FITNESS

Ideado por investigadores de dos Universidades

El Entrenamiento de Imágenes Funcionales, nuevo sistema para perder peso

El Entrenamiento de Imágenes Funcionales, nuevo sistema para perder peso

(1-2-2019). Investigadores de la Universidad de Plymouth en Devon (Inglaterra) y de la Universidad de Tecnología de Queensland (Australia), han ideado un nuevo método para la pérdida de peso. Se trata del Entrenamiento de imágenes Funcionales (FIT).

Los científicos han determinado que la simple prescripción de evitar diferentes comportamientos (por ejemplo, abandonar una dieta poco saludable o dejar de fumar) es ineficaz. Opinan que cambiar los hábitos requiere motivación. A menudo, las personas no hacen lo que sus médicos o fisioterapeutas creen que es mejor para ellos. Incluso si están de acuerdo en que es una buena idea. La causa es lo difícil que les resulta mantenerse motivados y por ese motivo se ha desarrollado FIT, el Entrenamiento de Imágenes Funcionales. Es una nueva forma de apoyar el cambio de comportamiento al fortalecer la motivación.

FIT ha sido desarrollada por investigadores de la Universidad de Plymouth y la Universidad de Tecnología de Queensland. Se basa en una teoría llamada ‘Teoría de intrusión elaborada’, que explica el papel clave de las imágenes mentales en el deseo.

¿Qué es FIT?

El Entrenamiento de Imágenes Funcionales (FIT) es un enfoque único para el cambio de comportamiento que utiliza imágenes mentales para motivar el cambio. FIT enseña a las personas nuevas formas de pensar sobre su futuro inmediato. Con ellas se les ayuda a mantenerse motivadas a medida que logran cada pequeño paso hacia su meta.

Los usuarios han descrito a FIT como un “cambio de mentalidad”, donde hacían ejercicio o comían de forma saludable porque querían, en lugar de sentir que tenían que hacerlo.

¿Cómo funciona?

FIT se basa en dos décadas de investigaciones que muestran que las imágenes mentales tienen una carga emocional más fuerte que otros tipos de pensamiento.

Las imágenes mentales son lo que le dan a los antojos su dominio sobre otros pensamientos. Pero también puede ser lo que nos hace trabajar exitosamente hacia una nueva meta a pesar de los obstáculos.

FIT combina el asesoramiento centrado en la persona con ejercicios de imágenes adaptados para fortalecer la motivación. Consiste en aumentar el deseo y la autoeficacia de los comportamientos que ayudarán al individuo a alcanzar su objetivo.

Mantenerse motivado

Con este programa, se va más allá de otras intervenciones motivacionales. En él se enseña a los usuarios cómo obtener y practicar imágenes de motivación. Esto proporciona un cambio de comportamiento sostenido.

Los comportamientos cotidianos se utilizan para indicar la práctica de imágenes hasta que se convierta en un hábito cognitivo.

¿Cuándo se puede aplicar?

FIT es aplicable a una amplia gama de factores. Se ha utilizado para cambiar los hábitos alimenticios, tratar la dependencia del alcohol y aumentar la actividad física.

La duración de la intervención se puede adaptar desde una consulta breve o una sección pequeña hasta una intervención más amplia. Puede durar  unas pocas semanas para mantener la motivación. O hasta que un nuevo comportamiento se haya vuelto habitual.

Más información en https://www.plymouth.ac.uk/research/psychology/functional-imagery-training


No hay comentarios

Añade el tuyo