FITNESS

Así es una sesión de entrenamiento

Cómo es el Crosspilates, la unión de CrossFit y Pilates

Beneficios y precauciones

Cómo es el Crosspilates, la unión de CrossFit y Pilates

(1-2-2019). La combinación de ejercicios, y sus herramientas de entrenamiento, del CrossFit y el Pilates dan como resultado el Crosspilates. Este sistema trabaja todo el cuerpo, mejora el equilibrio y la coordinación. La instructora y fisioterapeuta Miriam Carles-Tolrà, del centro DynamiCore, nos lo explica.

Dos de las disciplinas más practicadas en el mundo son el CrossFit y el Pilates. Al unir ambas, combinando ejercicios de cada una de ellas, nace el Crosspilates.

La instructora y fisioterapeuta Miriam Carles-Tolrà, del centro DynamiCore.

La instructora y fisioterapeuta Miriam Carles-Tolrà, del centro DynamiCore, explica que el  método Crosspilates se basa en el Pilates, trabajando desde la corrección postural, teniendo siempre en cuenta el patrón respiratorio y buscando la conexión muscular más profunda, pero con una intensidad similar a la del Crossfit. “Esas ganas de ir más allá, de sentir que tus músculos están trabajando, y mucho, de llevarlos al límite”, añade la especialista.

“En Crosspilates no hay impacto, no saltamos ni corremos y de esta manera protegemos las articulaciones. Pero sí que hacemos burpees, kettlebell swings, y walking push ups”, afirma.

El Crosspilates es un sistema con el que se trabaja todo el cuerpo. Mejora el equilibrio y la coordinación, y con él se disfruta de la sesión de entrenamiento gracias a la música y a la diversidad de ejercicios.

Ejercicios

Durante las clases de Crosspilates “siempre trabajamos todo el cuerpo: el core, las extremidades inferiores y las superiores”

Encontraremos ejercicios de zancada, torsión, sentadillas, abdominales, planchas y flexiones, tríceps y bíceps y muchos ejercicios de glúteos y piernas. De todos ellos, hay variantes que llevan cada músculo al límite. Además, algunos se combinan durante el ejercicio, como por ejemplo la zancada con tríceps, bíceps o elevaciones laterales. Los ejercicios de rotación ayudan a trabajar los oblicuos y son muy exigentes.

En una sesión se trabaja mucho los glúteos y piernas en general, el core, recto abdominal, transverso, lumbares, oblicuos y brazos. Incorporamos algunos ejercicios exclusivos del CrossFit para subir un poco la temperatura corporal como los swings o los burpees, entre otros.

Cómo es una clase

Las clases de Crosspilates “están limitadas a ocho personas, de esta manera conseguimos ofrecer una atención personalizada para todos y la corrección postural necesaria. Durante 55 minutos, ofrecemos un entrenamiento dinámico, divertido y global con el que tonificar cada músculo”, asegura Carles-Tolrà.

Además, se utiliza el Motr, “una máquina creada a partir de la idea de mezclar Pilates reformer con Pilates suelo. Con el Motr, conseguimos no solo trabajar con resistencias, sino trabajar la coordinación, la agilidad y, sobretodo, el equilibrio gracias a su forma cilíndrica. Los ejercicios con Motr se pueden complementar no sólo con las resistencias del mismo, sino con diferentes tipos de materiales deportivos. Todo esto nos permite conseguir  diferentes niveles de dificultad dentro de un mismo ejercicio”, añade.

Precauciones

El Crosspilates es para todos. “No evites este entrenamiento por miedo a la dificultad. Si bien el Motr en sí puede parecer complicado al principio, es todo menos eso. Todos los ejercicios se pueden adaptar y modificar para cada nivel”, aclara la instructora.

El entrenamiento te retará y te hará sudar, pero es apto para todos los niveles, sólo hay que practicar. Las resistencias combinadas con el movimiento y el equilibrio hacen que al día siguiente sientas todos los músculos trabajados.

En el caso de tener una lesión, se debe comunicar al entrenador para adaptar los ejercicios. Y, sobre todo, avisa la fisioterapeuta, “el dolor no es algo normal. Por lo tanto, si durante la clase se percibe, hay que parar y se modifica el ejercicio. Se trata de corregir la postura y hacer los ejercicios sin sentir dolor para así buscar una conexión muscular más profunda”, recomienda Miriam Carles-Tolrà.


No hay comentarios

Añade el tuyo