FITNESS

Beneficios y precauciones en la práctica de CrossFit

crossfit

(foto: crossfitedelweiss.com)

(29-4-2016). La comunidad de crossfitters aumenta cada día y también el número de boxes y centros que incorporan esta disciplina. Pero, ¿qué ventajas tiene y qué precauciones hay que tomar?

Pese al ‘boom’ que está experimentando en los últimos años, el Crossfit no es una disciplina nueva. Importada de la costa oeste de Estados Unidos, no deja de ser un tipo de entrenamiento HIIT, también conocido como interválico de alta intensidad. Como explica Vanessa Maneira, instructora de Crossfit en Crossfit B23, “su principal atractivo es la mezcla de varios deportes en uno, ya que la mayoría de ejercicios proceden tanto de la halterofilia como de la gimnasia olímpica, la carrera, etc. Además es un tipo de entrenamiento en el que no compites con nadie que no sea contigo. La evolución va en función de lo que haces, de tus tiempos, tus pesos, etc.”.

En Crossfit se seleccionan técnicas o movimientos aplicables en la vida diaria y se combinan de muchas maneras a través de entrenamientos intensos denominados WOD’s (Workout of the Day o Entrenamiento del Día). El resultado es que, además de generar una experiencia única en el practicante, ya que difiere bastante de un entrenamiento convencional de pesas, permite “desarrollar las principales capacidades físicas generales: resistencia cardiovascular, resistencia energética, fuerza, flexibilidad, potencia, velocidad, coordinación, agilidad, equilibrio y precisión”, explica Vanessa. “Más allá de centrarse en un entrenamiento de fuerza o hipertrofia de un único grupo muscular, tiene un componente cardiovascular muy importante que unido al entrenamiento de fuerza, permite obtener muy buenos resultados”, asegura.

Beneficios

La superación personal es la clave del Crossfit. Su práctica constante deriva en interesantes beneficios para el practicante.

– Acondicionamiento de todo el cuerpo: Como explica la instructora de Crossfit B23 “con esta disciplina, los ejercicios analíticos tan habituales en un gimnasio quedan a un lado y se apuesta por ejercicios funcionales y sobre todo multi- articulares. Eso permite que se trabajen todos los grupos musculares y el cuerpo en su conjunto”.

– Mejora física: “Crossfit ayuda a perder grasa en poco tiempo gracias al componente cardiovascular que tiene. A su vez, el entrenamiento de fuerza permite ganar musculatura y los resultados empiezan a verse en poco tiempo”, comenta.

– Mejora y ayuda en la prevención de lesiones: El mito del impacto sobre el daño articular sigue siendo un tema que está muy presente cuando se habla de Crossfit. Como comenta Vanessa, “la ganancia de fuerza muscular precisamente ayuda a reducir el riesgo de que no ocurran lesiones. En el caso de que existan, también ayuda a mejorarlas puesto que la musculatura que se desarrolla protege y evita que se deteriore aún más”.

Precauciones

Evidentemente, aunque es un método de entrenamiento que va dirigido a todo tipo de público, siempre hay que tomar una serie de precauciones.

– Informar de nuestro estado físico: “Cuando una persona empieza a practicar Crossfit es importante que informe a su coach de posibles lesiones que pueda tener para que le pueda hacer un programa totalmente personalizado”, comenta la monitora de Crossfit B23. Tal y como explica, “de la misma forma que ocurre en cualquier otra modalidad de entrenamiento, Crossfit también puede adaptarse perfectamente a las condiciones físicas de la persona. Hay ejercicios que pueden sustituirse por otros cuando existen dolencias determinadas o lesiones que impiden su ejecución. Es fundamental que nunca forcemos”.

– Aprender correctamente la técnica: Se ha hablado mucho sobre los movimientos bruscos de Crossfit. Para Vanessa Maneiro, “el secreto siempre es aprender una buena técnica y tener un buen control corporal. En nuestro caso concreto, siempre hacemos clases previas de formación en donde enseñamos a ejecutar correctamente los ejercicios para que después no haya riesgo alguno de hacerse daño”.

– Conocer las capacidades de cada uno: Como explica la monitora, “es fundamental que cada persona vaya a su propio ritmo y que sea consciente de sus propias limitaciones. Nunca hay que imitar a nadie. Si tenemos al lado a alguien que levanta cien kilos haciendo el mismo ejercicio que nosotros, no tenemos que coger el mismo peso. Cada persona es un mundo y tiene unas capacidades concretas que puede ir mejorando con el tiempo, pero no de manera inmediata”.

Más información: www.crossfitb23.com


No hay comentarios

Añade el tuyo