FITNESS

Según un estudio publicado en el American Journal of Hypertension

Tomar una sauna reduce la hipertensión

Sauna

Los usuarios que tomaron de cuatro a siete sesiones a la semana en la sauna tuvieron un 46 por ciento menos de probabilidades de sufrir hipertensión

(3-11-2017). Un estudio finlandés concluye que tomar regularmente una sauna reduce el riesgo de hipertensión. El calor de la sauna mejora la flexibilidad de los vasos sanguíneos que facilita el flujo en la sangre.

El estudio, publicado en el American Journal of Hypertension, incluyó a 1.621 hombres de mediana edad con presión arterial normal que fueron seguidos durante un promedio de 25 años. Durante ese tiempo, 251 de ellos desarrollaron hipertensión.

En comparación con los que tomaron una sola sesión de sauna a la semana o menos, los que tomaron dos a tres sesiones tuvieron un 24 por ciento menos de propabilidades de sufrir hipertensión, según se recoge en la investigación.

Además, los que visitaron la sauna entre cuatro y siete veces a la semana, redujeron el riesgo en un 46 por ciento.

El estudio controló el índice de masa corporal, el consumo de alcohol, la frecuencia cardíaca en reposo, el tabaquismo, los antecedentes familiares de hipertensión y otras variables.

En informe publicado es observacional y no demuestra causa y efecto, pero el autor principal, el Dr. Jari A. Laukkanen, profesor de medicina en la Universidad de Finlandia Oriental, sugirió varios posibles mecanismos.

El calor de la sauna, dijo, mejora la flexibilidad de los vasos sanguíneos que facilita el flujo en la sangre y el calor y posterior enfriamiento de una sauna finlandesa típica induce una relajación general que es útil para moderar la presión arterial.

Asimismo el sudor elimina el exceso de líquido, actuando como un diurético natural. Y, precisamente los diuréticos están entre los fármacos más antiguos usados para tratar la hipertensión.


No hay comentarios

Añade el tuyo