FITNESS

Claror cumple 40 años este mes de septiembre

EC Inauguracio82 18

Imagen de la inauguración del Esportiu Claror en 1982.

(7-9-2018). Aunque el primer gimnasio de la cadena fue inaugurado en 1982 y la Fundació Claror adquirió esta forma jurídica en 1989, Claror nació como cooperativa en septiembre de 1978, con el nombre de Claror Societat Cooperativa Catalana Limitada.

Claror explica que, si bien se reserva las grandes celebraciones en los gimnasios para el año 2022, cuando se cumplirán las cuatro décadas desde la apertura del primer centro, el Esportiu Claror –el hoy denominado Claror Sardenya- en el año 1982, “no podemos olvidar ni pasar por alto la conmemoración de los 40 años de Claror, aunque fuera entonces en forma de cooperativa. Porque sin el empujón de aquella cooperativa, formada entonces por los maestros y padres y madres de los alumnos de la Escuela Sagrada Familia, no se explicaría ni se entendería la historia de todo lo que vino después: la inclusión de la Escuela Sagrada Familia al CEPEPC (Colectivo de Escuelas Por la Escuela Pública Catalana) y la posterior integración a la red de escuelas públicas de la Generalitat de Cataluña”.

A ello siguieron la inauguración del primer gimnasio – el Esportiu Claror- con piscina al barrio de la Sagrada Familia y abierto a todo el vecindario que se quisiera abonar, la conversión de la Cooperativa en Fundación sin ánimo de lucro, la conversión (después de los Juegos del 92) del Esportiu Claror en Centro Deportivo Municipal, y el crecimiento posterior con la gestión de más centros deportivos municipales en Barcelona, y en toda Cataluña.

Por todo esto, aunque la enseña no haya previsto grandes celebraciones ni actos especiales, este septiembre quiere recordar y conmemorar aquella fecha, así como rendir homenaje a las mujeres y hombres que tuvieron el sueño de crear Claror, impulsar su crecimiento y definir unos principios y unos valores que, 40 años después, “seguimos mirando de defender con la misma ilusión que el primer día”. Este es el resumen histórico de la evolución de Claror:

1978: Nace la Cooperativa Claror

Claror Societat Cooperativa Catalana Limitada  nació en 1978 como una cooperativa formada por los maestros y los padres de alumnos de la Escuela Sagrada Familia, de la calle Sardenya 343 de Barcelona. La Escuela, propiedad por la Compañía de Jesús, fue transferida a la Cooperativa Claror, que asumió la gestión.

Bajo la gestión de la Cooperativa Claror, la Escuela Sagrada Familia entró a formar parte del Colectivo de Escuelas Por la Escuela Pública Catalana (CEPEPC), y pidió ser reconocida como Escuela Pública por la Generalitat de Cataluña acabada de restaurar.

La Cooperativa Claror imprimió en la Escuela Sagrada Familia un carácter laico, progresista y catalanista. Además, fue una de las primeras escuelas del distrito de Gràcia de Barcelona a acontecer mixta.

Desde el principio, también, la Cooperativa Claror concibió el deporte y la educación física como una parte importante en la formación de las personas y le dio a la asignatura de educación física el mismo peso que en el programa académico tenían las asignaturas más importantes.

1982: Construcción del Esportiu Claror, hoy Claror Sardenya

En este contexto, la Cooperativa Claror dio un paso muy importante: remodeló los bajos de la escuela para construir un polideportivo (con piscina de 25×12 metros, gimnasio, y salas polivalentes). Este polideportivo, denominado Esportiu Claror, dio servicio a los alumnos de la escuela y, además, a todos los vecinos del barrio de la Sagrada Familia, que podían utilizarlo mediante un abono.

El Esportiu Claror se construyó entre los años 1981 y 1982 con un coste de 39 millones de pesetas, que fueron aportados por la Generalitat de Cataluña (19 millones), la Diputación de Barcelona (3 millones), el Ayuntamiento de Barcelona (1 millón), y la Cooperativa Claror (16 millones). Fue inaugurado el 19 de diciembre de 1982  y rápidamente se convirtió en un polideportivo de referencia en un barrio, la Sagrada Familia, que carecía de equipamientos deportivos.

1989: La Fundación Claror, heredera de la Cooperativa

El 1989, la Escuela Sagrada Familia entró a formar parte de la red de escuelas públicas de la Generalitat de Cataluña. Por este motivo, y considerando que ya había cumplido su papel, la Claror Societat Cooperativa Catalana Limitada se disolvió, dando lugar a la Fundación Privada Claror, a quien traspasó la titularidad del Esportiu Claror.

La Fundación Claror, por lo tanto, nació el 1989 con el propósito de gestionar con criterios públicos el Esportiu Claror, y para continuar la tarea que había hecho la Cooperativa de difusión y promoción del deporte, la salud, la cultura y el ocio para todo el mundo al barrio de la Sagrada Familia en particular, y en Barcelona y Cataluña en general.

Uno de los primeros proyectos de la Fundación Claror consistió en ampliar las instalaciones del Esportiu Claror con la construcción de un pabellón cubierto y otros espacios en los terrenos de titularidad municipal el interior de isla donde estaba situado el Deportivo. El 1993 se inauguraron los nuevos espacios del Esportiu, que pasaba a tener 5.800 metros cuadrados, y que en parte era de titularidad municipal.

1998: Inauguración del Poliesportiu Sagrada Familia (Claror Cartagena)

Con el Esportiu Claror plenamente consolidado, con cerca de 9.000 abonados, la Fundación inició en 1997 su crecimiento. Así, en los siguientes años, presentó proyectos para la gestión de nuevos equipamientos polideportivos municipales en Barcelona, que el Ayuntamiento de Barcelona le concedió.

