FITNESS

Qué es y cómo combatir la astenia otoñal

astenia

(23-10-2015). Con la llegada del otoño estamos sin energía y aumenta la apatía, la irritabilidad y la melancolía. Robert Usach, Doctor en Ciencias de la Actividad Física en Orthos, nos explica qué es la astenia otoñal, porqué acumulamos grasas, qué nutrientes debemos tomar y otros consejos para combatirla.

Robert Usach es Doctor en Ciencias de la Actividad Física, docente y co-creador del programa Sport and Health Conditioning. Además es responsable de la Formación Online de Orthos. Este especialista explica primero qué es la astenia otoñal. Usach asegura que “con la finalización del verano, la fase diurna se acorta y por lo tanto disminuyen las horas de exposición solar. Esto provoca una serie de respuestas hormonales como el aumento de la melatonina y la disminución de la serotonina y dopamina; y, como es bien sabido, un cambio hormonal suele conllevar un cambio emocional, en este caso apatía, irritabilidad y melancolía”.

Acumulamos grasas

Robert Usach afirma que “a nivel metabólico, estos cambios hormonales inician el proceso de preparación para la época de frío y, por tanto, acumulación de grasa; ello se consigue con una disminución de la temperatura (y de tasa metabólica) que como respuesta (mecanismo de defensa) provocará un aumento de la capa aislante protectora”.

Así, “evolutivamente, otoño es la estación que nos prepara para el frío invierno y, por lo tanto, estamos programados para acumular grasa en estas fechas”.

Ejercicio físico y aporte de nutrientes

El especialista confirma que esta “es una buena época para asegurarnos un buen aporte de micronutrientes (vitaminas, minerales y antioxidantes), especialmente vitaminas B y C, así como calcio y magnesio, y aumentar la exposición solar (a poder ser combinándola con vitamina D)”.

Además de una dieta equilibrada, “la regularidad en el ejercicio físico nos permitirán tener el peso controlado y las endorfinas contrarrestarán el efecto de apatía, así como nos facilitará regular el sueño que se está viendo afectado por el cambio de la luz solar”.

El culpable es el otoño

Como “recomendación general, entender qué es lo que está sucediendo y el porqué; creer que se está entrando en un estado de depresión y buscar las causas psicológicas en el trabajo, las relaciones, etc., solo provocará aumentar el estrés, focalizar y culpabilizar sobre factores externos unos cambios hormonales que tu cuerpo tiene programados. Así que menos Prozacs y más Squats  (sentadillas)”, concluye el experto.

 


No hay comentarios

Añade el tuyo