FITNESS

Con el cambio de estación, es conveniente que adecues tu alimentación al nuevo entorno

Adapta tu dieta a la llegada de la primavera

Comer fresas en primavera está especialmente indicado pues son ricas en antioxidantes y constituyen un muy bajo aporte calórico.

(23-3-2012). Los excesos de calorías ingeridos durante el invierno nos reportan ahora que ha llegado la primavera un cansancio físico y mental. Estos síntomas sobrevienen en el inicio de la estación, cuando el cuerpo se está acostumbrando al alargamiento de las horas de sol y a los cambios bruscos de temperatura y sensaciones térmicas. En este artículo encontrarás los alimentos más recomendables, así como una serie de consejos alimenticios en el caso de que la primavera te ‘despierte’ algún tipo de alergia. Por supuesto, no te estamos hablando de propuestas para adelgazar. Como siempre, continuamos sugiriéndote que la mejor fórmula para ello es la combinación de deporte y una dieta sana.

En primavera debemos reducir la cantidad de calorías, ya que en invierno necesitamos tomar más calorías porque hace mucho frío. Al hacer frío nuestro cuerpo genera calor y además así se queman calorías.

En esta estación, debemos tomar más agua que en invierno, ya que empieza a hacer calor. Además, mantener el cuerpo bien hidratado es fundamental para contribuir al buen desarrollo de las distintas funciones orgánicas. De esta manera, se favorece la función renal e intestinal y el organismo no se sobrecarga de sustancias de desecho.

¿Qué debes priorizar durante la primavera?

  • Rábanos: muy ricos en vitamina C (antioxidantes) y ayudan a aumentar la flora intestinal , de manera que mejora la digestión de los alimentos.
  • Nabos: ricos en vitamina C y en fibra.
  • Champiñones: efecto remineralizante, muy útil para las personas que no pueden comer carne. Además su contenido en selenio le da un efecto antioxidante.
  • Alcachofas, espárragos: ricos en fibra y ayudan a la eliminación de líquidos.
  • Apio: remineralizante, efecto laxante, buen depurativo, tranquilizante, baja las tasas de colesterol y ácido úrico.
  • Fresas : ricas en antioxidantes y muy bajo aporte calórico.
  • Limones : ricos en antioxidantes, es desintoxicante y purificador.
  • Zumos frescos: de zanahoria; de zanahoria, manzana y apio; de zanahoria, apio y un poco de limón.

Además en esta época del año, muchas personas son propensas a sufrir alergias, asma o excemas. Así que son recomendables estos consejos:

  • Comer 5 raciones o más de fruta y verdura al día para mantener un buen nivel de antioxidantes (el té verde también es un excelente antioxidante).
  • Reducir el consumo de aceite de girasol y otras semillas en favor de aceite de oliva.
  • Aumentar el consumo de ácidos grasos omega 3 (pescado azul).
  • Tomar alimentos probióticos (como el yogur).
  • En algunos casos, la vitamina C produce una mejora en las síntomas de personas que sufren alergias al polen, mientras que la vitamina E puede ayudar a personas que padecen excema.

Una sugerencia de menu primaveral

Desayuno: leche semidesnatada y dos tostadas con un poco de aceite de oliva.

Media mañana: un tazón de fresas con miel.

Almuerzo: espárragos verdes a la plancha y paella de marisco . Pan (unos 30g). Una naranja.

Merienda: una macedonia de frutas : kiwi, fresas y plátano y un yogur desnatado.

Cena: Crema fría de calabacín, merluza a la plancha con tres rodajas de tomate. Pan (30g). Un yogur desnatado.

Subrayar que este es un menú equilibrado, es decir, no es para bajar peso. Si tienes un peso saludable, esta será dieta ideal para la primavera.


No hay comentarios

Añade el tuyo