El primer proyecto fue la construcción y gestión del Polideportivo Sagrada Familia: un nuevo equipamiento municipal que el Ayuntamiento planificó hacer en el mismo barrio de la Sagrada Familia. Diferentes entidades del barrio, así como la misma Asociación de Vecinos de la Sagrada Familia, solicitaron a la Fundación Claridad que se presentara al concurso de gestión, puesto que querían que el nuevo equipamiento fuera una instalación de deporte para todo el mundo, gestionada con la misma filosofía que la del Esportiu Claror.

La Fundación Clarorse presentó al concurso, y el Ayuntamiento de Barcelona le concedió la gestión del centro por un periodo de 25 años. El 10 de mayo de 1998, finalmente, se inauguró el centro con unas instalaciones de 3.800 metros cuadrados, que enseguida cautivaron a más de 10.000 personas que se abonaron en el centro.

1999: Can Caralleu, la tercera instalación

Después del éxito de la puesta en marcha del Polideportivo Sagrada Familia, la Fundación Claror asumió el reto de presentar un proyecto para la gestión de una tercera instalación deportiva: el complejo deportivo Can Caralleu, situado en el barrio de Sarriá-Sant Gervasi de Barcelona. Esta vez la Fundación presentó un proyecto de gestión con dos entidades más: el Centro Excursionista de Cataluña y la Universitat Ramon Llull, con las que formó una Asociación.

El Ayuntamiento de Barcelona concedió la gestión de Can Caralleu a la nueva Asociación por un periodo de 35 años. El mayo de 1999 se asumió la gestión del centro, y se inició un importantísimo proyecto de remodelación y modernización en dos fases. Acabada la remodelación del centro, Can Caralleu cuenta ahora con unas modernas instalaciones deportivas en unos terrenos de más de 31.000 metros cuadrados, que cuentan con campo de fútbol de césped artificial, cuatro pistas de tenis, dos de pádel, 3 piscinas, y amplias y modernas salas tanto de fitness como de actividades.

En diciembre de 1999 la Fundación Claror fue una de las entidades fundadoras de la Asociación para el Deporte para Todo el mundo de Cataluña. Ese mismo año, fue además reconocida por la Asociación de Gestores Deportivos de Cataluña con el premio a la entidad que había hecho la mejor gestión deportiva del año en Cataluña.

2001: Poliesportiu Marítim (Claror Marítim)

En septiembre de 2001 se inauguró el Poliesportiu Municipal Marítim, en el distrito de Ciutat Vella de Barcelona: un equipamiento polideportivo que, además, se convirtió en el primer centro de talasoterapia de Cataluña, por el hecho de que cuatro de las ocho piscinas del centro están dotadas de agua de mar y efectos lúdico-mecánicos del agua, además de un importante abanico de servicios de salud.

2009: El Esportiu de Llinars del Vallès

En noviembre de 2009 se ponía en marcha el Esportiu de Llinars del Vallès, cota que significaba lograr el objetivo fijado por la entidad de gestionar centros deportivos fuera de la ciudad de Barcelona. El Deportivo de Llinars del Vallès nacía fruto de la colaboración en la gestión de la propia Fundación y la Escuela Enebro, una entidad muy asentada y de prestigio a la comarca del Vallès. La unión de las dos entidades significó el nacimiento de Llinarsport S.L., empresa encargada de gestionar el centro.

2013: Nace la marca Claror

Nace la nueva marca Claror, que aglutina los tres centros deportivos municipales de Barcelona gestionados sólo por la Fundación Claror y pasan a llamarse Claror Sardenya (CEM Claror), Claror Cartagena (CEM Sagrada Familia) y Claror Marítim (Claror Marítimo).

2014: Claror presta servicios a 6 equipamientos deportivos de Sant Joan Despí

El Grupo Claror continúa creciente y en 2014 y a través de la sociedad participada Llinarsport S.L. incorpora la prestación integral de servicios de seis equipamientos deportivos situados en Sant Joan Despí que representan un total de 36.607 metros cuadrados. Destacan los complejos polideportivos Francesc Calvet y Salvador Gimeno, que suman 13.413 usuarios habituales. Además, el contrato también incluye cuatro instalaciones deportivas más: el polideportivo Ugalde, los campos de fútbol de Les Planes y del Barrio Centro y las piscinas de verano Fontsanta.

2016: Claror presta servicios al EAS Taradell

A partir del año 2016, el grupo Claror, desde la empresa participada Llinarsport SL, presta servicios en el Espacio Aquàtic d’Aigua y Salut de Taradell después de ganar el concurso.

2018: Reconocimiento europeo a la Excelencia

La Fundación Claror se convierte en la primera entidad del sector deportivo al Estado Español en tener el reconocimiento europeo al Excelencia EFQM (European Foundation for Quality Management), obteniendo en su primera evaluación una puntuación de 500+, la máxima obtenida por una entidad en el Estado.

Presente y futuro

En los últimos cinco años las instalaciones gestionadas por la Fundación Clarorno han parado de crecer en número de abonados, llegando a lograr la cifra de 32.000 abonados. Esto significa que actualmente, con sólo cuatro instalaciones en la ciudad, aglutina y da servicio al 20 por ciento de todos los abonados de todos los centros deportivos municipales de Barcelona.

En el presente, el objetivo de la Fundación Claror es consolidarse como una entidad sin ánimo de lucro líder en la promoción del deporte para todo el mundo, la salud y el ocio, mejorando cada día el excelencia de su gestión, dando el mejor servicio a las personas abonadas y usuarias de los clubes deportivos, estudiando las posibilidades de llevar a cabo nuevas iniciativas y destacando por un modelo de gestión socialmente responsable.


No hay comentarios

Añade el tuyo