FITNESS

Más eficacia y menos lesiones

Cómo es el entrenamiento consciente

Cómo es el entrenamiento consciente 2

(5-4-2019). El entrenamiento consciente gana adeptos. Se trata de un sistema que ejecuta los movimientos de forma lenta y precisa, atendiendo la respiración y sin dolor. Danna Rebassa, Fisioterapeuta de Postural Fit nos explica cómo mejorar el tono, la resistencia y la elasticidad.

“El objetivo del entrenamiento consciente es entender mejor tu cuerpo y sus necesidades, poner todos tus sentidos en lo que estás sintiendo y en los movimientos que estás realizando para luego utilizar esta información y aumentar la fuerza física y mental evitando el riesgo de lesiones”. Así lo explica Danna Rebassa, Fisioterapeuta y co-creadora del método Postural Fit.

Danna Rebassa, Fisioterapeuta y co-creadora del método Postural Fit

Los movimientos de este sistema se ejecutan de un modo lento pero preciso, sin dolor, respetando la buena colocación del cuerpo y atendiendo a la respiración. Se consigue así mejorar el tono,  la resistencia y la elasticidad.

Del latín ‘conscientia’, el diccionario de la lengua española define consciencia cómo: conocimiento inmediato o espontáneo que el sujeto tiene de sí mismo, de sus actos y reflexiones.

Así, para lograr un entrenamiento consciente “debemos utilizar todos los recursos que nuestro cuerpo tiene para sentir, para percibir. Ya sea con los órganos de los sentidos o bien con los receptores que hay en nuestros músculos, articulaciones, etc. Son los llamados propioceptores, los que nos indican cómo estamos posicionados en el espacio”, afirma Rebassa.

Más en forma

¿Cómo conseguimos agudizar o entrenar estos sentidos? ¿Y cómo nos ayuda esto para estar más en forma y con más salud?. Danna Rebassa asegura que “aprendiendo a movernos observando cómo es el movimiento, cómo es la respiración. Corrigiendo los pequeños fallos con las indicaciones tanto a nivel táctil, con lo que podemos sentirlo en nuestro cuerpo enseguida, como con las indicaciones de voz del profesional que nos atiende (suaviza, alarga, conecta, siente), que nos hacen mejorar el movimiento y estar más presentes”.

Para estimular los propioceptores, los receptores articulares, musculares, tendinosos y laberínticos, lo haremos con el movimiento, con estructuras inestables o cerrando los ojos, además de prestar gran atención a la correcta alineación de las articulaciones durante el movimiento.

Rebassa destaca que también será clave trabajar con los conceptos de elongación, en contraposición a la compresión, puesto que ésta fomenta el desgaste a nivel articular mientras que el trabajo de elongación lo reduce.

Finalmente, añade,  trabajando en conjunto movimiento y respiración, aprovechando aquellos movimientos que se vean facilitados por el momento inspiratorio y los que lo hagan con la expiración.

Y no olvidemos nuestra salud mental. Un entrenamiento consciente  nos acerca a una mente más calmada, nos trae al momento presente, porque estar pendiente de tu respiración, de tus movimientos y cómo te sientes requiere tu atención completa y no deja espacio para nada más, así que es como una meditación en el sentido en el que estás en el ahora, no existe nada más.

Más eficacia, menos lesiones

“Aumentar tu nivel de consciencia implica más eficacia en la ejecución de los movimientos, por tanto mejor rendimiento muscular. Sobre todo por el hecho de que en un entrenamiento de este tipo se busca más la calidad que la cantidad, y la calidad del movimiento, la correcta alineación de las estructuras articulares, hace que la musculatura pueda trabajar con más eficacia y menos esfuerzo, es decir, más rendimiento”, explica la fisioterapeuta de Postural Fit.

Eso implicará además menos lesiones, puesto que el cuerpo está trabajando mejor y también más concentrado.

Por último, este aumento de escucha sobre el propio cuerpo nos ayuda a ser conscientes de limitaciones de movilidad o problemas (pequeñas lesiones o contracturas) justo cuando estos aparecen o cuando son  aun pequeños y fáciles de corregir con reposo o con la ayuda de un fisioterapeuta.

“Así, podemos prevenir  patologías más graves o crónicas, porque somos capaces de ‘escuchar las señales que nos está mandando nuestro cuerpo cuando algo no va bien. Son señales que pasan desapercibidas cuando entrenamos de un modo ‘exprés’, pero especialmente cuando no hemos entrenado a nuestro cuerpo y nuestra mente a sentir, a percibir, a ser más conscientes”, advierte Danna Rebassa.

Más información en https://www.posturalfit.es/


No hay comentarios

Añade el tuyo