FITNESS

10 consejos para unir Navidad, deporte y nutrición

10 consejos para unir Navidad, deporte y nutrición

(21-12-2018). Navidad es una época de excesos nutricionales y descansos en la rutina de entrenamiento que se producen por los numerosos compromisos y reuniones familiares y de amigos. Yaiza Molina, nutricionista de Alimmenta, nos da 10 recomendaciones para aunar mejor Navidad, nutrición y entrenamiento.

Muchas personas piensan que disfrutar de las Navidades y seguir con un estilo de vida saludable no es posible.  Yaiza Molina, dietista-nutricionista en Alimmenta, Clínica de Nutricionistas en Barcelona, nos ofrece 10 consejos que pueden ayudarnos. Lo importante es dejar de percibir esta época del año como un obstáculo para conseguir nuestros objetivos.

Yaiza Molina, Dietista y Nutricionista de Alimmenta

10 consejos

Yaiza Molina nos recomienda estas pautas para aunar mejor Navidad, entrenamiento y nutrición:

  • Sorprende a tus invitados: Quizás no cambiarás el plato estrella de uno de los días señalados, pero ¿porque no innovar con unos entrantes ligeros? Puedes probar con diferentes aperitivos a base de marisco a la plancha o hervido y aliñado, pescado marinado, patés vegetales, rollitos de verduras con salsas ligeras, ensaladas variadas…De esta manera, reducirás el aporte calórico de la comida.
  • Muévete: Durante las Navidades, es muy posible que tengas más días de fiesta. Sí, quizás tengas ganas de descansar. Pero hay tiempo para todo. Aprovecha que tienes más tiempo libre y sal a dar un paseo en familia o con amigos, o bien practica el deporte que más te guste: correr, nadar, ir en bicicleta…Además, en esta época existe una gran variedad de carreras a las que te puedes apuntar (de montaña, las del día de fin de año…) si te apetece marcarte un reto.
  • Sé flexible: Piensa en que, aunque la Navidad abarque un periodo de tiempo de dos semanas, realmente son 5 – 6 las fechas señaladas en las que tendrás una comida o cena “especiales”. Tienen más importancia el resto de días y las elecciones alimentarias que hagas en ellos. Así que, durante estos días no festivos, intenta que la verdura, fruta, legumbres, cereales integrales, o el pescado estén siempre presentes.
  • Haz entre 5 y 6 comidas al día: De esta manera no llegarás con hambre a tus encuentros navideños, y es posible que comas menos cantidad durante éstos. Evita saltarte comidas; si llega la hora de cenar de uno de los días festivos y no tienes hambre, puedes escoger opciones ligeras, sin que dejen de ser completas. Algunos ejemplos de cenas pueden ser:

           Ensalada de canónigos con queso fresco, manzana, granada, pollo desmigado y trocitos de pan integral tostado.

           Crema de calabaza con patata y huevo duro.

           Verduras asadas con boniato y daditos de tofu marinado.

  • Evita los excesos: Sírvete en tu plato aquello que creas que vas a comer, para tener un punto de vista más objetivo de la cantidad que supone. Así evitarás ir picando de los platos del centro y acabar comiendo más por inercia.
  • Modera el alcohol: No se trata de dar carta blanca solo porque sea Navidad. Las bebidas alcohólicas son perjudiciales para nuestra salud, y además aportan muchas calorías sin ningún nutriente. En caso de que bebas alcohol, sírvete una ración moderada y acompáñala siempre de un vaso de agua. Y en la sobremesa, puedes escoger un té o infusión navideña (con jengibre, canela…).
  • Haz un buen cálculo de las raciones: Si eres el anfitrión de alguna de las celebraciones, intenta ajustarte al número de invitados que tengas. Planifica el menú y compra en base a eso. Así evitarás que sobre comida en exceso, la cual seguramente se convertiría en tus comidas y cenas de los días posteriores.
  • Come despacio, te aportará mayor saciedad, y tu digestión también te lo agradecerá.
  • Modérate en la sobremesa: Optar por saciarte con un postre basado en fruta antes de pasar a los turrones te puede ayudar a reducir la ingesta de este tipo de alimentos. Y cuando se saque el plato de los dulces (turrones, polvorones…) escoge uno o dos trozos de aquellos que más te gusten y disfrútalos. Y, ¿por qué no hacer tu propia versión de turrón saludable?
  • Toma consciencia: Las comidas navideñas son “la excusa” para compartir momentos en familia. Céntrate en eso, y a la hora de comer, hazlo con los cinco sentidos puestos, escogiendo aquello que realmente te apetezca, y disfrutando también de la comida.

No hay comentarios

Añade el tuyo