FITNESS

Deja sin servicio a mil socios y sin empleo a doce trabajadores

Un gimnasio en Madrid cierra sin avisar

(7-6-2013). El club de fitness Serrano 50, en el barrio de Salamanca de Madrid, cerró el pasado lunes de forma inesperada dejando en la calle a sus más de mil socios y a una docena de monitores deportivos y trabajadores. Varios de los abonados habían pagado en mayo entre 200 y 300 euros de anualidad tras una oferta realizada por el gimnasio.

Los usuarios ya se están movilizando en la red para presentar una denuncia conjunta, aunque algunos de ellos ya han acudido a la comisaría para delatar por estafa al dueño. El propietario es Pedro García y, según los socios, es dueño de otro gimnasio en el municipio de Alcorcón.

Fue el pasado lunes cuando los trabajadores se toparon inesperadamente con los cierres del centro echados. Un cartel en la puerta indicaba lo siguiente: “Cerrado temporalmente por el inicio de las obras en el interior del gimnasio por obligación de las obras de la Comunidad”. Al parecer se trataba de una excusa ya que no hay ningún tipo de obras previstas y los trabajadores han recibido un burofax indicando que estaban despedidos.

Durante toda la jornada del lunes los abonados fueron encontrándose con la instalación cerrada y sin ninguna explicación más allá de ese cartel. Los socios se enteraron de que el pasado domingo de madrugada el dueño del gimnasio se llevó todas las máquinas y los aparatos que había en el recinto, de más de mil metros cuadrados repartidos en dos plantas. Se ignora si el propietario los ha retirado o los ha trasladado a otro de los gimnasios que tiene.

Otros abonados sospechaban algo extraño, ya que las máquinas de bebidas estaban vacías y no se reponían los productos y las máquinas que se estropeaban no se arreglaban.

Uno de los socios perjudicados, que es abogado, está tratando de reunir a la mayoría de usuarios para realizar una demanda colectiva. Algunos socios se han enterado ahora de que el propietario del club no pagaba el alquiler del local. Este periódico ha intentado sin éxito contactar con el dueño del negocio en su otro gimnasio.


No hay comentarios

Añade el tuyo