otros países”, señala.

Además de contribuir a combatir el sedentarismo en España. “Existe una tendencia sedentaria con hábitos de vida poco saludables, una generación que en general realiza poco ejercicio físico y dietas poco equilibradas. Como referentes en salud, nuestro deber es proporcionar conocimiento y herramientas a los más jóvenes y a toda la población en general para revertir esta situación”, apunta convencido.

Todo ello con la intención de colocar Valencia “como el centro de referencia en la formación de deportistas”.

 


No hay comentarios

Añade el tuyo