FITNESS

La importancia de la flora intestinal para el deportista

flora intestinal

Diarrea, estreñimiento o hinchazón abdominal pueden ser síntomas de una flora intestinal dañada.

(27-5-2016). Millones de microorganismos pueblan nuestro aparato digestivo. Se trata de la flora intestinal, un ecosistema de bacterias beneficiosas para nuestra salud que es importante tener equilibrado también cuando se practica deporte.

La flora intestinal, también conocida como microbiótica intestinal, tiene importantes funciones dentro de nuestro organismo. Ayuda a la digestión y a la absorción y síntesis de muchos nutrientes, ejerce de barrera para que no proliferen otras bacterias que pueden causar infecciones y tiene un papel primordial para un correcto funcionamiento de nuestras defensas.

Un desequilibrio en la flora intestinal supone un mayor riesgo de lesiones

Como explica Juana María González Prada, dietista-nutricionista de Alimmenta, “se sabe que la salud intestinal está relacionada con el sistema inmunitario aunque los mecanismos fisiológicos no están del todo claros y se sigue investigando en ellos. Lo que sí se puede decir es que un desequilibrio en la flora intestinal supone un mayor riesgo de lesiones y de contraer diferentes enfermedades, especialmente después de periodos intensos de entrenamiento o tras una competición”.

En diferentes foros se ha apuntado en más de una ocasión que un deporte intenso puede acabar perjudicando seriamente la flora intestinal, impidiendo una absorción correcta de nutrientes y causando inflamación del tracto digestivo, entre otras consecuencias. Esta afirmación, sin embargo, tampoco tiene que llevarse a extremos. Para Juana María González, “no tiene por qué relacionarse necesariamente la práctica de deporte intenso con un mal funcionamiento del sistema digestivo”. Pese a ello, la experta considera que cuando se somete al cuerpo a un mayor nivel de estrés, sí que se produce una oxidación a nivel celular. En estos casos, la solución pasaría por una correcta alimentación.

Síntomas de una flora intestinal dañada

Cuando una flora intestina queda perjudicada después de entrenamientos o prácticas deportivas muy intensas y con mucho desgaste, hay varios síntomas que avisan a la persona de que algo puede estar funcionando incorrectamente. Según la dietista-nutricionista, las señales más evidentes suelen ser:

  • Digestiones pesadas: Tras ingerir la comida hay una mala absorción de nutrientes y si la digestión tarda en realizarse.
  • Estreñimiento: Dificultad a la hora de evacuar.
  • Diarreas: Contrariamente al punto anterior, se pueden producir deposiciones con poca consistencia
  • Erupciones cutáneas: La piel puede verse afectada.
  • Hinchazón abdominal.

Cómo mejorar su calidad

Cuando un deportista tiene alguno de estos síntomas y son señales manifiestas y evidentes de que su flora intestinal está afectada, es importante que incorpore una serie de hábitos alimenticios con el fin de repararla. “Es muy importante que haya una buena ingesta de frutas y verduras”, explica la experta, “Por otra parte, también hay que eliminar alimentos superfluos, el alcohol y centrarnos en comer alimentos de calidad. Podemos aumentar el consumo de alimentos fermentados y no azucarados como el yogur o la coliflor”.

Si el deportista sufre de un flora intestinal delicada debe evitar el consumo no pautado de suplementación deportiva

Para Juana María González es fundamental y primordial que si la persona que practica deporte sufre de un flora intestinal delicada “evite el consumo no pautado de suplementación deportiva y sobre todo cumpla a rajatabla con los periodos de descanso establecidos, ya que una recuperación deficiente aumenta el riesgo de padecer enfermedades intestinales”.

Probióticos y prebióticos

Se han puesto muy de moda los productos ricos en bacterias vivas y en ácido láctico útiles para fortalecer el sistema inmunológico. Destacan sobre todo los prebióticos que ayudan a la estimulación del crecimiento de las bacterias beneficiosas presentes en el colón y los probióticos que tienen también un efecto positivo sobre la barrera intestinal y ayudan a normalizar la permeabilidad del intestino.

Un probiótico es similar a un medicamento y, por tanto, puede presentar efectos secundarios o interacciones no buscadas

No obstante, a pesar de que su consumo puede ser positivo, para la dietista-nutricionista de Alimmenta, “nunca hay que ingerirlos sin la supervisión de un profesional de la salud. Los probióticos sólo son necesarios si se detecta algún problema de salud o en un periodo de mucho estrés deportivo. Nunca hay que olvidar que un probiótico es similar a un medicamento y, por tanto, puede presentar efectos secundarios o interacciones no buscadas”.

Para la experta, “entrenar bien, comer saludable y descansar correctamente es lo mejor que se puede hacer para mantener la calidad de nuestra flora intestinal. Esto que parece tan fácil y después resulta no serlo tanto, es el secreto de los mejores deportistas del mundo”.

Más información: www.alimmenta.com

 

 

 

 


No hay comentarios

Añade el tuyo