FITNESS

Cuándo aplicar frío o calor en una lesión

lesión cuándo aplicar frío calor

Es muy importante saber cuándo aplicar frío o cuándo aplicar calor a una zona con dolor o donde haya una lesión.

(24-3-2017). Ante una lesión deportiva hay que tener muy claro cuándo aplicar frío (crioterapia) o calor (termoterapia). Xavier Nadal, fisioterapeuta de los Clubs DiR, nos explica en qué tipo de lesiones debemos aplicar cada tratamiento, cómo debe hacerse y el espacio de tiempo idóneo en cada caso.

Xavier Nadal i Gelada DiR

Xavier Nadal i Gelada, fisioterapeuta de los gimnasios DiR.

Cuando sufrimos una lesión practicando ejercicio físico y deporte dudamos cuál es el tratamiento que debemos aplicar: ¿frío o calor?.

Xavier Nadal i Gelada, Fisioterapeuta de los Clubs DiR, asegura que “las dos opciones, a priori, disminuyen el dolor de la lesión. Pero es importante saber cuándo se ha de utilizar una o la otra, ya que puede haber contraindicaciones”.

Cuándo aplicar frío

En este sentido, “es conveniente aplicar una fuente de frío (crioterapia) en toda lesión aguda o traumática como por ejemplo: sobrecargas musculares, roturas fibrilares o las contusiones”, recuerda el especialista de DiR.

También se debe aplicar frío en las lesiones articulares y fracturas, luxaciones, esguinces, o patologías tendinosas en sus primeras 48 horas.

Xavier Nadal explica que el motivo al aplicar frío en una lesión es porque, empleado a corto plazo, en los primeros 15 minutos, provoca una vasoconstricción, minimizando así la aparición de hematomas. Y además, disminuye el metabolismo celular evitando de esta forma el daño tisular secundario.

“En cambio”, aclara Nadal, “el frío a largo plazo produce vasodilatación que hace aumentar los síntomas del proceso inflamatorio”.

La aplicación de frío en una lesión reciente retrasa la velocidad de conducción nerviosa dando lugar a una sedación muscular. Asimismo es antiinflamatorio, que es la principal característica inicial en cualquier contusión aguda o traumática. La clave está en las primeras 48 horas, recomienda el fisioterapeuta.

Cuándo emplear calor

Xavier Nadal explica que “la aplicación de calor (termoterapia) en cambio, por sus propiedades vasodilatadoras, de mejora de la elasticidad y del proceso de cicatrización, es adecuada en las lesiones traumáticas una vez pasadas las primeras 48 horas”.

Además en patologías musculares y articulares de la espalda como contracturas, tortícolis, mala higiene postural, rigidez,… sirve para aumentar la flexibilidad del tejido. Es útil también como prevención de lesiones antes de un entrenamiento o competición deportiva, asegura Nadal.

Recomendaciones

El fisioterapeuta de los Clubs DiR aconseja:

  • Aplicación de frío: Se colocará un coldpack, unos cubitos o bien los clásicos guisantes congelados, porque se adaptan a la zona a tratar, en contacto con la lesión que previamente habremos aislado con una tela para que el frío no queme la piel. El tiempo de aplicación debe ser corto de 10 a 15 minutos, tres veces al día.
  • Aplicación de calor: Se aplica con ayuda de mantas térmicas eléctricas, hotpacks, que se pueden calentar a baño maría o en el microondas. También lámparas con bombilla de rayos infrarrojos. Con un tiempo de aplicación de 20 minutos cada dos horas.
    También se pueden utilizar cremas y espray de efecto calórico, que suelen ser útiles de forma aislada.

Precauciones

Xavier Nadal recomienda adoptar varias precauciones. “Tanto en la aplicación de frío como de calor podemos tener respuestas diferentes según las personas. Una observación de la respuesta del organismo al tratamiento en los primeros minutos nos avisará de una posible hipersensibilidad o alergia al frío o calor”, aconseja.

Aparte de las medidas preventivas de protección de la piel, tiempo pautado, exposición limitada, también en el caso de los rayos infrarrojos la distancia de separación entre foco y la piel es importante que no sea inferior a un metro para evitar quemaduras, destaca Nadal.


No hay comentarios

Añade el tuyo