FITNESS

Para una gran mayoría, la espalda es un punto débil del cuerpo

¿Cómo aliviar y evitar el dolor de espalda a través del ejercicio físico?

dolor de espalda chico joven

Pasar muchas horas sentado en el trabajo -más, en una posición incorrecta- es uno de los motivos más habituales de los que sufren dolor de espalda.

(10-2-2017). Para una gran mayoría, la espalda es un punto débil del cuerpo. Practicantes avanzados de fitness y principiantes suelen tener dolor recurrente en esta zona en algún momento. ¿Cómo se puede aliviar e incluso corregir su causa desde la actividad física?

Carlos Espadero técnico GO fit Oviedo

Carlos Espadero es técnico deportivo del centro GO fit Oviedo.

A diferencia de lo que pasaba hace unos años, hoy en día el perfil de usuario a un centro fitness es bastante heterogéneo: desde la persona que tiene como objetivo muscular hasta la que busca salud o, por ejemplo, mejorar estéticamente. “Ante tal variedad, es casi normal que el dolor de espalda suela estar presente en un alto porcentaje de usuarios de un gimnasio”, explica Carlos Espadero, director técnico de GO fit Oviedo.

Perfil de persona con dolor de espalda

Aunque nadie escapa de una posible patología o malestar en la espalda, el perfil más habitual suele corresponder, como indica el técnico, “a personas que practican poco deporte, tienen una vida más bien sedentaria o bien ejercen una profesión que les obliga a hacer repetidamente una serie de gestos que no ayudan a mantener sana esa zona de nuestro cuerpo. Dentro de este último grupo podríamos encontrar desde obreros que tienen que cargar sacos a diario, taxistas que pasan muchas horas sentados en una mala posición o peluqueros que adoptan una posición corporal incorrecta, entre otros”.

Localización del dolor

Muchas personas aquejadas de malestar en la espalda lo asocian directamente a una lumbalgia o lumbago porque el dolor lo localizan principalmente en la zona baja. “No necesariamente tiene que tratarse de esa afección”, detalla Carlos. “Es cierto que el dolor puede darse en la zona lumbar, en las últimas vértebras, pero también podría tratarse de una lesión más severa como una hernia o principios de hernia”.

Los casos que se pueden presentar son variopintos y, como explica el especialista, diferentes unos de otros. El origen puede estar en una desviación en la espalda, en descompensaciones musculares, acortamientos de ciertos músculos, etc. “En líneas generales, lo más común son descompensaciones, hernias y mala colocación o posición del cuerpo por la edad, porque no se ha hecho deporte con anterioridad y hay una falta de tono muscular en el abdomen que provoca que el impacto lo absorba la espalda y no el abdomen”, precisa Espadero.

Trabajo físico a realizar

El dolor de espalda puede aliviarse realizando una actividad física constante y supervisada. “Casi siempre hay solución. Evidentemente en diagnósticos más complicados como puede ser una hernia, no se podrá eliminar la causa que lo provoca, pero sí que conseguiremos disminuir el grado de malestar”, añade el director técnico de GO fit Oviedo.

Entre las recomendaciones, la primera opción es hacer un trabajo de core. “Es básico trabajar las musculatura de toda esa zona para crear una especie de faja que permita tener toda la parte central activada. Al hacerlo, lograremos que toda esa zona nos proteja de movimientos o impactos en una carrera, subiendo o bajando escalones, etc. La finalidad es que el abdomen proporcione estabilidad. Eso es lo primero que tenemos que buscar”, argumenta Carlos.

Dependiendo del caso, también hay que saber dónde se produce una posible descompensación “y procurar modificar toda esa tendencia trabajando los grupos musculares adecuados”, precisa el especialista.

En realidad, hay muchos ejercicios para mejorar y paliar los dolores de espalda. El método Pilates y toda la batería de ejercicios que propone, ayuda también a este cometido. Otra manera es a través de un trabajo isométrico. “El core tiene tres funciones básicas”, explica Espadero. “Una es facilitar la rotación de columna, otra su flexión y, por último, su estabilidad. Lo que más nos interesa para una persona que tiene una dolencia de espalda es trabajar la función estabilizadora. Mediante un trabajo isométrico, a través de las planchas, el abdomen y el core trabajan para proporcionar esa estabilidad”.

Test de fuerza

En ocasiones, a través de un test de fuerza también puede conocerse el motivo que hay detrás de un dolor de espalda. “Con esta prueba podemos saber si un cliente tiene una compensación en grupos musculares importantes o bien tiene una descompensación. También pueden detectarse acortamientos en la parte posterior de la pierna que impiden una movilidad correcta de la pelvis y, por tanto, causa dolor de espalda, etc. Con este test podemos pautar un entrenamiento más eficaz y personalizado al caso concreto y hacer un seguimiento adecuado”, explica el técnico.

El dolor de espalda en un veterano del fitness

Hay practicantes de fitness que pasado un tiempo, incluso años, empiezan a tener severas molestias en esta zona de su cuerpo. De hecho, es algo más habitual de lo que se piensa. “Cuando una persona tiene como objetivo hipertrofiar, acaba cogiendo unas cargas que le cuesta mucho levantar. Para llegar a las últimas repeticiones, acaban ejecutando mal el ejercicio y pierden la técnica. Al final se acaba tirando de otros grupos musculares como la espalda”.

En ocasiones,  el dolor de espalda en practicantes avanzados de fitness también puede deberse a descompensaciones “Hay personas que trabajan muy bien determinados grupos musculares y olvidan otros tantos como, por ejemplo, la espalda”, comenta el especialista.

En estos casos, también se recomienda trabajar toda la zona de core. “Independientemente de que seamos veteranos o principiantes, siempre hay que cuidar la espalda. En definitiva, es importante hacer un trabajo físico adecuado para evitar dolores y patologías futuras”, concluye.

Más información: www.go-fit.es


No hay comentarios

Añade el tuyo