FITNESS

La monitora de aerobic del Gimnasio BF de Castellón, Laura Ruiz Alguacil, aporta algunos consejos

Cómo afrontar las primeras clases de aerobic

(25-5-2012). Comienza la operación bikini en toda España y aumenta la inscripción ‘urgente’ a clases colectivas en los gimnasios. Una de las más populares es el aerobic. Laura Ruiz, monitora de esta disciplina en el Gimnasio BF de Madrid, nos explica qué llevar y cómo afrontar el esfuerzo en nuestras primeras clases.

Antes de comenzar una sesión de aerobic debemos examinar la equipación necesaria. Conviene llevar ropa cómoda compuesta por “mallas, camisetas de tirantes o manga corta”. Tenemos que prestar especial atención al calzado ya que ha de ser “deportivo, con cámara de aire para una buena amortiguación”.

Si tenemos el pelo largo, “mejor llevarlo recogido. También podemos equiparnos con un reloj o pulsómetro”.

Otro posible producto necesario, dependiendo del monitor y de la clase, será “una colchoneta que utilizaremos al final de la sesión para estirar”.

Es conveniente llevar hidratación, ya que “deberemos beber durante la duración de la clase, pero sin abusar del agua”.

Inicio
El calentamiento es la primera parte de la clase. Se realizan movimientos sencillos, suaves y en los que trabaja todo el cuerpo. Así preparamos nuestro organismo para luego someterle a un trabajo más intenso. Su duración es de unos 10 minutos.

Según Laura Ruíz, “debemos calentar siempre y estirar bien. En nuestras primeras sesiones hay que intentar seguir al grupo, sobretodo observando los paso de la estructura inicial”.

Antes de comenzar debemos “dirigirnos al monitor para informarle de que es nuestra primera clase. También debemos decirle si tenemos alguna lesión, para que nos asesore”.

La sesión
La parte principal o núcleo de la clase de aeróbic dura entre 40 y 45 minutos, y es en la que se realizan los ejercicios más intensos y la coreografía. Se combinan distintos pasos de aeróbic con la música.

Al final, realizamos los estiramientos o vuelta a la calma, que dura entre 5 y 10 minutos, y sirve para estirar los músculos que hemos trabajado. También incluye respiraciones y ejercicios de relajación. Sirve para evitar tensiones y lesiones.

Al concluir, debemos “volver a hablar con el monitor. Este nos comentará cómo ha ido la clase, nos dará algunas recomendaciones para sesiones futuras, etc.”.

Según la instructora, es recomendable practicar aerobic “entre tres y cuatro sesiones a la semana”. Esto nos permitirá optimizar al máximo los beneficios como “la pérdida de peso, mejora del sistema cardiovascular, mejora del bienestar físico y psíquico, del tono y fuerza muscular, y ayuda a eliminar el estrés, entro otros”.


No hay comentarios

Añade el tuyo