Quantcast

FITNESS

Consejos desde el Hospital IMSKE

Así es la nueva patología del síndrome del ‘text neck’

O cómo el móvil perjudica la columna

Así es la nueva patología del síndrome del ‘text neck’

Al escribir un mensaje en el teléfono inclinamos el cuello hacia adelante y posicionamos la cabeza por delante de los hombros. Esto causa tensión muscular, potencia riesgo de que los nervios sufran compresión y en casos extremos puede provocar una hernia discal. Imagen: Freepik.

(9-4-2021). El síndrome del ‘text neck’ es una nueva patología vinculada a los dispositivos tecnológicos y relacionada con la carga que soporta habitualmente la columna cervical al mantener la cabeza agachada, causando daño sobre ella.

Pablo Martínez, responsable de Fisioterapia en el Hospital IMSKE, explica que “mantener la cabeza agachada aumenta la carga que soporta habitualmente la columna cervical, causando daño sobre ella”. En este sentido, conviene recordar que la cabeza de un adulto pesa entre cinco y siete kilos. Ese es el peso que la columna, en concreto las vértebras cervicales, están acostumbradas a soportar. Sin embargo, cuando la cabeza se inclina entre 45 y 60 grados para mirar la pantalla de un dispositivo móvil, la presión puede superar los 20  kilos, de ahí que el síndrome del text neck sea cada vez más conocido.

La cantidad de fuerza que aguanta la columna al soportar la cabeza guarda una relación directa con la angulación de la misma. “Cuanto mayor es la  angulación, mayor es el peso y mayores los problemas, que pueden ir desde desgaste de la columna vertebral, hasta la degeneración del disco, que en algunos casos puede precisar cirugía” afirma Pablo Martínez.

Nueva patología

El síndrome del text neck es una nueva patología vinculada a los dispositivos tecnológicos. “Al escribir un mensaje inclinamos el cuello hacia adelante y posicionamos la cabeza por delante de los hombros. Esto causa tensión muscular, potencia riesgo de que los nervios sufran compresión y en casos extremos puede provocar una hernia discal”, explica Pablo Martínez. El resto de la columna, añade, “también se verá afectada por la relación que se establece en las diferentes partes entre sí”.

Otro de los efectos como consecuencia de este mal hábito y la tensión que provoca es, aparte del dolor de cuello, el dolor de cabeza. “Quizá la peor consecuencia es una adaptación a una mala postura que se mantendrá durante el resto de actividades del día, alargando el sufrimiento del cuello por la adaptación a esta situación”, lamenta Pablo Martínez.

Degeneración lenta

La capacidad de adaptación del ser humano a las malas posturas es muy alta. Y así, los problemas asociados a una mala higiene postural aparecerán en años posteriores, circunstancia que dificulta establecer una relación causa/efecto. “Mantener la posición de text neck durante mucho tiempo hará que nuestro cuello se vaya degenerando poco a poco, además de poner en riesgo la curva natural del cuello, que irá alterándose día tras día”, explica Pablo Martínez.

Desde el Hospital IMSKE se apunta a la necesidad de fortalecer los músculos del cuello para evitar lesiones o molestias. “Uno de los principales sistemas para ayudar a soportar la carga es la musculatura cervical. Cuanto mayor es la fuerza menor es el sufrimiento, ya que se mejora la alineación”, defiende Pablo Martínez. “Un programa bien diseñado para mejorar la movilidad y la fuerza del cuello es una de las claves, sin duda, para ayudar a las personas que sufren este trastorno”.

Consejos preventivos para evitar el síndrome del ‘text neck’

1: Mantener una postura erguida al estar sentado. Para ello es recomendable colocar un almohadón en la zona lumbar, que enderece la columna y ayude a posicionar la cabeza lo mejor posible.

2: Levantar el móvil a la altura de los ojos al escribir mensajes evitando flexionar la cabeza o usar el movimiento ocular para ver mejor la pantalla sin involucrar al cuello.

3: Disminuir el tiempo de uso del móvil.

4: Instalar en el ordenador las aplicaciones de texto que utilizamos en el móvil: la posición en un ordenador es más saludable forzando menos la posición de la espalda al redondear menos los hombros.

5: Hacer ejercicio nos ayuda a fortalecer la musculatura y a compensar el tiempo que permanecemos sentados en esta posición inadecuada.

6: Tumbarse en la cama sin almohada un rato al día para que la columna esté completamente extendida y de esta forma compensaremos el tiempo de mala postura llevando la cabeza a la altura del tronco.

Más información en https://www.imske.com/


No hay comentarios

Añade el tuyo