FITNESS

La empresa Innplay, partner tecnológico de la cadena

Sano TV, la nueva plataforma digital de Sano Center

sano-center-tv-carátula-bis

La plataforma Sano TV ofrece contenidos adaptados a diferentes niveles de intensidad, cargas y trabajo específicos también válidos para distintas patologías.

(7-10-2020). La cadena Sano Center presentará en los próximos días Sano TV, una aplicación que emitirá online el trabajo de todos los centros de la cadena a nivel nacional a sus abonados y a clientes externos que estén interesados. Innplay es la empresa que ha actuado como ‘partner’ tecnológico de la enseña.

Todos los socios de la cadena de gimnasios Sano Center dispondrán, a partir de la próxima semana, de una plataforma digital que emitirá y almacenará los contenidos digitales producidos por la propia compañía desde todos sus centros (50 en la actualidad, cifra que crecerá hasta los 62 a finales de año). la cadena ha recurrido a la empresa Innplay como ‘socio’ tecnológico de la plataforma.

El servicio estará incluido en las cuotas de los abonados, mientras que estará disponible un mes gratis de prueba para aquellos que aún no sean socios de la cadena.

VARIEDAD DE PROFESORES

Además de ofrecer clases online, Sano TV pondrá a disposición de los socios de la cadena  consejos a través de entrevistas y webinars con profesionales de la nutrición, las ciencias de la salud y el entrenamiento, al objeto de aportar un conjunto de pautas para que los televidentes puedan llevar un estilo de vida más saludable.

Este servicio nace como una aplicación que pretende ser un polo de atracción y un complemento a los entrenamientos presenciales que se realizan en los centros de la cadena. Los contenidos, que se renovarán mensualmente, quedarán organizados en una parrilla confeccionada por la dirección técnica de la cadena.

“Queremos evidenciar la riqueza de Sano, que el cliente pueda entrenar con más de 50 entrenadores distintos”, expone Felipe Pascual, CEO de Sano Center. La plataforma ofrece contenidos adaptados a diferentes niveles de intensidad, cargas y trabajo específicos también válidos para distintas patologías.

Sano TV lleva en fase de prueba unas semanas en todos los centros de la cadena, y en los próximos días, cuando esté perfeccionada, será presentada oficialmente. “Es una aplicación muy sencilla que queremos que sirva para combinar el entrenamiento personal con el digital, de forma que los clientes mantengan el vínculo y completen lo que hacen en los centros, donde hay un ecosistema con profesores y compañeros que es el que genera de verdad el hábito”, añade Pascual.

ENTRENAMIENTOS INDIVIDUALIZADOS

Mientras termina de desarrollar esta plataforma digital, Sano Center ha tenido que adaptar su oferta de servicios a las normativas y restricciones impuestas por la pandemia. Su novedad principal es la supresión de los circuitos y de algunos equipamientos.

“Hemos tenido que reinventar y reacondicionar metodológicamente todas las programaciones. El cambio principal son las metodologías de circuito, que al no poder ofrecerlas hemos habilitado espacios para que los clientes puedan desarrollarlas”, relata el CEO de la cadena de centros boutique. Ahora, sus abonados realizan toda su actividad en un mismo espacio, donde no tienen que moverse para poder trabajar exclusivamente con material que no comparten.

Los últimos centros inaugurados por la cadena han abierto ajustados a esta novedad, mientras que los que ya estaban en funcionamiento han tenido que adaptar su funcionamiento a unos cambios que han obligado a prescindir de cerca del 30% de los elementos con los que opera la cadena: máquinas cardiovasculares o materiales de vertical training son algunos de los elementos afectados y que no estarán disponibles por un tiempo.

CAMBIOS QUE PUEDEN QUEDARSE

Pese a la afectación provocada por las medidas, en Sano Center reconocen que no todos los cambios han sido negativos. “La percepción de calidad que nos transmiten muchos socios está siendo superior a la que teníamos antes del Covid-19”, reconoce el máximo dirigente de la compañía. El uso exclusivo de espacios y materiales, además del trato más personalizado, son algunos de los argumentos más usados por los socios.

Esta reacción ha provocado que la cadena vea con buenos ojos que algunos cambios “hayan venido para quedarse”. “Constantemente analizamos la experiencia de las medidas y el feedback de entrenadores y clientes. Tenemos 50 laboratorios en los que vamos probando distintos métodos que pueden ser interesantes de cara al futuro. Buscamos fórmulas que no solo sean válidas en este contexto”, añade Pascual.

Los espacios confinados de entrenamiento, asegura, pueden ser uno de los cambios que se mantengan más allá de la pandemia de cara a aquellos clientes que pidan un tipo de entrenamiento más individualizado. La cadena, eso sí, asume que tendrá que reforzar estos espacios con más equipamientos que posibiliten la ampliación del catálogo de ejercicios posibles.

Una de las ventajas con las que cuenta la cadena es todos sus centros tienen perfiles socioeconómicos de clientes y ubicaciones muy distintas, desde zonas rurales a urbanas. “Eso nos da una información impagable sobre cómo está percibiendo la pandemia el cliente en función de los diferentes territorios”, sentencia Pascual.


No hay comentarios

Añade el tuyo