FITNESS

Mejora el estrés y el ‘burnout’

5 beneficios de practicar Yoga en el trabajo

5 beneficios de practicar Yoga en el trabajo

La práctica del Yoga hace más lenta la respiración. También ayuda a equilibrar el sistema nervioso autónomo.

(26-10-218). La práctica del Yoga en el lugar de trabajo crece cada año en España. Las empresas entienden de los beneficios que aporta a sus trabajadores. Por ejemplo, lucha contra el estrés y el ‘burnout’ y los trabajadores crecen y aprenden a respetar los tiempos de los demás activando la conciencia de equipo. María Fabregat, de The Workin Yogi, nos lo explica.

Practicar Yoga en el espacio laboral es un recurso que utilizan cada vez más empresas para mejorar la salud de sus trabajadores. En otros países como EEUU y Reino Unido es un servicio muy extendido desde hace años, mientras que en España se va introduciendo poco a poco. Pero cada vez son más las empresas que lo utilizan por sus múltiples beneficios. Además, el Yoga se ha convertido en una de las disciplinas estrellas en el ámbito laboral. El motivo es la combinación de aspectos mentales y físicos en el desarrollo de una de sus sesiones.

María Fabregat es la propietaria de The Workin Yogi

Una de las empresas especializadas en el Yoga Corporativo es The Workin Yogi, situada en Barcelona. Su propietaria e instructora, María Fabregat, explica que la aplicación del Yoga Corporativo en una empresa facilita la práctica de Yoga. “Al realizarlo en el propio espacio laboral”, añade, “los trabajadores pueden invertir una hora de su tiempo directamente, Así, no tienen que sumar los desplazamientos”.

La instructora sólo necesita una “sala de reuniones u otro espacio común donde los muebles los podamos apilar o modular. Así podremos  tener un metro y medio de espacio por cada persona que se apunte a la actividad”.

5 beneficios

Fabregat destaca que, “aparte del componente aeróbico (en este caso moderado), el Yoga en la oficina combate la siguiente problemática:

  • El estrés y el ‘burnout’. Durante la práctica del Yoga, reseteamos constantemente la mente. De esta forma, salimos con esa sensación de estar ‘como nuevos’ que se tiene también cuando uno se va a hacer un masaje. Con una práctica rutinaria, todas las cargas que se van generando en el día a día en el trabajo, van siendo a su vez liberadas.
  • La práctica, hace más lenta la respiración. También ayuda a equilibrar el sistema nervioso autónomo. Éste está compuesto por el sistema nervioso simpático (SNS) y el sistema nervioso parasimpático (SNP). El Yoga activa el SNP, que favorece la relajación, reduciendo el ritmo cardiaco y la presión sanguínea. Además, facilita la recuperación en situaciones de estrés.
  • Uno de los secretos del Yoga documentado es que, al combinar posturas dinámicas con la relajación, resulta mucho más eficaz como herramienta para combatir el estrés que cualquier ejercicio de relajación que no vaya acompañado de ninguna otra práctica dinámica. Es decir, es mucho más fácil desacelerar el ritmo cuando has movilizado todo tu cuerpo.
  • Además es divertido. Amenizamos el tiempo, creando clases dinámicas donde los trabajadores crecen y aprenden a respetar los tiempos de los demás activando la conciencia de equipo. Crea una sensación de unión entre los trabajadores que encuentra un espacio para divertirse y conectar. Todo en un ambiente lúdico como podría ser un ‘afterwork’, pero que además es saludable.
  • Para las empresas representa un atractivo. Convierte el entorno laboral en un contexto que también cuida de los equipos. Para una compañía es fundamental, ya no sólo ofrecer un sueldo acorde al mercado, si no seducir a sus trabajadores con un buen pack de beneficios para el empleado.

No hay comentarios

Añade el tuyo