FITNESS

Recuperarse tras el ejercicio

Cómo debemos enfriar después de entrenar

Como debemos enfriar después de entrenar

Al enfriar, damos tiempo al cuerpo a ir bajando la frecuencia cardiaca de manera progresiva.

(17-5-2019). Si calentamos antes de iniciar un ejercicio físico o entrenamiento, por qué no enfriar al concluirlo. El Sport Manager de Ego Sport Center, Jose Luis Díaz Ibáñez, nos explica su importancia, cómo realizarlo y los beneficios que aporta.

La mayoría de deportistas conocen la importancia de calentar y estirar antes de iniciar un ejercicio físico o entrenamiento. Pero no todos son conscientes de la relevancia de enfriar.

El Sport Manager de Ego Sport Center, Jose Luis Díaz Ibáñez

El Sport Manager de Ego Sport Center,  Jose Luis Díaz Ibáñez, señala que “deberíamos preguntarnos porque es importante y cuánto de importante es la etapa de vuelta a la calma después de una sesión de entrenamiento”.

José Luís Díaz reconoce que no es extraño ver como “algunos usuarios acaban una sesión de entrenamiento y se marchan rápidamente a seguir con sus tareas diarias. O se van directamente a los vestuarios a asearse para continuar sus jornadas. Pero estamos en la obligación de informar y promover la importancia de una recuperación correcta del equilibrio del organismo tras una actividad intensa”.

Recuperación

En entrenador de Ego Sport Center añade que existen estudios e investigaciones que demuestran que “un buen calentamiento preparara el cuerpo para una actividad más enérgica. Además, mejora el rendimiento deportivo  cuando se realiza una progresión correcta hacia las intensidades altas. Mucho más que si arrancáramos el ejercicio de cero a cien sin esa fase de adaptación”.

De igual modo, destaca José Luís Díaz, sucede cuando dejamos de realizar la actividad. “Hay que darle un tiempo al cuerpo para adaptarse a la situación de reposo total. De una máxima actividad a un reposo absoluto  hay numerosas situaciones intermedias. Debemos saber caminar poco a poco para que la experiencia de entrenamiento sea del todo agradable y, sobre todo, segura y saludable”.

Beneficios

En esta etapa el cuerpo necesita un tiempo para ir desactivándose poco a poco. “Podemos facilitar ese trabajo de enfriamiento”, afirma Díaz.

El especialista recomienda “ir bajando la intensidad de manera progresiva. Incluso si se trata de actividades cíclicas, como son la bicicleta o el running. Lo aconsejable es ir disminuyendo el ritmo hasta acabar con una caminata o un pedaleo muy fácil de desarrollar y mantenerlo durante unos minutos”.

El cuerpo necesita un tiempo para ir desactivándose poco a poco

De este modo damos tiempo al cuerpo a ir bajando la frecuencia cardiaca de manera progresiva, evitando sensaciones de mareo por un cambio brusco de la misma, mejorando así el retorno venoso y la descongestión muscular y de todo el sistema cardiovascular.

“Si es un trabajo de fuerza o acíclico”, prosigue Díaz, “recomendamos una fase de relajación a través de un trabajo de respiración. Lo acompañamos con una tabla de estiramientos correcta y bien compensada,  independientemente de la zona que se haya trabajado”.

Esto es aconsejable también para los entrenamientos con ejercicios cíclicos.

Por tanto, si le dedicamos tiempo a prepararnos, está claro que le tendríamos que dedicar al menos el mismo tiempo e importancia a ir desconectándonos poco a poco de los esfuerzos que estemos realizando, afirma el entrenador.

“Tómate tu tiempo, dedícatelo a ti mismo, a disfrutar de la sensación del esfuerzo realizado. Trabaja la respiración y relaja los músculos a través de los estiramientos. Solo de este modo conseguirás una experiencia completa y agradable tras cada una de las sesiones”, concluye Jose Luis Díaz Ibáñez


No hay comentarios

Añade el tuyo