FITNESS

Qué diferencias hay entre la nutrición deportiva masculina y la femenina

Qué diferencias hay entre la nutrición deportiva masculina y la femenina.png

No solo la composición corporal es diferente entre el hombre y la mujer. También a nivel hormonal las diferencias son muchas: la biomecánica, metabolismo, termorregulación, uso de sustratos energéticos (fuentes de energía), recuperación muscular,… también es distinta. Imagen: Freepik.

(18-11-2022). La Dietista-Nutricionista de Alimmenta Joana Valls, nos explica las diferencias entre la nutrición deportiva masculina y la femenina, y nos ofrece varios consejos y recomendaciones.

La nutrición es un elemento clave para el rendimiento deportivo junto al entrenamiento y al descanso (entre otros), afirma Joana Valls Sans, Dietista-Nutricionista de Alimmenta. “Esta nutrición enfocada al deporte tiene como objetivos garantizar que el deportista cubra con sus requerimientos nutricionales, prevenir cualquier tipo de déficit nutricional, ayudar en la reparación de tejidos dañados, prevenir lesiones y asegurar una correcta recuperación tras el ejercicio (entrenamiento/competición) realizado, principalmente”, añade.

La especialista resalta que, en nutrición deportiva “tendremos en cuenta las necesidades que tendrá cada deportista en base al deporte practicado de macronutrientes (proteínas, hidratos de carbono y grasas), micronutrientes (vitaminas y minerales), ingesta de líquidos y de suplementos que pueda necesitar el deportista para mejorar su estado físico o rendimiento antes, durante o después de los entrenamientos/competición”.

Joana Valls Sans, Dietista-nutricionista en Alimmenta.

¿Hay diferencias entre el hombre y la mujer?

Valls explica que los hombres y las mujeres somos diferentes y nuestras necesidades nutricionales también lo son. “Women are not small men” como se titula el libro de la Dr. Stacy Sims, una de las pioneras en el campo de la nutrición deportiva enfocada a mujeres.

“De hecho”, prosigue, “si nos fijamos en las ingestas diarias recomendadas por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) para la población general vemos que las recomendaciones de algunos nutrientes difieren entre hombres y mujeres. Y estas diferencias son aún más notables en deportistas ya que los requerimientos son mayores de todos los nutrientes, aunque en especial de algunos como el hierro (las mujeres menstruamos y también perdemos este nutriente a través del sudor), el calcio o la vitamina D”.

Cuáles son

No solo nuestra composición corporal es diferente, ya que las mujeres fisiológicamente almacenamos más grasas que los hombres, sino también porque a nivel hormonal las diferencias son muchas. Nuestra biomecánica, metabolismo, termorregulación, uso de sustratos energéticos (fuentes de energía), recuperación muscular,… también es diferente. Y no solo hay diferencias entre hombres y mujeres, sino también en diferentes etapas de su vida de las mujeres (adolescencia, edad adulta, embarazo, lactancia, menopausia), entre las fases del ciclo menstrual y, obviamente, diferencias entre cada una de nosotras, asegura la Dietista-Nutricionista.

El problema es que hasta hace una década aproximadamente, todos los estudios se realizaban principalmente sobre deportistas masculinos y que todas las recomendaciones que aportan las guías que utilizamos hoy en día son basadas en estos estudios realizados sobre hombres. En la publicación de “Invisible Sportwomen: the gender gap in sport and exersice research” de Emma Cowley y colaboradores analizaron la participación de mujeres deportistas en 5.261 estudios científicos publicados entre 2014 y 2020 vieron que solo un 6% de estos estudios se habían realizado solo con mujeres y que el total de mujeres participantes en estos estudios fue entorno a un 33%. Algo que sorprende mucho cuando a día de hoy la participación de mujeres frente a hombres en el mundo deportivo es por igual.

Por lo tanto, existe una brecha en la literatura presente. No me extrañaría que las guías fueran modificadas en el futuro, aunque actualmente se mantienen igual porque no hay evidencia suficiente para realizar cambios a día de hoy.

Joana Valls resalta que en las diferencias entre el hombre y la mujer hay que considerar el ciclo menstrual, los cambios hormonales, la etapa de la vida en la cual se encuentra la mujer y el deporte que practica el deportista que tenemos delante, entre otros elementos. Imagen: Javi_indy en Freepik.

Consejos y precauciones

Joana Valls afirma que, “como profesional de la salud, es importante individualizar y escuchar a la persona que tenemos delante. No podemos aplicar las mismas recomendaciones a todos los deportistas por igual, ni siquiera dos personas del mismo sexo que practiquen el mismo deporte a la misma intensidad, y menos aún si son mujeres”.

Tenemos que considerar el ciclo menstrual, los cambios hormonales, la etapa de la vida en la cual se encuentra la mujer y el deporte que practica el deportista que tenemos delante, entre otros elementos, agrega.

Valls resalta que “hay un problema muy común entre deportistas y sobre el que también tenemos que tener cuidado y prevenir: El déficit energético. Un problema más común en mujeres que en hombres, pero presente en ambos colectivos, sobre todo en deportes  Con esto me refiero a una baja ingesta de energía, generalmente acompañada de una baja ingesta de carbohidratos, que podrá repercutir en diferentes ámbitos de la salud del deportista (óseo, hormonal, mental, digestivo, etc.) y que hoy en día denominamos RED-s (por sus siglas en inglés de Relative Energy Deficiency in Sports). Para prevenirlo es importante educar a los deportistas y no normalizar cosas como que ‘es normal dejar de menstruar cuando hacemos deporte’. No. Cuando esto ocurre, es una señal que nos manda nuestro cuerpo de que algo no va bien en nuestro cuerpo”.

Para finalizar, la especialista destaca que “mi consejo es que si practicas deporte de forma habitual que acudas a un dietista nutricionista para que te asesore correctamente y te de las indicaciones para prevenir cualquier tipo de problema relacionado con el deporte y tu salud. También que te hagas analíticas periódicamente y una prueba de esfuerzo completa para evaluar tu estado de salud. No te guíes por lo que hacen otros ni por dietas de moda que circulen por internet, cada persona es diferente y cada deportista necesita de unas cosas que pueden ser muy diferentes al del otro que tienes al lado”, concluye Joana Valls.

Más información en Alimmenta


No hay comentarios

Añade el tuyo